sábado, 23 de marzo de 2019

DE UN LAZO A OTRO, DE UNA PANCARTA A OTRA, Y TIRO PORQUE ME TOCA, COMO EN EL JUEGO DE LA OCA

Viñetas: Ferreres, www.aracat


Carlos Carrizosa, de Ciudadanos, acudió a la Plaça Sant Jaume al comprobar que en el balcón de la Generalitat ya no figuraba lazo ni pancarta alguna. Con el balcón o balconada limpia, se felicitó ante las cámaras por la hazaña lograda por la denuncia de Ciudadanos presentada a la Junta Electoral Central, explica en el bar la sobrina de la peluquera.
Sin embargo, oh, sorpresa, al cabo de tres horas, como por arte de magia, apareció otra pancarta en el ya famoso balcón. Esta vez sobre la "libertad de opinión y de expresión", añade la vidente del barrio.
Ahora sin lazos, pero desmontando en parte la autofelicitación de Carrizosa a su propio partido, Ciudadanos, que habían celebrado ya ante las cámaras de TV la labor llevada a cabo por ellos para mantener limpios balcones, ventanas y paredes públicas, explica en el bar el humorista del barrio.
¡Con este Torra de los mil demonios nos van a marear todas las perdices del campo y este verano no podremos cazar ni una para la cazuela!, se queja la cuñada del dentista.
Habrá que comprarla congelada, sugiere la dueña del bar.





Peridis, elpais.com

viernes, 22 de marzo de 2019

EL REGRESO DEL ZORRO, EL COYOTE Y EL PUMA



I
El lazo amarillo de vacaciones oficiales hasta pasadas las elecciones, comentan en el bar.
El lazo amarillo, ¿no es una perdiz mareada a tiro de cualquier cazador?, pregunta la dueña del bar.
El problema es navegar sin rumbo, sin norte, ahora también sin el PNB o PNV, añade la sobrina de la peluquera.
Cuidado, no hay nada peor que un barco a la deriva, que va dando bandazos de un lado a otro, replica el humorista.

II
La pancarta de nunca acabar, dice uno del bar.
El cuento de nunca acabar, replica la cuñada del dentista.
Mientas haya presos políticos, habrá lazos y pancartas. Aunque ahora los saquen, volverán, contesta la sobrina de la peluquera.
El regreso del Coyote, el Puma y el Zorro, tebeos de otra época, recuerda la vidente del barrio.
La leyenda del Zorro, una buena película, apunta la dueña del bar.
¿No estaremos viviendo en otra época, y no nos hemos enterado?, pregunta el humorista.
La máquina del tiempo, otra novela, otra película que siempre vuelve, indica la nieta del anarquista.
"Volver...", el tango genial de Carlos Gardel, recuerda la dueña del bar.















jueves, 21 de marzo de 2019

LA MALA EDUCACIÓN DESTRUCTIVA



La mala educación y las frases ofensivas crecen y se multiplican en los Parlamentos, en las tertulias, en los medios, en las calles, en lugar de la palabra y el razonamiento, comenta el politólogo del barrio.
Es más fácil y rentable para algunos el conflicto, el fanatismo destructivo, la dictadura violenta de las ideas sobre la democracia, añade el periodista en paro.
¡Vivan las cadenas para contestatarios, comunistas y los masones de Verdi!, exclama la cuñada del dentista.
¿Que no le gusta la ópera?, bromea la sobrina de la peluquera.
Gritar, imponer, no es hablar e intentar entender al otro, dialogando, apunta la nieta del anarquista.
Demasiado lejos quedan los diálogos de Sócrates, Platón y sus amigos, advierte el poeta romántico del barrio.
No sean ilusos, el hombre ha sido hecho para destruir, primero, a los débiles, y después a todos los demás, incluidos animales, minerales y plantas, con el mar como gran cementerio, replica la vidente del barrio.
¡Marchando, cerveza y futuro quemado, digo, sardinas a la brasa!, exclama la dueña del bar.


jueves, 14 de marzo de 2019

"PROPUESTA PARA CUMPLIR CON EL MANDATO DE LA JUNTA ELECTORAL SOBRE EL LAZO AMARILLO", PROPONE ALGUIEN EN EL BAR


Señoras y señores, no más conflictos ni malentendidos sobre lazos y colores. Ahí va la siguiente propuesta, dice la vidente del barrio en el bar:
"Por la mañana, podrían poner el lazo amarillo y la pancarta sobre los presos políticos en los balcones de la Generalitat y Ayuntamientos.
Por la tarde, deberían sacar el lazo y la pancarta de los balcones, hasta la mañana del día siguiente.
Y así sucesivamente: poner y sacar, sacar y poner, de este modo quedarían representados tanto los partidarios como los detractores de dicho lazo, a lo largo de todos los días de la campaña electoral, incluidos el día de reflexión y el día de la votación.
Una vez finalizadas las elecciones, podría ya volverse a la normalidad. Es decir, que cada uno pusiera el lazo que quisiera en el balcón, dependiendo del color de quien gobernara, añade la vidente del barrio.
Aplausos, abucheos, silbidos, pitos y flautas, como siempre ocurre en el bar cuando alguien propone algo, murmura la dueña del bar.
¡Barça, 5-Lyon, 1!, exclama el humorista.



