domingo, 25 de agosto de 2019

EL LÍDER, LOS SUYOS Y EL HOMBRE DEL TIEMPO


Viñeta: Luci Gutiérrez, elpais.com



El líder y los suyos son aquellos que lideran a un grupo o masa de individuos, conduciéndolos con una linterna oscura hacia el barranco, acantilado o abismo, y que, en el último instante -el líder y los suyos- han de evitar para no despeñarse y caer en el vacío, puesto que ellos deben seguir liderando e iluminando el camino, con la linterna oscura, hacia el nuevo futuro del barranco, acantilado o abismo, comenta alguien en el bar, resoplando por la parrafada dicha.
¿Se refiere a alguien de aquí o de allá?, pregunta la dueña del bar.
Hablo de todos estos que se creen el nuevo Mesías de los pueblos y están dispuestos a sacrificar a quien sea para imponer sus visiones y delirios, responde el desconocido.
Afortunadamente -replica la vidente del barrio-, yo me limito tan sólo a pronosticar el posible futuro amoroso y económico de las parejas, sin falsas promesas. No soy adivina ni política ni mentirosa visionaria, y les puedo asegurar que no voy por la vida con una linterna oscura, añade la vidente.
¡Vamos, como el hombre del tiempo, más o menos!, bromea el humorista.

viernes, 23 de agosto de 2019

LIBRO DE AUTOAYUDA PARA ESTRATEGAS DE IMPOSIBLES

Viñeta: Peridis
elpais.com

Llega la vidente y anuncia en el bar:
Libro inédito de autoayuda para políticos y artistas poco experimentados en el día a día de la dura vida cotidiana.
Que muchos son los que gritan y arengan a las masas, sin entender nada del día a día, ni dar pie con bola, que decía mi madre.
El libro, de pronta aparición, se titula (el título es un poco largo, es verdad, al panfletario o publicista se le ha ido la mano, pero vale la pena leerlo hasta el final), se titula, pues:
"Cómo utilizar la estrategia de la araña coja, sin que desaparezca de la vista del público (posibles clientes o votantes) la estructura de la telaraña que nunca existió (sombras chinescas o reflejos de sombras en la caverna) para cazar polillas, mosquitos y otros insectos para consumo propio".
Próximamente, de venta en bares como éste y otros tugurios de barrio (siempre que no sean bares de librerías convencionales para clientes que beben, comen, charlan, ligan, miran títulos, nombres y premios de Novela y no compran nada), anuncia la dueña del bar.
¡Este bar ya parece un tugurio de revolucionarios de otros tiempos y malhechores republicanos!, replica la cuñada del dentista.
¡No exagere, mujer, que sólo somos cuatro o cinco, pocos y mal avenidos, como en Ciudadanos o en la Post-Convergència!. contesta el humorista.



jueves, 22 de agosto de 2019

EN EL LABERINTO DE ARIADNA, SIN ARIADNA



¿OTRA VEZ...?
En vez de ampliar, reducir las fuerzas. Buena teoría para desunir y complicar aún más la salida del laberinto. ¿Habrá que ir otra vez a votar de forma clandestina, a defender las urnas y ver cómo la ilusión se transforma en golpes, miedos, angustias, para intentar fundar otra vez la República Unilateral de la Mitad de Catalunya. Y luego declarar suspendidos sus efectos en el Parlament, otra vez, por falta de estructuras y recursos necesarios para defenderla y mantenerla, a la espera alucinada de las reacciones inexistentes de la Europa Utópica y Desunida? 
¿Otra vez?, se preguntan algunos en el bar.


miércoles, 21 de agosto de 2019

DÍPTICO DEL AJO Y LA HORMIGA


CUANDO CONFUNDES LOS SUEÑOS CON LA REALIDAD, Y HAY UN EXCESO DE AJO
El problema de los videntes profesionales es cuando dejan de trabajar de una manera particular, en su consultorio, y se convierten en videntes públicos y añaden demasiado ajo a la cazuela, advierte la vidente del barrio.
¿Qué quiere decir?, pegunta la sobrina de la peluquera.
Zapatero a tus zapatos, y no metas en el ajo de la familia (partido o secta) a los clientes y vecinos que son intolerantes al ajo, explica la humorista.
Que se convoquen elecciones y sabremos a qué ajo atenernos, responde el politólogo.
No, que éstos ya no salen aunque recen a la Virgen de los Milagros del Ajo, replica la cuñada del dentista.
Es lo que decía mi madre: cada ajo con su ajo, y luego ya te apañarás con el estofado, resume la dueña del bar.