martes, 12 de marzo de 2019

HAY PROHIBICIONES QUE PINTAN SIN QUERER

La Junta Electoral exige a Torra que retire los lazos amarillos en 48 horas
Esta exigencia de la Junta Electoral, ajustada a ley, viene de nuevo en ayuda de la multiplicación milagrosa de los panes y los peces amarillos, digo de los lazos, comenta la vidente en el bar.
Aunque ahora se saquen provisionalmente de las instituciones oficiales, eso mismo aumentará la categoría del lazo amarillo, por su obligada ausencia, por su prohibición legal, la cual sin duda se hará notar en el resplandor amarillo del voto, explica el politólogo.
¡Nada de amarillo, excepto los oficiales con franjas rojas!, exclama la cuñada del dentista.
Y el de los taxis de Barcelona, ¿qué? ¿Habrá que pintarlos de negro? ¡Oigan, que ya tengo muchos gastos!, se queja la vecina taxista
Una ayuda imprevista: la prohibición se viste de color blanco neutro y baila un rock amarillo con el independentismo. No es la primera ni será la última canción movida de amarillo que bailaremos, añade el humorista.
¡Marchando, una de calamares a la romana, pero que no amarilleen mucho, que el aceite está por las nubes!, anuncia la dueña del bar.
No me baile con el aceite, que resbala, advierte la sobrina de la peluquera.
Ya lo decía mi abuela: “Hay prohibiciones que ayudan y pintan muros sin querer”, apunta la nieta del anarquista.


lunes, 11 de marzo de 2019

DE DIVISIÓN EN DIVISIÓN, Y RESTO PORQUE ME TOCA

















Puigdemont barre al PDECat y se impone en las listas del 28-A y el 26-M
"Divide (a los enemigos) y vencerás", decían los romanos. "Divide (a los propios) y no vencerás", comentan algunos en el bar.
Con tantas dudas y contradicciones, crece la inestabilidad y se impone el personalismo. Todo se vuelve transformismo: Convergència, PdeCat, Junts pel sí, Junts per Catalunya, La Crida, y, de nuevo, Junts per Catalunya en escena, hasta..., añade el politólogo del barrio.
Debería llamarse Junts per Catalunya-Waterloo, bromea la cuñada del dentista.
Ya se sabe, cuando no tienes fuerzas suficientes para defender tus proyectos unilaterales, por mucho que hables y digas, tu futuro unilateral acabará siempre en el Tribunal Supremo o en el exilio, añade la vecina taxista.
La CUP, como siempre, se desmarca de las próximas elecciones generales y va a lo suyo, indica la hermana del informático.
Esquerra resistirá..., apunta la sobrina de la peluquera.
Si ganara la derecha, olvídate de..., y adiós a..., murmura la vidente del barrio.
"En abril, aguas mil", cantan la hija de la bibliotecaria, la nieta del anarquista y el periodista en paro.
Mientras no caiga un chaparrón per Sant Jordi, el Dia del Llibre, advierte la librera del barrio.
La política nunca ha sido poética: la historia siempre ha sido una farsa teatral, una épica falsa contada por los intereses de los vencedores, sean quienes sean, dice el poeta romántico del barrio.
O por los historiadores y teóricos del machismo histórico, añade el humorista.
¡Marchando, una de ensaladilla rusa!, anuncia la dueña del bar.



domingo, 10 de marzo de 2019

LA DIALÉCTICA DEL MACHISMO HISTÓRICO


PP, Ciudadanos y VOX, los tres partidos del pasado, intentando derribar, con una férrea cuerda tradicionalista, la voluntad de libertad del presente y del futuro, comentan en el bar.
Pero habrá gente que los votará, como yo y como en Andalucía, replica la cuñada del dentista.
¡Es por culpa de las feministas y de los catalanes!, exclama un fan de Manuel Valls, riendo.
Qué país, ¡viva la muerte, vivan las cadenas!, gritaban en otro tiempo, recuerda el politólogo.
Gritos que vuelven a resonar disfrazados a la moda pija ultraliberal, comenta el periodista en paro.
"Yo, Tarzán; tú, Chita, chitón", responde el humorista.
Chita, la mona de Tarzán: ¡a la chita callando, no!, exclama la vecina taxista
¡Esta boca es mía, esta boca es nuestra!, exclaman a dúo la nieta del anarquista y la sobrina de la peluquera.
¡No nos harán callar ni los Tarzanes ni las Monas Chitas!, corean la vidente del barrio y la hermana del informático.
¡Fuera los novios macarras como los de mi madre!, grita la hija de la bibliotecaria.
¡Viva el Frente Popular de la Poesía!, vitorea el poeta romántico del barrio, animado por los colores violeta y amarillo que cuelgan de los balcones y ventanas del barrio.
¡Marchando, una de revolución rusa, digo de ensaladilla rusa, que me tienen ustedes liada con tanta reivindicación! ¡Visca el Barça!, exclama la dueña del bar.

viernes, 8 de marzo de 2019

SE RUEGA NO INSULTAR EN EL BAR, GRACIAS

Fotografía: www.asmexico
Los televidentes y tertulianos que están viendo el gran juicio, si tenemos en cuenta las reacciones viscerales ante las declaraciones de acusados y testigos, se diría que están viendo un clásico Barça-Real Madrid, con silbidos, pitos y flautas, unos con lazos amarillos, otros con la pulsera española, comentan en el bar.
Pero sin Messi ni Ronaldo en el campo de batalla futbolero, y con muchos sancionados con tarjetas amarillas y rojas, añade el humorista.
¡Mi marido, mi cuñado, mi cuñada, mi suegra y yo llevamos la pulsera española, a mucha honra, ni amarillos ni violetas!, replica la cuñada del dentista.
¡Y yo soy periquito blanquiazul!, exclama el vecino taxista.
Pues nosotras llevamos dos lazos: el amarillo y el violeta, contestan la sobrina de la peluquera, la vidente del barrio y la nieta del anarquista.
Nosotras también, que hoy es 8 de Marzo, añaden la hija de la bibliotecaria, la hermana del informático y la librera del barrio.
Lástima que estas malas historias de enfrentamientos, guerras, juicios, prisiones y otros conflictos, no se puedan resolver jugando un partido de fútbol o una partida de ajedrez, o con una lectura de poesía, advierte el poeta romántico del barrio.
Poeta, no sea iluso, no se ha hecho el hombre para la poesía, sino para la guerra, responde el politólogo.
La dialéctica, no del marxismo, sino del machismo histórico, apunta el periodista en paro.
¡Ni machismos ni feminismos, sino todo lo contrario: mis amigas y yo somos mujeres a carta cabal 364 días al año, excepto el 8 de Marzo, día de carnaval y orgía!, exclama la cuñada del dentista.
Por favor, se ruega no insultar al árbitro ni al equipo contrario, gracias, añade la dueña del bar.

sábado, 2 de marzo de 2019

CUESTIÓN DE BARAJAS



Lee la hermana del informático en el móvil: "La situación de intervención fue insalvable a pesar de que, según ha afirmado Urkullu, la respuesta a los requerimientos del Gobierno previos a la activación del 155 respondía a la cuestión clave, según él mismo pudo leer: "En la última frase de ese escrito, además de un recordatorio de los resultados del 1-O, manifestaba [Puigdemont] que no había habido una declaración unilateral de independencia". Rajoy, sin embargo, ha defendido siempre que su actuación hacia la intervención se debió a las respuestas inconcretas del president."
A lo que puede llevar jugar al póquer de farol, como dijo Clara Ponsatí en Escocia, y que ahora confirma el presidente vasco Urkullo al referirse a la respuesta de Puigdemont a los requerimientos del gobierno central en la que exponía que no hubo una Declaración Unilateral de Independencia,
normativa, efectiva, real, comenta la vidente del barrio.
Porque es posible hacer una declaración política republicana, aunque sabes que es imposible defenderla ni hacerla efectiva, añade el politólogo del barrio.
Por lo tanto, si esa declaración no tuvo consecuencias jurídicas, era sólo una voluntad de república, como un proyecto de partido político, añade la sobrina de la peluquera.
Pero llevado a cabo todo con demasiado teatro de barrio y confundiendo a la gente, que ya se veían en una República de facto, apunta el periodista en paro.
¡Rebelión, sedición y malversación, y punto en boca!, exclama la cuñada del dentista.
¡A por ellos!, gritan unos desconocidos que pasan por la calle.
Señores, modérense y no abusen de las interjecciones, que estamos en pleno juicio y nadie ha sido sentenciado, replica la vidente.
Digan lo que digan, la obra épica, la de verdad, fue la representada el día del referéndum. El resto no fue más que puro teatro, o un juego de farol que acabó muy mal, como dice la Ponsatí, apunta el humorista.
Siempre es mejor hablar claro, antes de que sea demasiado tarde, no hay que tener miedo a las palabras ni a decir a la verdad: si no puedes, di que no puedes y no vayas sacrificando a la gente en vano, decía mi abuelo, explica la nieta del anarquista.
Sentido común, que no tiene nada que ver con eso de que "el fin justifica los medios", la vecina taxista.
Dijo Oscar Wilde, levantado una copa de champán en París, donde se refugió al salir de la cárcel, pobre y enfermo, con un André Gide que cambiaba de acera para no saludar al dramaturgo y poeta, ex-cautivo por amor: "Muero por encima de mis posibilidades", comenta el poeta romántico del barrio.
Me encantan las obras de teatro de Oscar Wilde, afirma la dueña del bar.