TIEMPO DE HORMIGAS
Gastos hormiga, políticas hormiga, líderes hormiga, presente y futuro de hormiga, de bajos vuelos (recordemos que las hormigas no vuelan, como las avispas, en caso de enfrentamiento con arcos y flechas, como puede verse en la viñeta). El colectivo, sin embargo, es muy trabajador, de ahí la fama laboral del hormiguero. Pero en caso de catástrofe (por mano de hombre o de la Naturaleza), las hormigas carecen de estructuras para defenderse fuera y dentro del nido fabril. Aunque algunas pican, como la "Paraponera clavata", originaria de América Central y América del Sur, que tiene una picadura más dolorosa que la de cualquier otro insecto, comenta un desconocido en el bar.
¡Caray, pues habrá que comprarse un bálsamo para aliviar la picadura!, exclama la nieta del anarquista.
¡Marchando, que sea un tubo de Fenistil (gel), y una vaso de sangría Don Simón, con hormigas a la parrilla!, replica el humorista.
¡Oiga, quien manda aquí soy yo, y no me venga con marranadas culinarias!, advierte la dueña del bar.
No pasa nada: es la ventolera insecticida de la historia. Pero, ¡atención, si alguien, si alguna familia o colonia de animales sobrevive en este planeta, ésa será la de las hormigas y otros insectos!, pronostica la vidente del barrio.

domingo, 18 de agosto de 2019

BARCELONA EN LUCHA...

Viñetas: Opisso

VECINOS DE BARCELONA EN LUCHA 

Barcelona, la jungla de asfalto, la selva del ruido y la furia callejera, comenta alguien en el bar.
Hombre, no exageremos, dice otro, hay lugares peores, con un mayor récord de asesinatos, narcoturistas, robos, estafas, suciedad...
Como dice Woody Allen, con humor judío: "Lo peor del Holocausto no es que perdiéramos a seis millones de los nuestros, sino que los récords están hechos para ser superados."
¡No compare, por favor, no sea derrotista, ¡que vivimos en la bella y soleada España!, exclama la cuñada del dentista.
Es lo que dice el último novio de mi madre, traficante de frutas y verduras, bromea la hija de la bibliotecaria.
Oye, ¿ese novio no tendrá tabaco rubio más barato?, pregunta el humorista.
Pues el alcalde en funciones, Collboni, del PSC, hablando de los 2.500 bicitaxis ilegales que hay en Barcelona, ha dicho que esto no puede ser y que Barcelona no es Bombay, indica la vidente del barrio.
Esto me recuerda una canción de Mecano, dice el politólogo.
Esto lo que es..., en fin, dejémoslo, que nos vamos a convertir en el estercolero de Europa, advierte la dueña del bar.
Si no lo somos ya..., contesta un desconocido.


SEGURIDAD / INSEGURIDAD

"Crisis de seguridad", advierte Albert Batlle, director de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, lee en el móvil la hermana del informático.
Por otro lado, "el jefe de los Mossos d'Esquadra dice que no hay ninguna crisis, el día en que se produce un nuevo homicidio", lee la sobrina de la peluquera.
"Ada Colau dice que los apuñalamientos son “hechos puntuales”, pero que preocupan”, lee el politólogo.
¡Menos mal que son puntuales y preocupan!, exclama la dueña del bar.
¿No querrán decir, en vez de "hechos puntuales", "apuñalamientos hechos con punta", es decir, robos con navaja abierta y en punta?, pregunta el humorista.
No me extrañaría, ¡es que son tan metafóricos como nuestro poeta!. exclama la cuñada del dentista.
¡Oiga, a mí no me metan, que ni con verso pincho!, replica el poeta romántico del barrio.
Eufemismos, eufemismos para enmascarar, ¡ya está bien de cuentos y poesías sobre la creciente inseguridad real, la de cada día, la que viven los ciudadanos en cada barrio, en unos más que en otros, mientras ellos, los políticos, van y viven protegidos!, exclama la vidente.

ZOO DE VECINOS EN BARCELONA

Reserva de nativos en Ciutat Vella para disfrute de turistas, a pie o motorizados.
Entrada gratuita al zoo de vecinos.

jueves, 15 de agosto de 2019

INFORMES, CONTRAINFORMES, CINTAS DE VÍDEO Y LA VENUS DE LOS TRAPOS

Imagen: Pistoletto, "La Venus de los trapos"


Es recomendable leerlo: una mitad de los lectores estarán en desacuerdo con el informe contra el "procés", y la otra mitad estarán de acuerdo. Una de cal y otra de arena, como ocurre siempre en esas historias e informes, comenta la vidente.
Y a seguir "conllevando" el problema catalán, como decía Ortega y Gasset, con desánimo fatalista, propio de quienes quieren seguir rezando a la Sagrada Unidad, que nunca ha existido, a imagen y semejanza de la Unidad de la Santísima Trinidad, en la que puedes creer, pero no tocar, apunta el politólogo del barrio.
¡Hay cosas que no se pueden tocar, como los milagros, y punto!, advierte la cuñada del dentista.
Exacto, igual que las tarifas, la bajada de bandera del taxi, ratifica la vecina taxista.
Todo consiste en izar y arriar bandera, sostiene al poeta romántico.
¡Por un mundo sin banderas, que son trapos de colores!, protesta la nieta del anarquista.
Muy bien, siempre que unos trapos no sean para quitar el polvo de joyas y vajillas, y los otros para fregar el suelo, contesta la sobrina de la peluquera.
Resumiendo: no es lo mismo "La Venus de los trapos", del artista Pistoletto, que los trapos de cocina de la criada, añade el periodista en paro.
Un poco más, y ya tenemos otro monólogo de Hamlet sobre banderas y trapos, replica el humorista.
Así va el mundo, Raimundo, responde la hija de la bibliotecaria, que hoy no habla del novio de su madre.
Raimundo Lulio, Ramon Llull, mallorquín que escribía en latín y en catalán, lee en el móvil la hermana del informático.
¡Marchando, una de calamares a la vaticana, digo, a la romana,, bien rebozados, y copa de cava!, anuncia la dueña del bar.