viernes, 1 de marzo de 2019

LA VIDA ES UN CIRCO

El Roto (elpais.com)

Tal vez hayamos exagerado el concepto de lo lúdico, ese afán por la fiesta y el juego sin fin, como si la vida fuera en todo momento un jardín de infancia, un centro de "esplai", como decimos en Catalunya: un disfrute del tiempo libre en compañía y múltiples actividades, una participación en la diversión entendida también como formación, comenta alguien en el bar.
Hemos llegado a un punto es que todo parece un "esplai", una diversión desenfrenada: en las cadenas de tv y en las emisoras de radio se pasan casi todo el día gritando, bromeando entre insulto e insulto, como si se hubieran vuelto locos de burla y alegría, explica el periodista en paro.
En el escenario de la política está sucediendo cada vez más. Hay muchos que van en busca del espectáculo burlesco, cínico, a la caza brutal del adversario, cuenta la vidente del barrio.
Incluso el juez Marchena se ve obligado a pedir contención, que ya está bien de risitas e "interjecciones populares", añade la cuñada del dentista.
Me gustó más y me pareció más congruente el rigor argumental de Carme Forcadell, explicando pormenores del Derecho Parlamentario, que no la espontaneidad teatral de Jordi Cuixart, considera el politólogo del barrio.
Ya parece usted un jurisconsulto romano, replica el humorista.
Quienes estuvieron fenomenales fueron Mariano, con su talante impertérrito galaico, Soraya, con su mueca indescifrable, que da un poco de yuyu, la verdad, y Montoro, el mágico, con su control remoto-financiero sobre el misterio de la compra de urnas y otros gastos del maldito Referéndum, replica la vecina taxista.
Lástima que no supieran casi nada de lo ocurrido, ni de los gastos, ni de las urnas, ni de las colas para ir a votar en familia, ni de los heridos, apunta la sobrina de la peluquera.
Volviendo a la diversión grupal, a "l'esplai" de nuestra querida sociedad, vemos que donde hay un jaleo ensordecedor es en el negocio multinacional del arte, donde ese jaleo es condición imprescindible para atraer a los inversores a comprar todas esas mediocridades vendidas como geniales, a precios de locura, comenta la nieta del anarquista.
Incluso en el mundo de la poesía, ¡oh, herejía!, donde no hay inversores (es público y notorio), ya hace un tiempo que se valora y se aconseja, en lecturas y presentaciones de libros, que poeta y presentador monten algo circense, alguna que otra payasada que haga reír al público asistente. ¿Qué poeta no ha hecho alguna payasada en el ruedo social, en el ámbito poético, no digo en su vida privada, que ese es otro circo que no viene a cuento)?, opina el poeta romántico del barrio.
¡Marchando, caña de cerveza y una de poesía a la vinagreta, digo de mejillones!, pide la dueña del bar.
¿Sigue el juicio contra los traficantes de la playa independentista?, pregunta un turista coreano que viene, dice, de comer unos churros de la calle Banys Nous y pide una copa de cava .

jueves, 28 de febrero de 2019

DEBATE ABIERTO EN EL BAR



Declaración rotunda de Tardà contra la violencia, como han argumentado todos los acusados, dicen algunos clientes en el bar.
Rotunda como la de Forcadell defendiendo las normas del Derecho Parlamentario y el debate político libre en un Parlamento democrático: las leyes, dijo, si son inconstitucionales, serán recurridas después de su promulgación, cuando ya existan de forma definitiva, no antes, en una acción preventiva, pues aún deben ser tramitadas en el Parlamento, discutiendo su desarrollo y aceptando posibles enmiendas corrigiendo esto (que puede ser inconstitucional o no) o aquello (que puede ajustarse a ley o no). Después de lo cual tendremos ya el contenido y la forma concluyente de la ley, que podrá ser recurrida, ahora sí, ante los tribunales superiores, comentan otros en el bar, no sin cierta confusión a veces, añade el politólogo del barrio.
Dos clientes se ofenden por el latiguillo del politólogo y salen del bar.
La vidente del barrio dice que no sabe si estas discusiones aumentan o disminuyen la clientela del bar.
Oiga. no era mi intención..., se excusa el politólogo.
Depende del día, depende del tipo de debate, contesta la dueña del bar.
¡Pero sin censura previa!, bromea la sobrina de la peluquera.