martes, 13 de agosto de 2019

DILEMA EN URGENCIAS


Viñeta: Manel Fontdevila, www.ara.cat

Dilema en Urgencias, para los meses de Septiembre-Octubre, entre los estrategas sanitarios especialistas en intervenciones unilaterales, operando , si es necesario, de cabeza contra el muro: si hay que abrir, se abre, aunque no haya equipo quirúrgico ni anestesia suficientes, comenta el politólogo del barrio.
Y luego están los otros estrategas, los partidarios de intervenciones menos unilaterales y más acordes con el principio de realidad quirúrgica y el material sanitario disponible en Urgencias, añade la vidente, siguiendo el hilo quirúrgico del politólogo.
¿Esto es una metáfora, o qué?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Por el hilo se saca el ovillo, dice el periodista en paro.
Y del ovillo sacamos el hilo para hacer madejas y confeccionar jerséis de lana para los pobres de la calle o para los malos y pecadores de la cárcel, replica la cuñada del dentista, con rotundidad.
¡Menos mal que en el taxi los inviernos ya no son tan crudos como antes!, exclama la vecina taxista.
Para crudo, el novio de mi madre, un caradura pegajoso como el petróleo de alguna playa, bromea la hija de la bibliotecaria.
¡Qué tiempos aquellos, en que de niño podías bañarte en la playa libre de la Barceloneta, con basuras de los chiringuitos y con vendas y vendajes del Hospital del Mar, con preservativos, ratas muertas y lenguas de petróleo surcando las olas, bajo la atenta mirada de las familias unidas y de aquellos hombres tatuados, cojos, mancos y otros mutilados por la guerra civil!, poetiza el poeta romántico del barrio.
¡Oiga, que me deprime, no tiene otros temas para cantar!, advierte la nieta del anarquista.
Al pan, pan, y al vino, vino, sentencia el humorista.
¡Marchando, pollo a la plancha y vino de la casa!, anuncia la dueña del bar.
Entonces, ¿quién ser aquí el dentista que abrir cabeza sin anestesia?, pregunta una turista suiza.
¿Cómo dice?, pregunta la hermana del informático, saltando de la silla.




lunes, 12 de agosto de 2019

LA UNIÓN HACE LA FUERZA (LA UNIÓN QUE SEA, LA FUERZA QUE SEA)

Viñeta: Malagón

Que pacten con quien quieran, pero nunca jamás con el demonio independentista, que intentó separarse del cielo, el muy sedicioso, comenta alguien en el bar.
Si no llega a ser por la espada del Arcángel San Miguel y la Milicia Celestial, hoy tendríamos el cielo roto por Satanás, añade la hermana del informático, irónica.
Como decía Calvo Sotelo: "«Entre una España roja y una España rota, prefiero la primera, que sería una fase pasajera, mientras que la segunda seguiría rota a perpetuidad», cita la cuñada del dentista.
¿Pero la Plaza Calvo Sotelo aún existe en Barcelona?, pregunta un desconocido.
No, ahora se llama Plaça Francesc Macià, corrige el politólogo del barrio.
Macià y Companys, ¡vaya par de piezas!, exclama otro desconocido.
Republicanos y de Esquerra hasta la muerte, cosa que otros no pueden decir, por mucho que alardeen de republicanismo o independentismo, apunta la nieta del anarquista.
¿Companys también "falleció por fusilamiento", como dicen los del Parlamento andaluz derechista que falleció Blas Infante?, pregunta el humorista del barrio.
Así es, si así os parece, aunque sea una definición grotesca, confirma la vidente.
Entonces, y resumiendo, ¿la prefieren antes fascistoide que rota?, pregunta la sobrina de la peluquera.
A la historia me remito, contesta el periodista en paro.
Es lo que defiende el último novio ultra de mi madre: "¡Antes cualquier cosa, o pacto, que rota!, apunta la hija de la bibliotecaria.
¡Bien por tu madre, por una vez! ¡Y a los otros les digo que hay preguntas que ofenden!, exclama la cuñada del dentista.
Diga que sí, como las preguntas de algunos turistas pidiendo una guía de la Barcelona del narcoturismo, tan en boga hoy, con enlaces por todas las esquinas, protesta la vecina taxista.
¡Marchando, olla de grillos a la española y crema catalana!, ordena la dueña del bar.