POR CULPA DE...



Entra un desconocido en el bar y dice que, por culpa de los imperialistas, se hizo independentista; por culpa de los independentistas, se hizo anarquista; por culpa de los anarquistas, se hizo pacifista; por culpa de los pacifistas, se hizo místico; por culpa de los místicos, se convirtió en poeta; por culpa de los poetas, se volvió prosista; y, finalmente, por culpa de los prosistas, se hizo humorista.
¿Y usted no tenía ninguna culpa de nada?, pregunta la vidente del barrio.
El desconocido no contestó, y salió del bar diciendo: Por culpa de...



lunes, 25 de febrero de 2019

DE BARCELONA A MADRID, PASANDO POR WATERLOO

Viñeta: Ferreres (ara.cat)

Dicen que Doña Inés nos deja, voto a tal, que diría Don Juan, comenta el poeta romántico del barrio.
De Barcelona a Madrid, pasando por Waterloo y dando caña. Qué pena que se nos vaya, la encontraremos a faltar, se lamenta la cuñada del dentista.
Qué descanso, por fin en la lejanía, dice la sobrina de la peluquera.
Ya no podremos entretenernos con sus carteles desmontando a los visionarios Quim Torra y Puigdemont: "La República no existe, idiotas", apunta la vecina taxista.
Oiga, que ella no les llama "idiotas", y además es cierto que la República no existe, lo que hay es voluntad de República, afirma un desconocido.
Dejaremos de oír vaticinios apocalípticos al lado del Zoo de Barcelona, en el Parlament, añade la vidente del barrio.
Esto del zoo será una metáfora, ¿no?, pregunta la nieta del anarquista.
No, no, real como la vida misma: cuando no hay voces ni gritos en el Parlament, se oyen los graznidos de los pavos reales y los rugidos de los leones del Zoo, situado al lado mismo del noble edificio, antigua fortaleza militar fundada por Felipe V, y, más tarde, ciudadela del ejército napoleónico, explica el politólogo.
Sin olvidar a los monos, las jirafas, los elefantes, los hipopótamos y otros animales de familia, indica la dueña del bar.
Esto me recuerda un libro: "Mi familia y otros animales", de Gerald Durrell, que mi madre regaló a su novio, un machista bastante animal, bromea la hija de la bibliotecaria.
Una lectura muy recomendable para entender mejor las animaladas grotescas de la historia de los hombres, afirma el humorista.
¡Marchando, dos cervezas y una de calamares a la vaticana, digo a la romana!, anuncia la dueña del bar.


Viñeta: Peridis (elpais.com)

domingo, 24 de febrero de 2019

¿UNA PREGUNTA ABSURDA?



Desde hace unos días, hay una pancarta en la Plaça Sant Jaume que pregunta: "¿Què feu per aplicar el mandat de l'1 d'Octubre?" (¿Qué hacéis para aplicar el mandato del 1 de Octubre?), comenta alguien en el bar.
La respuesta es muy clara: Los que podrían aplicarlo, unos están en la cárcel, otros se fugaron, advierte la cuñada del dentista.
¿Y los que hay ahora, no podrían arriesgarse más y cumplir el mandato republicano?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Por supuesto, si de lo que se trata es de ir llenando prisiones con declaraciones unilaterales, que no pueden aplicarse por falta de la fuerza suficiente para defender una República nominal, y a esperar un 155 más duro, represivo y reduccionista, advierte el periodista en paro.
¡Ante la indiferencia de los Estados europeos!, añade la nieta del anarquista.
¡Resistiremos!, grita alguien que pasa por la calle.
Sin diálogo y sin pacto, nada es posible, y recurrir a la violencia sería una locura que no aportaría ninguna solución, sino todo lo contrario, como saben en Euzkadi, comenta la hermana del informático.
Por favor, no estamos hablando de violencia, sino de resistencia pacífica, incluso festiva, musical y poética, explica el poeta romántico del barrio.
Si no se hacen políticas abiertas, integradoras, cívicas, pacifistas, es decir, democráticas en todos los sentidos, todo será imposible, indica el politólogo.
¿Que no estamos en una República, a la que hay que perseguir sin compasión, como dice el novio de mi madre?, pregunta la hija de la bibliotecaria.
¡Qué república ni qué leches, son todos unos ilusos!, exclama la vecina taxista.
¿"Somiatruites" (sueñatortillas, visionarios)?, pregunta el humorista.
Oiga, no ofenda, hay pregunta retóricas que sería mejor ahorrarse, apunta la vidente del barrio.
Hay preguntas sin respuesta, añade la dueña del bar.