viernes, 9 de agosto de 2019

LA MODA DE LA VIOLENCIA



Parece increíble que, después de tantos años de transición y democracia y supuesta voluntad pacifista, aparezca ahora la moda de la violencia, de acosar, pegar y, si se tercia, matar, comenta alguien en el bar.
Sí, transición, democracia y algo más: el terrible prestigio de la violencia y el odio en nuestra sociedad: en demasiadas películas y en tantas malas novelas, en las carreteras, en las calles, en las escuelas, en las familias, entre vecinos y comunidades, en fin, en todas partes, comenta el politólogo del barrio.
El terrible prestigio de la agresión, de la violencia verbal en los medios y en los partidos políticos, dice la vidente.
La moda y el consumo de la violencia, el nuevo terror de esta sociedad, añade la sobrina de la peluquera.
¿Algunos grupos nacionales e internacionales sacan beneficios económicos de todo esto, del negocio de la sangre derramada y la muerte?, pregunta la nieta del anarquista, irónica.
Siempre hay alguien detrás que hace negocios con todo, indica el humorista.
Maneras de ser y tendencias destructivas convertidas en objetos deseables de consumo, que son ideados, producidos y distribuidos mediante una publicidad inteligente, agresiva y sofisticada que los pone de moda, aunque sean puro veneno de consumo, explica el periodista en paro.
¡Y no quieren que los periodistas investiguen!, exclama la dueña del bar.



UN POCO DE MEMORIA Y MUCHAS DESAPARICIONES


Barcelona desaloja los jardines de Sant Pau, donde dormían migrantes sin papeles y menores no acompañados | Público

"Els Jardinetes de Sant Pau": Lo que antes era el Barriochino profundo, entre la calle de San Pablo y la calle de las Tàpies. En  la calle San Pablo estaba el Cine Diana, y en la otra calle, en las Tapias (como decíamos de niños, callejeando arriba y abajo e investigando en lo obscuro), era donde estaba el local Barcelona de Noche. Más tarde, ambos locales fueron lugar de encuentro de intelectuales y "pijos" en busca del sabor popular y exótico, en fin...), la famosa, la monstruosa -casi película de terror para la mirada de los niños más pequeños del barrio-, prostitución barata, callejera. 
"Mujeres de la vida", decían nuestras madres. Mujeres en decadencia, mayores, borrachas, enfermas, que ya no las querían en los bares y las expulsaban de los prostíbulos de la calle Robadors, muchas de ellas vecinas del barrio, o que venían del otro lado del Paralelo, de la llamada "Tierra negra" (en alusión a las viejas carboneras del puerto), detrás de las Tres Chimeneas, cuando algunos aún no sabíamos que los mayores, los hombres, llamaban "pajlleras" a aquellas mujeres.
Aunque yo era, por nacimiento, de la calle Escudellers y de la Plaça Reial (Escudillers y Plaza Real, durante el franquismo), tenía unos amigos que vivían en el corazón del Barriochino, en la calle San Martín y en la calle San Jerónimo (cuántos nombres de santos para la Barcelona más pecadora, dirán los de otras parroquias), y cuya amistad conservo. Todos cruzábamos a diario la frontera de las Ramblas, de un lado a otro, de un barrio a otro, el mundo de Ciutat Vella, mañana y tarde, cuando no había escuela, o aunque la hubiera. 
Éramos imparables en busca de aventuras secretas, futbolines, plazoletas y cines, lejos de las familias, aunque tarde o temprano nos descubrían saliendo de un cine o jugando al futbolín en el Bar Tequila, de la calle Escudillers, o en las Atracciones Apolo, del Paralelo.
Todo esto y otras cosas ocurrían en estos viejos barrios, cuando aún no fumábamos tabaco rubio y no estábamos enamorados..., aunque ya no faltaba mucho para que la realidad se complicara por las noches y nos fuéramos distanciando de unas calles para ir a otras, más juveniles y de moda. Más o menos, como ahora, salvando las distancias, las comodidades y los peligros que, a pesar de todo, nosotros no conocimos.
Fotografías: Joan Ferrer (Atracciones Apolo, 1975) y Oriol Maspons (Calle Escudellers). 
La otra, la de las Tres Chimeneias, es de un fotógrafo cuyo nombre no he podido localizar.

martes, 6 de agosto de 2019

OTRO HORROR



Debe ser un horror escuchar, a escondidas, cómo algunos de tus amigos o familiares más próximos hablan mal de ti, tan mal, que te dejan hecho un asco, una basura. Por no hablar de los simples conocidos o vecinos. Pues bien, imaginemos por un momento lo que, ahora mismo, estarán hablando de nosotros, ciudadanos comunes, esos políticos de cualquier signo, esos banqueros, empresarios, religiosos, militares y otros grupos de poder, de cualquier clase. Es decir, todos aquellos en quienes hemos delegado nuestro destino, y que nos necesitan para cumplir con sus funciones, para seguir ejecutando sus planes, que casi nunca coinciden con los nuestros, sino todo lo contrario. Así que, como decía, debe ser un horror escuchar lo que estarán diciendo ahora mismo para utilizarnos y embaucarnos mejor, comenta alguien en el bar.
¡Es usted un anarquista!, exclama la cuñada del dentista,
No, señora, gracias. Esos anarquistas que se llenan la boca con tanta lucha universal y cantos internacionales, nunca ven, o no quieren ver, las injusticias que tienen delante de su propia nariz, en su propia tierra, y viven la mar de cómodos y satisfechos intentando resolver los problemas universales, cuanto más lejos, mejor, contesta el desconocido.
No era así mi abuelo, ni mucho menos. Era revolucionario y contrario a la violencia, y por eso mismo perseguido por unos y otros, por los enemigos de allá y de aquí y por algunos conocidos y supuestos amigos, advierte la nieta del anarquista.
Un tío mío, hermano de mi madre, era desertor, quería vivir. Denunciado por un vecino amigo de la familia, fue detenido y encarcelado, explica la sobrina de la peluquera.
Mi padre sobrevivió en el monte, como un conejo de madriguera, al lado de otros conejos, como decían los fascistas, comunistas y anarquistas de aquel tiempo, burlándose y riéndose mientras jugaban a la ruleta rusa entre ellos y con los demás, paseándolos, explica la vidente del barrio.
Malos, muy malos tiempos, señala el politólogo.
Malos tiempos siempre para los mismos, añade el periodista en paro..
Estoy harta de tanto veraneo y violencia, de tantos discursos y manipulaciones, tengo ganas de cerrar el bar e irme de esta ciudad, a un lugar desconocido, apunta la dueña del bar.
Todo es inútil. En la cima de la montaña, habrá una, dos, cien, quinientas banderas que la expulsarán y la arrojarán al abismo, resume el humorista.