jueves, 21 de febrero de 2019

TIEMPO DE HUELGA



Diálogos cortados, calles y carreteras cortadas, puentes resquebrajados (no digamos volados o hundidos, para mantener cierta esperanza en las próximas elecciones), comentan algunos en el bar.
El juicio: en este juicio, tengo la impresión que el bloque de la defensa y los acusados parecen más enteros, con más presencia de ánimo, con menos errores y contradicciones, que el bloque de la acusación. Incluso el presidente del Tribunal corta y advierte más a la acusación que a la defensa y a los acusados, apunta el politólogo del barrio.
Como dicen mi marido y mi cuñado, espero que todos sean más duros y con pruebas concluyentes contra la Forcadell, ¡ya está bien de dudas y acusaciones titubeantes!, exclama la cuñada del dentista.
¡Por un juicio ejemplar e implacable!, grita un desconocido que pasa por la acera.
La retransmisión en directo del juicio por TV pone de los nervios a más de uno, dice la sobrina de la peluquera.
La sombra de los distintos tribunales europeos es alargada, como debe ser en la llamada Unión Europea, añade la vidente del barrio.
Digan lo que digan, el presidente del Tribunal Supremo lo está haciendo muy bien, imparcial y cortando en el momento justo cualquier exceso retórico tanto de la defensa como de la acusación, advirtiendo más a ésta, si cabe, opina el periodista en paro.
No perdamos la esperanza, que la derechona y sus medios de comunicación también van a la deriva y se quedan pasmados ante el desarrollo de este juicio, que no es el de la Santa Inquisición, a sangre y fuego, como reclamaban a voz en grito los más feroces, explica la vidente.
Creían que vivían aún en la Reconquista de los Reyes Católicos, indica la nieta del anarquista.
No se fíen..., que las espadas siguen en lo alto y bien afiladas, replica la hermana del informático. 
Presente y futuro regresando al pasado en cohete, que diría Julio Verne, apunta el humorista.
Como el novio de mi madre, que anda para atrás y de lado, como los cangrejos, bromea la hija de la bibliotecaria.
De todos modos, no debemos perder toda esperanza y resistir, indica la sobrina de la peluquera.
Con la palabra, con diálogo, todo es posible, a su debido tiempo, no antes, advierte el politólogo del barrio.
Como la poesía, que renace de sus cenizas como Ave Fénix, añade el poeta romántico del barrio.
¡Dios le oiga y llueva a gusto de todos!, exclama la dueña del bar.
¡Si llueve, pongo el taxi, aunque haya huelga!, añade la vecina taxista.
¡No me sea esquirol!, replica el humorista.
¡Esquirol lo será su novia!, exclama la vecina taxista.
¡Oiga, un poco de respeto, que yo tengo novio!, contesta el humorista


domingo, 17 de febrero de 2019

HABLANDO EN EL BAR CON LA VIRGEN DE LOS IMPOSIBLES


Faltan algunos en la foto de la manifestación en la Plaza de Colón, dice alguien en el bar.
No, no, los que tú quieres decir no están aquí ni están a favor de toda esta involución, aunque hayan votado como ellos por estrategia propia, que nada tiene que ver con todos esos proyectos retrógrados, responde otro.
Mejor, oigan, que no queremos hacer un mal revoltillo con esos separatistas, advierte la cuñada del dentista.
Mesas separadas y cada uno con su paella, añade la vecina taxista.
Ah, en río revuelto, ganancia de pescadores, apunta la hermana del informático.
Quien mal anda, mal acaba, sentencia la vidente.
Si pides imposibles a la luna, perderás la cosecha de la tierra y te ahogarás en un charco, comenta una vecina que traduce poesía china.
Ya veremos cómo salimos del laberinto, dice la dueña del bar.
¿Acaso nadando a la deriva y sin flotadores?, pregunta la nieta del anarquista.
Pero con dignidad, que los principios no se venden a cambio de dinero..., dice la sobrina de la peluquera.
Ah, todos naufragando, pero con dignidad y tocando el violín, como el capitán del Titanic, añade el poeta romántico del barrio.
¡Caramba, esto de pone feo, sálvese quien pueda, mujeres, niños y poetas primero!, exclama el humorista.
¡Oiga, no calumnie a los poetas, que somos caballeros de honor!, contesta el poeta.
¡Cómo dice!, ¿caballos o caballeros?, bromea la hija de la bibliotecaria.
Esto es la ceremonia de la confusión, dice el periodista en paro.
¿Ahora se entera?, replica el politólogo.
Habrá que rezar a la Virgen de los Imposibles, recomienda la dueña del bar.
Los jueves, milagro, una película de Berlanga, recuerda la vidente del barrio.




jueves, 14 de febrero de 2019

LA RULETA RUSA


Después de los malos relatos y los malos relatores, ahora viene la ruleta loca de la elecciones, ¡a toda máquina, virando a la derecha!, comenta el politólogo del barrio.
¡O la ruleta rusa, ya era hora, a ver quién cae primero!, exclama la cuñada del dentista.
Creo que en TV3 ya preparan el cambio de muebles, bromea la vecina taxista.
¡Pues anda que en la Moncloa, ni te digo!, añade el periodista en paro.
¡Que los progres e indepes abandonen toda esperanza, viva Colón, la plaza española! , exclama alguien que pasa por la acera.
Siempre nos quedará Waterloo, bromea la hija de la bibliotecaria.
Waterloo, ¿no es la batalla donde Napoleón perdió el gorro?, pregunta la hermana del informático.
Resistiremos, dice la sobrina de la peluquera.
No pierdan la esperanza, que aún podemos ir a peor con la brújula rota, comenta la vidente del barrio.
Quien pide imposibles al cielo, no recoge las cosechas de la tierra y acaba naufragando en un charco, advertía un clásico chino, dice el poeta romántico del barrio.
Hoy, tercer día del juicio divino, apunta el humorista.
No haga bromas con las cosas sagradas, ¡marchando, dos bocadillos de jamón ibérico y un carajillo doble de “Aromes del Montserrat”!, anuncia la dueña del bar.
¿Ligaban mucho los intelectuales en Montserrat, los fines de semana, entre debate y debate?, pregunta la cuñada del dentista, irreverente.






miércoles, 13 de febrero de 2019

PRIMER DÍA, PRIMERA PLANA

Oriol Junqueras, impertérrito, indiferente al saludo oportunista de Torra, comentan algunos en el bar.
En TV3, ayer en los resúmenes nocturnos del primer día del juicio, creo que dieron menos presencia al abogado de Junqueras, como si quisieran quitarle protagonismo, añade el politólogo del barrio.
¿No será la mano alargada de Waterloo?, murmura la cuñada del dentista.
Mientras tanto, pancartas en las calles de Madrid pidiendo prisión eterna, digo,perpetua, advierte la sobrina de la peluquera.
¿Vieron que en el Tribunal se curaron en salud nada más empezar y citaron la legislación europea para determinar los tiempos de alegación de las defensas?, pregunta el periodista en paro.
Sumaron dos normas en una: 30 + 15= 45 minutos para cada intervención, explica la vidente del barrio.
Hoy, el turno de las acusaciones, ¿no será insoportable tanto monólogo?, ¡y con VOX en plan lanzallamas!, apunta el humorista.
¡Como ayer, no te digo, cada uno tiene su turno!, replica la vecina taxista.
A Carme Forcadell la vi muy desmejorada y como ausente, dice la hermana del informático.
¡Y eso que, como grita aquél, las cárceles catalanas están "hechas a medida", como un poema, y son, exclaman, gritan, “¡un paraíso para los golpistas!”, indica la sobrina de la peluquera.
¡Oigan, que la poesía la hago yo!, replica el poeta romántico del barrio.
Mi abuelo citaba al poeta inglés William Blake y decía que "las cárceles se construyen con las piedras de la Ley, y los burdeles con las piedras de la Religión", apunta la nieta del anarquista.
¡Qué fuerte, ¿no?!, exclama la hermana del informático.
¡Marchando, bocadillo de calamares, y otro de "botifarra d'ou", anuncia la dueña del bar.
¡Butifarra de huevo, y punto, no "botifarrada", hablemos con propiedad!, advierte la cuñada del dentista.


martes, 12 de febrero de 2019

EL PROCESO / EL PROCÉS



Noticia de ayer, noticia de hoy: 
El proceso / El procés, novela inacabada del escritor checo Franz Kafka, escrita en lengua alemana, y sobre la cual Orson Wells creó una película magistral, kafkiana en la forma y en el espíritu.
Hay, entre otras, una traducción al castellano del poeta catalán Feliu Formosa, y otra traducida al catalán por el poeta Gabriel Ferrater.


domingo, 10 de febrero de 2019

¿REVOLTIJO NACIONAL O PAELLA?