domingo, 4 de agosto de 2019

CON DESCONFIANZA, TUERZA A LA DERECHA O A LA IZQUIERDA, NO IMPORTA, QUE EL INFIERNO NO SE MUEVE DE SITIO



La desconfianza y la falta de empatía (que antes llamábamos simpatía), conducen a un callejón sin salida, a un cul-de-sac, como decimos en catalán, y como se titula aquella magnífica película de Polanski, comenta el politólogo del barrio.
Aplicable a todo: política, trabajo, familia, tertulianos, periodistas, humoristas, amigos, conocidos, poetas y la maldita sociedad en general, añade con sarcasmo la nieta del anarquista.
¿Confianza, simpatía? ¡Ni falta que nos hace!, replican el humorista y el poeta, al unísono, solidarios.
El problema es que vemos la paja de la desconfianza y la antipatía en el ojo ajeno, y no la viga antipática en el propio, como hace el novio 101 de mi madre, explica riendo la hija de la bibliotecaria.
La hermana del informático lee en el móvil: “¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42).
¡Bíblicos estamos!, exclama la sobrina de la peluquera.
¡NI blasfemia ni desacato, que por aquí no paso!, advierte la cuñada del dentista.
¡Así se habla, con un par!, afirma la vecina taxista.
Mejor la sátira que arrear mamporros por la calle, contesta la vidente del barrio.
Ya lo decía mi tío Jacinto, evoca la dueña del bar.


sábado, 3 de agosto de 2019

EL PACTO Y LA REALIDAD DE LOS NACIONALISMOS, LOS GALLOS Y LAS GALLINAS



¿Cómo es posible que en Madrid gobiernen el PP, Ciudadanos y Vox (el nacionalismo español en pacto y acción), tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad, y que en Barcelona sea todo lo contrario?, se preguntan en el bar.
¿Cómo interpretarlo de una manera objetiva, sin fanatismos?, pregunta el politólogo del barrio.
Cosas de nacionalismos de diferente signo, ¿no?, apunta un turista coreano.
Nada, nada, España es y será una, grande y turística, a Dios gracias, con las huestes del PP, VOX y Ciudadanos tocando el tambor, replica la cuñada del dentista.
Como recordaba mi abuelo y decía el escritor anarquista Rafael Barrett, cuando compras unas cuantas gallinas y un gallo, te conviertes en propietario y empiezan los problemas con el vecino de al lado, que no tiene gallo o tiene uno que es menos gallo. Entonces es cuando llegan las peleas de gallos y vecinos por los huevos que ponen las gallinas, y comienza la guerra entre los territorios, las patrias, los nacionalismos y los gallineros, explica la nieta del anarquista.
La cuestión es saber quién manda en el gallinero y si lo puedes defender, indica la vecina taxista.
El mundo es un gallinero, ya lo decía Diógenes desde la cátedra de su barril, apunta la vidente.
No pidas imposibles ni peras al olmo, contesta el humorista.
He ahí el problema, advierte la vidente.
Pues eso..., ¡marchando, una de revoltijo y vino tinto!, grita la dueña del bar.

miércoles, 31 de julio de 2019

ACABA JULIO DEL 2019 CON TORTILLA ESPAÑOLA Y CAVA CATALÁN



¿Dicen que un ex del Ministerio de Justicia irá a barajar las cartas a un Casino? Asombroso, comentan en el bar. 
Como la mayoría de ex..., apunta la sobrina de la peluquera.
¿Quién se ha divorciado?, pregunta la hermana del informático.
No juguemos con las cosas serias, que hablamos de política, advierte el politólogo del barrio.
Así se habla, con conocimiento de causa, apunta el periodista en paro.
Es que ustedes no valoran la experiencia política, ese saber acumulado, que luego, una vez liberados los profesionales del cargo oficial, puede ser aplicado con provecho a todos los sectores profesionales. Si no, pregunten a ex-socialistas y a algún ex-comunista, ¡que no todos los ex-recolocados son del PP, por favor!, replica la cuñada del dentista.
Bien dicho, que aquí todos van de izquierdas, de progres universales-españolistas o de separatistas y republicanos, y no son más que conservadores de ideas fijas y falsos españoles, como diría doña Cayetana, añade la vecina taxista.
¿Se refiere acaso a la nisaga variopinta de los Álvarez de Toledo?, pregunta el tertuliano del barrio.
¿Variopinta?, no sabía que, además de escritores anarquistas (como el olvidado y gran escritor Rafael Barret Alvarez de Toledo), hubiera también algún pintor o pintora, comenta el politólogo.
¡Cómo está el patio, Eustaquio!, rima el humorista.
¡Pues sucio y hecho un lío, con tanto vecino irresponsable!, exclama la vidente del barrio.
¿No será que, de tanto reflexionar, uno se vuelve indolente y ya no se cuida del patio de su casa, como hacía el penúltimo novio de mi madre?, reflexiona bromeando la hija de la bibliotecaria.
¡Caray, hija, con tu madre, es que no para!, exclama el poeta romántico del barrio.
¡Que más quisiera usted!, replica la nieta del anarquista.
¡Oye, niña, sin faltar, que mis poemas ya peinan canas!, responde el poeta.
¡Marchando, empanada gallega, tortilla de patata y cebolla, butifarra de huevo y botella de Cava!, anuncia la dueña del bar.
¡Vaya menú explosivo (lo digo por el cava, no confundamos)!, exclama y salta del taburete el humorista.


martes, 30 de julio de 2019

EL VOCERÍO DE LA MEDIOCRIDAD



El problema no es la mediocridad, la mediocridad en sí, la "dorada mediocridad" de la que hablaba Horacio, sino el vocerío, los gritos, alaridos, alborotos, follones, jaleos, abucheos, chillidos, aullidos, bulla, confusión y escándalo de la mediocridad, que utilizan, por ejemplo, los políticos, tertulianos, medios de comunicación y otro grupos y gentes para ir viviendo del cuento (sueldos asegurados, casas protegidas en todos los sentidos, ¿a ellos les roban por la calle?, ¿les ocupan el piso para traficar?, ¿hacen cola en el hospital?, y otros privilegios), y dando malvivir y obligaciones a los otros, comentan en el bar.
El problema es el vocerío, el ruido que hacen y la furia del vacío que representan, añade la vidente del barrio.


lunes, 29 de julio de 2019

DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN A LAS BUTIFARRAS



¿Por qué algunos medios ignoran y otros atacan las investigaciones que lleva a cabo el diario "Público.es" sobre los atentados de Barcelona?, se preguntan en el bar.
¿Será sólo por rivalidad y pura competencia?, responde el politólogo con otra pregunta, sarcástico.
¿No será por amor a la verdad periodística?, apunta un turista coreano, que aún navega por el barrio.
¿O servidumbre a los poderes del Estado?, indica la vidente.
Cuidado, con el Estado hemos topado, rima el poeta romántico del barrio.
Sea lo que fuere, a investigar más, caiga quien caiga, advierte la sobrina de la peluquera.
Pero siempre dentro de la Constitución, que ustedes, en cuanto una se descuida, salen por peteneras y "Fuet de Vic", o sea, con el salchichón catalanista, advierte la cuñada del dentista.
Como un cliente que llevé ayer en el taxi, que no sabía dónde poner un "fuet" o salchichón de dos metros con la bandera estelada, añade el taxista del barrio.
Butifarra a la brasa no es lo mismo que "fer botifarra", explica el humorista dando un salto del taburete.
Es lo que decía mi abuelo, dice la nieta del anarquista.
¡Mejor hacerla con "rovellons" o robellones!, exclama la dueña del bar.


sábado, 27 de julio de 2019

PRONÓSTICO DEL TIEMPO, CON EL POLITÓLOGO, LA VIDENTE, EL HUMORISTA, LA NIETA DEL ANARQUISTA, EL POETA ROMÁNTICO, LA CUÑADA DEL DENTISTA, LA DUEÑA DEL BAR Y EL ARCIPRESTE DE HITA

Viñeta: Peridis (elpais.com)


Pues anda que en septiembre (11, la Diada pacífica) y octubre (1, la otra Diada, la movida), más la sentencia que caiga del cielo del tribunal..., aumentará la temperatura y el bochorno, comenta el politólogo del barrio.
El bochorno climático y el otro, aunque éste será de humedad variable según las circunstancias y las ideas fijas de cada uno, pronostica la vidente.
Mientras no me bajen la persiana..., advierte la dueña del bar.
Los poetas y usted siempre pensando en el yo lírico, apunta el humorista.
¡Oiga, caballero, no se pase de listo!, que la gente cuando se aburre se mete con los poetas, replica el poeta romántico del barrio.
Como repetía mi abuelo: Entre políticos frustrados y poetas resucitados anda el mundo levantándose, cayendo, levantándose, cayendo, comenta la nieta del anarquista.
Esto me suena a clásico, ¿no será del Arciprestre de Hita?, dice la cuñada del dentista.
Déjese de arciprestes y pastoras y no me toquen el bar en la Diada, que es el día que más lleno tengo, contesta la dueña del bar.


viernes, 26 de julio de 2019

EL CONGRESO SE DIVIERTE CON LA BANDA, UNAMUNO Y LA CARA DE MANZANAS AGRIAS DE ALGUNOS

Viñetas: Summers y Gila


Apuntar no significa apuntalar, sobre todo si mientes y dices que los otros te "exigen algo" cuando en realidad te "proponen algo", comenta alguien en el bar.
A no ser que ya te vaya bien el mal rollo que vas creando para que no haya ningún acuerdo posible, pronostica la vidente del barrio.
¿Se refieren al Brexit, a los Picapiedra o a san Pedro y san Pablo?, pregunta el humorista.
¡Tanto monta, monta tanto, una Estrella con berberechos como unos berberechos con cerveza!, exclama dueña del bar.
El congreso se divierte con la banda de "Mírame y no me toques", acosada por los puritanos de Eliot Ness y sus Intocables, Unamuno de VOX, y la cara de "pomes agres" (en catalán, cara de manzanas agrias, cara de mala leche ) de algunos presentes muy esquinados a la derecha del abismo, haciendo muecas interminables a la Cámara, no de Representantes, sino de Televisión, comenta el politólogo del barrio, muy inspirado hoy en la barra del bar, con dos carajillos de ron.



jueves, 25 de julio de 2019

ES MÁS FÁCIL ENCONTRAR ROSAS EN EL MAR

Viñeta: Peridis (elpais.com)


Es más fácil encontrar rosas en el mar (recordemos la canción de Luis Eduardo Aute y Massiel), que pactos y acuerdos de verdad en la democracia, advierte el politólogo del barrio.
Más que rosas, ¿no serán cadáveres?, apuntan el periodista en paro y la hermana del informático.
¿Mariposeando con la democracia?, pregunta la sobrina de la peluquera.
¿Quién, el último novio fundamentalista de mi madre?, bromea la hija de la bibliotecaria.
¿Queréis decir que los candidatos, unos y otros, están mariposeando?, pregunta la nieta del anarquista.
Mariposeando por la derecha (PP, Ciudadanos, VOX, ¡y gol!), mariposeando por la izquierda (PSOE, Unidas Podemos, en fuera de juego), mariposeando por el centro y mariposeando en Catalunya (Esquerra Republicana, Junts per Catalunya, chutando a la luna), retransmite el humorista.
Las mariposas vienen de las orugas, por metamorfosis, y hoy me ha picado una al pasar por debajo de un pino, explica el poeta romántico del barrio.
Usted siempre a lo suyo, entre poesías, idilios y picaduras de la Naturaleza, ironiza la cuñada del dentista.
¡Marchando, cerveza y una de calamares metamorfoseados a la romana!, exclama la dueña del bar.
La vidente reclama silencio y un poco de atención, consulta un diccionario en el móvil y nos ilustra:
"Mariposear.
De mariposa, por alusión a la veleidad de este insecto.
1. intr. En materia de amores, variar con frecuencia.
2. intr. Andar o vagar insistentemente alrededor de alguien, procurando el trato o la conversación con él.
3. intr. Andar o vagar de un lugar a otro cambiando de objeto de interés o sin propósito establecido."

Real Academia Española © Todos los derechos reservados
















Fotografïa: Nabokov, cazando mariposas
¿Qué hacen los buenos escritores cuando no están escribiendo o leyendo? - Makía

jueves, 18 de julio de 2019

¡MARCHANDO, UNA DE RABO DE TORO!


"Con tanto baile de corrales, ganaderías y carteles, nos quieren hacer creer que lo que es una espantá en toda regla, es movimiento gracioso, táctico e ingenioso, de mentes preclaras que entienden el significado de los tiempos donde el resto de mortales sólo encontramos confusión.
El miedo es tan humano como contagioso. Cuando uno está hasta las trancas, tiene todo el derecho de no vestirse de torero, pero no nos confundan.
Sólo hay una 'Teoría de la espantá', y esa la desarrolló Rafael 'El Gallo' que dejó escrito: «Cuando no se puede con el toro, hay que dar la "espantá", leen en el bar un artículo de José Antonio Trujillo (Teoría de la 'espantá' | Diario Sur ).
¿Será VOX el toro que provoca el disimulo y la espantá de los toreros de Ciudadanos?, pregunta la vidente del barrio.
¿Por eso en Catalunya han prohibido los toros?, pregunta un turista coreano.
¡Marchando, vino tinto y una de rabo de toro, digo, de buey!, exclama la dueña del bar.


lunes, 8 de julio de 2019

DEL CIRCO POLÍTICO AL ESTORBO


EL CIRCO DE LA POLÍTICA

Y aquí, a la greña: los socialistas de Iceta y los postconvergentes de Torra y Puigdemont bailando el último tango o sardana en el circo, bromea alguien en el bar.
Tomarse la política en serio, hoy en día, es lo más absurdo que te puede caer encima, comenta el politólogo del barrio.
¡Y encima te pueden llevar a la cárcel por tomarte el circo demasiado en serio!, añade el periodista en paro.
¡Y luego pactar con los mismos otro día, con los mismos que te encerraron!, exclama la dueña del bar.
¡Nosotros nunca pactaremos con golpistas y ventajistas!, exclama la cuñada del dentista.
Con dignidad y en taxi amarillo rayado en negro, indica la vecina taxista.
La épica del poder y el absurdo, y todos a la greña, replica la vidente del barrio.
¿Y los ciudadanos?, pregunta la sobrina de la peluquera.
¿Cómo dices?, repregunta el humorista, asombrado.


UN CIUDADANO, UN ESTORBO...

Podríamos añadir que un ciudadano es, además de un estorbo entre dos automóviles, un estorbo para las bicicletas, un obstáculo para los patinetes eléctricos, una molestia para las tablas de skate, un estorbo para los turistas y, sobre todo, un gran estorbo para los políticos. En suma, un ciudadano es un estorbo, no un voto (a no ser que sea un voto sin estorbo).









Viñeta: El Roto (elpais.com)



domingo, 7 de julio de 2019

EL COMUNISMO CATALÁN, HIPOTECADO, A SUBASTA



Iniciativa per Catalunya, antes PSUC, hoy en liquidación. El comunismo catalán, a subasta.
¿Qué diría Joan Comorera (fundador del PSUC a comienzos del 1936), que murió en las cárceles franquistas?
Joan Comorera era leninista-stalinista y catalanista, que estaba a favor de la autodeterminación de Catalunya, Euskadi y Galicia (siguiendo las tesis a favor de la autodeterminación de los pueblos de Lenin, Stalin y de los fundadores del PCE, José Díaz y Dolores Ibárruri, la "Pasionaria").
Defendían, por entonces, que una vez conseguida la autodeterminación podrían federarse, de manera libre y voluntaria, en una República socialista de pueblos hispánicos, a la manera de la federación de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), aunque tal unión voluntaria y federativa, entre iguales, resultó ser más tarde, como todo el mundo sabe, más ficticia y dictatorial que real.
De vez en cuando, es bueno hacer algo de memoria, en estos tiempos de fraude político y manipulación histórica, comenta alguien en el bar.


lunes, 24 de junio de 2019

LECTURA DE POESIA A LA LLIBRERIA CANPROSA



Me encuentro en el bar con la sobrina de la peluquera y me entrega una nota escrita por su hermano, ex-cantante de rap y acordeonista en bodas, bautizos y comuniones, además de poeta, y me pide si la puedo publicar en el blog. Por supuesto que sí, le digo. Ahí va:


LECTURA DE POESIA A LA LLIBRERIA CANPROSA

Ho escric en tercera persona i en català de carrer perquè em surt així i em dóna la gana. 
Diu que va assistir a una lectura de poesia. A una d'aquelles lectures interminables, que mai no s'acaben i que ara es fan a les llibreries dites postmodernes, o una collonada semblant, que són cada vegada més petites, però amb servei de bar imprescindible, sovint més que els llibres, tal com va tot, de merder en merder, hòstia va hòstia ve, política, poesia, art, diaris, teles, cançonetes, tot és un gran esplai, no hi sobra ningú, hi cap tothom, fins i tot les porres de futbol, de motos i les altres, hòstia va hòstia ve, de merder en merder a cal fuster, on no hi ha novetat.  
Espais amb cadires incòmodes, que se't claven a les costelles i et foraden el cul, d'aquelles que abans les famílies llogaven a la Rambla per distreure's una estona veient passar la gent (i ara en fugim, corre, que venen en grup seixanta turistes més).
En resum, un d'aquests caus de lletres sense finestres, on sempre hi ha algú, en cloure la lectura, que demana més material als poetes, que en llegeixin un altre, un poema més, si us plau, m'agraden tant, un altre, un altre..., una altra putada de poema.
Això, naturalment, embolica la cosa i la troca, i més, oh dissort, si, com succeí en l'esmentada lectura, els poetes eren 29, i cadascú llegia un màxim de 10 poemes. És a dir, 290 poemes, més 29 per l'afegitó de la demanda pública, fan un total de 319 poemes (i no tots eren curts o de mitja pàgina, que n'hi ha que els trien llargs, d'un parell o tres de pàgines, per llegir més estona, barruts de poetes!).
I després, oh, Muses, per favor, tenim el suplici dels precs i preguntes, torn obert de paraula, allò que abans se'n deia un col·loqui i ara és una collonada.
Per això, el nostre amic, esgotat, estabornit de tanta llarga i infinita poesia, s'aixecà d'un bot al mig de la resposta d'un dels 29 poetes, tot revoltat, i va exclamar en vers (atenció, parem-hi esment, hem dit exclamar, la qual cosa no vol dir pas recitar ni declamar):

¡¡¡Collons,
no és qui més parla d'amor,
ni tanta estona,
qui més estima
la Pepona!!!

Dit això, sortí a correcuita de la llibreria, entre xiulets i esbroncada general del personal poètic, que encara deu romandre allà, escoltant un altre poema més dels 29 poetes resistents, ex-revoltats o imparables, com deien fa un temps alguns antòlegs i periodistes culturals que ara no piulen o no refilen tant, o fan la viu-viu com poden, cada dia més pobres els pobres, que, tot i les noves tecnologies, cal menjar encara i ni pensió mínima tindran els pobres poetes.