Viñeta: El Disidente

¿Habrá hoy revoltijo nacional o nacionalista?, se preguntan algunos en el bar.
¿Qué diferencia hay?, pregunta la nieta del anarquista.
Ondear banderas por España es afirmativo, rearme nacional ante el peligro, hacerlo con otras banderas es negativo, chorrada nacionalista y provinciana, explica el politólogo del barrio.
Exacto, más claro el agua, ¡me voy a la manifestación, que llego tarde!, exclama la cuñada del dentista.
¡La llevo gratis, vamos, que aún estamos en Barcelona!, contesta la vecina taxista.
Dicen que Felipe González, Alfonso Guerra y otros del club han hecho gestiones para ir a la manifestación de riguroso incógnito, informa la sobrina de la peluquera.
No me extraña: el parque jurásico en acción, dice la hermana del informático.
¡Esto es una "fake news", mentirosos!, replica la cuñada del dentista mientras sube al taxi de la vecina rumbo a la Plaza de Colón.
Manuel Valls, que tiene una hermana catalanista y es hijo de Xavier Valls, un gran pintor catalán, ha confirmado su asistencia, informa la vidente.
Qué país, Dios mío, y todo por un relator, ¡anda que si llega a ser un novelista, y no digamos un poeta, menudo follón, cuánta trascendencia grotesca!, exclama el poeta romántico del barrio.
Como dice Irene Montero, en el escenario hay mucha sobreactuación, apunta el periodista en paro.
¡Y esperpento!, añade el humorista.
Para esperpento, el novio de mi madre cantando himnos patrióticos, bromea la hija de la bibliotecaria.
¡Marchando, una de revoltijo del día y otra de paella nacional, con vino de la casa!, anuncia la dueña del bar.



sábado, 9 de febrero de 2019

¿Y...? NO ME PONGAS UN RELATOR, QUE TE PEGO, LECHE


Viñeta: El Roto (elpais.com)

¿Y ahora qué? ¿Cómo vas a seguir adelante si nadie te apoya en nada, si no puedes ni pactar unos mínimos con lo que queda de la izquierda, aquí y allá?, se preguntan algunos en el bar.
Siempre nos quedará Europa o EE.UU o Rusia o China o Venezuela o..., dicen otros.
O las elecciones, o el azar, o la gente en la calle, con las madres, los padres, los abuelos, las abuelas las niñas y los niños frente a..., replica la cuñada del dentista.
O el juicio y su repercusión, añaden algunos.
¿Cómo, una repercusión en Escocia o Flandes? ¿Y? ¿Es una broma?, preguntan otros.
Como decía Larra: "Vuelva usted mañana". Y suerte, indica el politólogo.
O todo o nada, así juego yo, afirma el humorista.
Me temo que nada, opina la dueña del bar.
Ya veremos, dice la sobrina de la peluquera.
Malos tiempos para la lírica, advierte el poeta romántico del barrio.
Es lo único sensato que he oído hoy, apunta la nieta del anarquista.
¡Viva la Reconquista, felones, todos a la manifestación española!, grita uno que pasa por la calle.
Habrá que ir preparando la maleta, sugieren la vidente y la hija de la bibliotecaria.
¿A Bélgica, Waterloo, queridas?, pregunta el periodista en paro.
No, no, ¡a Bombay, con los monos!, exclama la vidente.
"Hawaii-Bombay / son dos paraísos, / que a veces yo / me monto en mi piso", canta la hermana del informático.
¡Falta un buen relator, no un cantor!, exclama el periodista en paro.
¡Fuera relatores!, replica la cuñada del dentista.
¡Fuera esquiroles!, grita la vecina taxista.
¡No me pongas un relator, que te pego, leche!, bromea la hija de la bibliotecaria.
Y todo por un relator, ¡anda que si fuera un novelista, y no digamos un poeta, qué país, Dios mío, cuánta trascendencia inútil, grotesca!, comenta el poeta romántico del barrio.
Incluso han salido los dinosaurios a chupar pantalla, aquellos mismos que en otro tiempo negociaban con mediadores, relatores, pregoneros y otros adivinadores, ¡salen a cantar y a bailar con la derecha extrema, todos juntos, propios y extraños, a ver si ganan el concurso de baile contra Sánchez, el felón!, añade el politólogo.
¡Cuerpo a tierra que vienen los nuestros!, exclama la nieta del anarquista.
¡Marchando, un cordial*!, anuncia la dueña del bar.



*Cordial.
Bebida que se da a los enfermos, compuesta de varios ingredientes propios para confortarlos.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados