lunes, 18 de junio de 2018

LA VIDENTE DEL BARRIO SE DESMELENA Y LEE EN EL BAR UN PANFLETO DE LA HERMANA DE SU PRIMER AMOR



"Sorprendente trabajo de Lenin (un texto, por cierto, que Manuel Vázquez Montalbán había citado alguna vez) criticando las tesis de Rosa Luxemburgo y otros teóricos del marxismo que no comprendían la necesidad de apoyar la autodeterminación de algunos pueblos oprimidos dentro de los Estados (Noruega dentro de la corona sueca, Irlanda dentro de la corona inglesa, el caso de Polonia, etc.).
Lenin, citando a Marx y Engels, apuesta a favor de la autodeterminación de los pueblos, uniendo a los trabajadores de los Estados opresores con los trabajadores de los pueblos oprimidos, dentro de esos mismos Estados, ya que unos y otros luchan por conseguir la libertad.
Unión de acción, pues, necesaria -concluía la hermana de mi primer amor, explica la vidente-, con el fin de liberarse democráticamente del sometimiento, y llevar a cabo tal vez una confederación posterior (desde el mutuo acuerdo, nunca desde la imposición), que sólo puede darse a partir de la libertad y decisión de cada una de las partes en conflicto.
Todo lo demás que se diga, es pura palabrería, voluntad de poder, voluntad de posesión y violencia de unos sobre otros".

Así argumentaba la hermana de mi primer amor, hoy tan lejano aunque no olvidado, apunta la vidente del barrio.
Aplausos y silbidos, abucheos, pitos y flautas, la madre que te parió, dicen unos, ¿quién era esa hermana abortada?, ¿quién fue tu primer amor, hija de perra y gato?, insultan otros, en el bar del barrio.
¡Señoras y señores (es un decir), si esto sigue así, cierro y me marcho!, exclama la dueña del bar.
Mutis por el foro.


domingo, 17 de junio de 2018

SINTOMATOLOGÍA DEL LAZO

Viñeta: Ferrres, www.ara.cat


El psicólogo del barrio comenta en el bar que ha descubierto un método para resolver el conflicto existencial del lazo amarillo.
¿Cuál?, pregunta el periodista en paro.
Que cada uno lleve el lazo que quiera, responde el psicólogo.
¡Vaya solución, eso ya lo sabíamos, pero no queremos ver lazos ni banderines amarillos colgados!, replica la vecina taxista, que ha pintado de negro el amarillo de su taxi.
Entonces, si no les gusta el amarillo, ¿por qué no cuelgan lazos y banderines del color que ustedes quieran?, pregunta la nieta del anarquista.
¡Ya lo hacemos, qué se creían, mire como resplandece la Roja en el Mundial y en los pechos patrios!, exclama la cuñada del dentista.
Si hablamos de pechos o senos, me callo, que ya me destetaron hace tiempo, advierte el humorista.
No sea usted grosero, contesta la hermana del informático, riendo.
Lo dicho: cada uno con su lazo épico nacional o lírico local, explica el poeta romántico.
Está usted hecho un lazo de percal, como dice mi madre a sus novios cuando está contenta, apunta la hija de la bibliotecaria.
¡Hija, vaya percal el de tu madre!, bromea la vidente del barrio.
Cada uno con su lazo, pero sin arrancar los otros..., indica la sobrina de la peluquera.
¡Marchando, una de calamares a la romana y otra cerveza!, pregona la dueña del bar.
¿Amarilla o negra?, pregunta el psicólogo del barrio.
Esperen, no se vayan, que les voy a cantar una canción, anuncia el humorista:
LA CANCIÓN DEL LAZO QUE ENTRELAZA

Amargada estoy,
que tengo mal de amores:
anteayer me separé del PSOE,
que no jura y demasiado promete;
más tarde me junté con el PP,
alucinado con tanto proceso y juego de farol;
ayer, mal casada, me divorcié de Ciudadanos,
que por todas partes ve españoles recios y lazos;
y hoy vuelvo, otra vez, a los brazos del PSOE,
en amoríos y labia ganador.
Que tanto vaivén y veleta de amor,
lo confieso, oh corazón, sólo es culpa,
no mía, sino del trío que se montaron en mi casa,
a las tantas de la madrugada,
Artur Mas, Quim Torra y Puigdemont. 

Bravos, silbidos, abucheos, aplausos, vuela una botella Damm, y otras dos, San Miguel y Moritz, caen en picado sobre nuestras cabezas, el lío es tanto y el lazo tan entrelazado, que la dueña del bar baja la persiana y sigue el canto, el contracanto y el botellón a puerta cerrada.




miércoles, 13 de junio de 2018

POESÍA PRISIONERA



Dicen que era partidario de la poesía, pero un día empezó a escribir comentarios sobre política (su padre, desertor y emboscado, siempre le había aconsejado que no se metiera en política).
Así, pues, cada vez escribía más sobre política y escribía menos poesía. Opinaba, debatía, se sentía cómodo hablando de anarquismo, de las teorías de Kropotkin y Bakunin, de la autodeterminación de los pueblos que Lenin había defendido frente a Rosa Luxemburgo, comentaba a sus amigos. Eran tiempos de entusiasmo y rebeldía, de revolución en las ideas y costumbres, en el arte y la literatura, en la manera de ser.
Pero las cosas fueron a peor en su país, y empezaron a surgir delatores estimulados por el poder, cada vez más despótico. Un día alguien lo denunció y fue detenido. En pocos días acabó en la cárcel.
Dicen que tuvo como compañero de celda a otro poeta, pero éste sólo escribía poesía y había vivido ajeno a la política. ¿Qué hacía, pues, allí, encarcelado como él?, preguntó el poeta politizado al otro poeta. Y éste le contestó que lo detuvieron por atentar contra la moral pública, por haber cometido el delito de escribir, con poca esperanza, sobre el presente y el futuro de los seres humanos. Por contra -le dijeron, sentenciándolo-, escribía y se atrevía a publicar elogios poéticos al vuelo libre de los pájaros, y reclamaba una vez y otra, líricamente, unas alas para la tristeza de las tortugas.













sábado, 9 de junio de 2018

CRISTINA PERI ROSSI: LA RONDA DE LA VIDA


LA RONDA DE LA VIDA
Como en un tapete verde de ruleta
la bola perversa de la vida gira gira y a veces se detiene.
Ah, ¿el diecisiete era el reencuentro añorado
con el primer amor adolescente
ahora ya vieja y abuela pero con los ojos celestes todavía?
Gracias, bola Messenger, no era necesario.
Me hubiera quedado con el dulce y doloroso recuerdo.
Me voy a otra mesa a jugar.
Ahora al black jack
aparece una carta antigua:
es un amor imposible con una rubia judía de padres ortodoxos
que alarmados por nuestro amor
la casaron de prisa con un arquitecto judío.
Me dice que no es feliz en Israel.
Bien, es difícil vivir entre misóginos
que leen la Torá excluyendo a las mujeres
y a mí este invierno la neumonía me pilló dos veces.
Vuelvo a la ruleta y ahora el 18 me sorprende con un recuerdo inesperado.
Es la hermosa venezolana
que exclamaba: "Es tan bello como una muerte lenta"
y yo me quedaba estupefacta.
Yo me estoy muriendo lentamente
y la bola sigue girando para todos y la belleza es esta orquídea que florece por quinto año
( no sé cómo cuentan los años las plantas)
Y el perro que me mira intensa
y sabiamente:
seguro que entre los diez mil olores
que es capaz de distinguir
ha descubierto uno que le hace sentir piedad por mi.

Cristina Peri Rossi


EL CIRCO AMBULANTE DE LA NUEVA COCINA, EN LAS RAMBLAS DE BARCELONA



Una tapa estrella: "Relleno de churro, con sobrasada y allioli de miel".
Otra: "Refrito de legumbres, cebolla y anchoas, con huevos de Calaf".
Otra más: "Canelón frío de salmón, marinado con teriyaki, guacamole y emulsión de espirulina" (espirulina, alga de color verde azulado en forma de espiral).
Y otra más: "Bocadillo caliente de mar y montaña. Pulpo & Cerdo" (literal).
Por favor, dice un despistado, me pone una de calamares a la romana.
Anatema, pecador, qué cosas de pedir, fuera de aquí, ¡hereje de la cocina, a la hoguera!, gritan algunos.
¡Pero que sea una emulsión de hoguera, con soplete y al ajillo!, exclama un vagabundo que ha pispado una albóndiga de camello rosado.

miércoles, 30 de mayo de 2018

ADIÓS AL 155, ¡VIVA ROMA!



Bueno, por fin se acaba esto del 155, entre hoy y mañana, comenta el politólogo del barrio.
Pues algunos, nostálgicos, ya piden que continúe y se endurezca más, advierte la vidente.
Claro que sí, con lo bien que estábamos ahora, poniendo orden y devolviendo cada cosa a su sitio, replica la cuñada del dentista.
Un poco de orden, diga que sí, añade la vecina taxista.
El otro día fuimos a la playa de la Barceloneta y la dejamos rojigualda, añade un desconocido.
¿Después del golpe de palo y bandera a un guardia municipal para sacar el lazo amarillo del Ajuntament?, pregunta la nieta del anarquista.
No hubo tal golpe, se cayó solo, indica el desconocido.
¡Hombre, no me diga, primera noticia!, exclama el periodista en paro.
Pues nosotros pusimos toallas amarillas en la playa de Mataró, replica la sobrina de la peluquera.
Hoy, como cada miércoles, en el barrio habrá canciones y lectura de poemas reivindicando a los presos políticos, comenta el periodista en paro.
Dice el novio de mi madre -uno de esos emprendedores de ahora-, que de haber seguido así, con el 155 y cada vez con más agresiones en las playas, habríamos acabado con la bicoca, con el chollo del turismo, apunta la hija de la bibliotecaria.
Por favor, no banalicemos, comenta el poeta romántico.
Más mujeres en la Generalitat, de conselleres, así me gusta, indica la hermana del informático.
¿Qué les parece lo de Italia?, ¡saben vivir sin gobierno, hunden las bolsas, engordan a la prima de riesgo y su cuñado y siguen cantando napolitanas, a ver si aprendemos de Roma, la legendaria, la eterna, como diría el poeta Valentinus!, anuncia el humorista.
¡Marchando, una de spaghetti y otro carajillo, y viva Sofía Loren y Alberto Sordi!, exclama la dueña del bar.





martes, 29 de mayo de 2018

POETAS, POESÍA Y LA HISTORIA DE CATALUNYA



Como argumenta Francesc de Carreras, en carta muy amistosa a Alfonso Guerra, y como argumentaba mi madre, que tuvo un novio poeta, apunta la hija de la bibliotecaria: "Los responsables de todo, incluso de tu nacimiento, son los poetas", decía mi madre. Y Francesc de Carreras añade: "Pero léete el libro (Alfonso), a ti te gusta la historia, léete como explícitamente la mayoría de historiadores catalanes renunciaron a serlo para convertirse en historiadores nacionalistas, es decir, falsos historiadores, en realidad poetas. Antes te he dicho que el nacionalismo catalán ha sido inventado por los historiadores y los poetas sin darme cuenta de que en Cataluña, aunque le llaman historia, los historiadores hacen poesía, sentimientos, ficción."
¡Malditos poetas!, exclama la cuñada del dentista.
¿Todos...?, pregunta el poeta romántico del barrio.
Bueno..., todos, lo que se dice todos, pues, bueno..., duda el politólogo.
¡Todos, todos, medio borrachos en el taxi como turistas!, sentencia la vecina taxista
¡Qué fuerte, cuánta poesía hay en Catalunya!, bromea la nieta del anarquista.
231 poetas y 231 poemas (a uno por cabeza de poeta), nada más y nada menos, según la última antología publicada, Mig segle de poesia catalana. Del Maig del 68 al 2018, lee en Internet la vidente del barrio.
Por favor, no banalicemos. En realidad hay más poetas y más poemas, pero no caben todos, ya saldrán en otra dentro de 25 o 50 años, advierte el periodista en paro.
Mientras hay vida, hay esperanza, apunta la hermana del informático.
Depende, contesta la vidente.
Cualquier antología de poesía es bienvenida, y nadie es perfecto, tampoco las antologías, considera el poeta romántico.
¡Marchando, otra de poesía y calamares a la romana!, pide el humorista.
¡Oiga, que la dueña del bar soy yo!, replica la poeta, digo, la dueña del bar.
Han pasado por la calle 25 bomberos, en bicicleta y con lazos amarillos, informa la sobrina de la peluquera.


domingo, 27 de mayo de 2018

LA CERVEZA, CUANDO NO ES NEGRA, TAMBIÉN ES AMARILLA




Es un no parar, pero de color amarillo. Si no quieres cruces, tienes toallas; si no quieres toallas, tienes... el submarino amarillo, o a Van Gogh, el amarillo por antonomasia. Mientras haya presos políticos, habrá amarillo por doquier, arriba y abajo, aquí y allá, a la izquierda, en medio y a la derecha (más o menos), fuera o dentro, delante o detrás, a un lado y a otro, por encima o por debajo..., comentan en el bar de la cerveza amarilla, mientras a lo lejos suenan los tambores de Fu-Manchú. 






jueves, 24 de mayo de 2018

EL SILENCIO QUE HABLABA


Hablando, hablando, diciendo una palabra tras otra, e intentando explicarlas más de la cuenta, con nuevas frases, se fue quedando sin palabras, una a una se le fueron gastando todas. Al final, se quedó sin nadie con quien poder hablar en el barrio, ya que no entendían las palabras que él balbucía, tartamudeando. Fue entonces cuando optó por el silencio: ahora ya estaría solo, se dijo, sin más palabras y sin nadie alrededor.
Pero fue justo entonces cuando empezaron a preguntar por él y a sospechar de su silencio. Lo persiguieron. Lo encontraron. Por fin, lo silenciaron para siempre.
Si ya no hablaba con nadie, si ya no decía una palabra tras otra, ¿por qué lo mataron ahora, precisamente cuando dejó de hablar?, se preguntaban algunos.
Alguien respondió que el caso estaba muy claro: sus silencios eran más peligrosos que sus palabras, pues ahora hablaba a escondidas, cuando nadie lo oía ni podía tener conocimiento y control de sus palabras. Ahora, cuando callaba, era más peligroso con sus silencios que con las palabras de antes.
Pero hay otros que afirman que el problema en realidad era otro: nadie se hubiera preocupado de sus palabras si, en lugar de decirlas o callarlas, hubiera aceptado pronunciar las palabras de los otros. Las palabras cuyo uso ya estaba establecido en el barrio desde tiempos inmemoriales, y que era del todo punto absurdo venir ahora con palabras nuevas.


lunes, 21 de mayo de 2018

EL "CULTURA"



Hoy, portada de despedida (esperemos que provisional) del suplemento literario "Cultura", del diario "El Punt-Avui", que con tanto rigor y generosidad ha dirigido David Castillo durante treinta años.
Y una reseña de Ferran Aisa sobre Guía urbana de infancias, calles y espectros, libro publicado por In-verso, Ed. Poesía.

domingo, 20 de mayo de 2018

UN PISO HIPOTECADO, NO ES UN PISO TUYO, COMENTAN EN EL BAR



Un piso cualquiera en Barcelona o en Madrid vale unos 300.000 euros o más, informa la sobrina de la peluquera.
¿Un chalet de 600.000, no en un barrio residencial de Madrid o Barcelona, como tienen otros conocidos políticos, sino a 40 km. de Madrid, ambos apoyados por sus dos familias para conseguir la hipoteca? ¿Esto escandaliza tanto?, apunta la vidente del barrio.
Son dos comunistas y deberían dar ejemplo de austeridad, replica la cuñada del dentista.
Claro que sí, que sean consecuentes, ratifica la vecina taxista.
Como los reyes, papas, cardenales, arzobispos y obispos, que lo son por derecho divino y viven en la pobreza, satiriza el periodista en paro.
Derechistas, pseudosocialistas y otros vivales, políticos o no, viven en barrios residenciales, pero ¿los comunistas y anticapitalistas tienen que dar ejemplo y vivir en barracas?, protesta la nieta del anarquista.
"En concreto, la hipoteca asciende a 540.000 euros y supone una cuota mensual de 1.600 euros durante los próximos 30 años, por lo que cada uno pagará 800. Iglesias y Montero subrayan en su comunicado que es una adquisición que se pueden “permitir” gracias a sus respectivos sueldos que cobran como parlamentarios en el Congreso", lee la hermana del informático en lavanguardia.com.
Un piso hipotecado, no puedes decir que sea realmente tuyo, de propiedad, hasta que hayan pasado 30 o 40 años y lo hayas pagado todo, dice la dueña del bar.
Si no pagas, te desahucian y punto, ¡a la puta calle!, advierte el humorista.
Mi hermana y mi cuñado se quedaron sin trabajo y no pudieron pagar: fueron desalojados como delincuentes y se quedaron sin el piso de 300.000 euros; además, perdieron todo lo que habían pagado a lo largo de los años, explica el poeta romántico del barrio.
Ambos, los de Podemos, declaran que si no los quieren en su partido, dimiten, apunta la hija de la bibliotecaria.
Ojalá todos los políticos se atrevieran a consultar estas cosas domésticas, personales, a las bases de sus respectivos partidos, comenta el politólogo del barrio.


jueves, 17 de mayo de 2018

RECORDANDO A CASTELAO



Hoy, Día das Letras Galegas (Día de las Letras Gallegas), lo celebran en el bar recordando a Castelao, el gran escritor y dibujante gallego (la dueña del bar es hija de padre catalán y madre gallega, comenta la sobrina de la peluquera).
La nieta del anarquista lee en Wikipedia que Castelao “murió el 7 de enero de 1950 en el sanatorio del Centro Gallego de Buenos Aires, siendo enterrado el 9 de enero en el cementerio de la Chacarita. La Dirección General de Prensa del Gobierno de España despachó instrucciones a los medios acerca de cómo tratar la noticia:

«Habiendo fallecido en Buenos Aires el político republicano y separatista gallego Alfonso Rodríguez Castelao se advierte lo siguiente:
La noticia de su muerte se dará en páginas interiores y a una columna.
Caso de insertar fotografía, ésta no deberá ser de ningún acto político.
Se elogiarán únicamente del fallecido sus características de humorista, literato y caricaturista.
Se podrá destacar su personalidad política, siempre y cuando se mencione que aquella fue errada y que se espera de la misericordia de Dios el perdón de sus pecados.
De su actividad literaria y artística no se hará mención alguna del libro Sempre en Galiza, ni de los álbumes de dibujos de la guerra civil.
Cualquier omisión de estas instrucciones dará lugar al correspondiente expediente.» 

Dirección General de Prensa del Gobierno de España (1950)
................................................................................................
No sólo vuelven las oscuras golondrinas, sino también las palabras y juicios oscuros, comenta el poeta romántico del barrio.
Así es, ratifica la vidente.
¡Cuidado, que desacatan!, advierte la cuñada del dentista.
¡Siempre amarilleando, es que no paran!, exclama la vecina taxista.
Creo que el poeta romántico se refiere al juicio de la razón, cuando ésta oscurece hasta la sinrazón, ¿no?, pregunta el humorista.
Así es, hijo, así es, afirma el poeta romántico.
¡Hoy brindaremos con “Estrella Galicia” y “pulpo a feira”, anuncia la dueña del bar.
¡Me apunto!, exclama la hija de la bibliotecaria.
¡Yo también!, grita el periodista en paro.
¡Quién no, viva Galicia!, exclama el politólogo.
















lunes, 14 de mayo de 2018

HAY MONOS QUE NO RECONOCEN AL HOMBRE COMO DESCENDIENTE


Cuenta la leyenda del parque de una ciudad, cuyo nombre no recordaremos (por seguridad), que un mono -descendiente de otro mono, Pedro el Rojo, que un día hizo un discurso en la Academia kafkiana-, preguntó un día mediante el lenguaje de los signos (esos monos tienen la lengua cortada): "¿Por qué la política y la religión, en caso de desavenencias, sacan, no lo mejor, sino lo peor del llamado ser humano, llegando a la agresión verbal y a la violencia física, a la voluntad de exterminio del otro, y la palabra queda muerta, asesinada por uno u otro o por ambos a la vez?"
Y otro mono, muy viejo, contestó mediante signos: "Porque el ser humano no desciende del mono, como se ha argumentado tantas veces, sino de otro animal, el más mortífero desde la prehistoria: el hombre, ese animal que ya enjaulaba a los monos para distraerse. Les cortaban la lengua y los torturaban hasta la muerte para que no pudieran contar jamás la verdadera historia del origen del hombre, de su especie: la sangre, la sangre derramada, vertida por ese animal del mal que es el hombre. No por el mono u otro animal."



domingo, 13 de mayo de 2018

VOLUNTARIADO POÉTICO, Y TAMBIÉN ¿VOLUNTARIADO POLÍTICO Y FINANCIERO?


Cuentan de un lugar donde se propuso, además del voluntariado poético ya existente desde tiempos inmemoriales (el de los ciudadanos poetas que escriben, recitan o cantan para otros), organizar también un voluntariado político y banquero.
Y que todos ellos se ganarían la vida, no especulando con el trabajo y el dinero de los demás, sino trabajando todos media jornada en otro sitio: en el campo, en la escuela, en la oficina, en un hospital o en cualquier otro lugar, dedicando el resto de la jornada al voluntariado de esas labores poéticas y artísticas (lectura pública de poemas, cantar, interpretar música, teatro, cine), labores políticas (legislar leyes con sentido común) y labores financieras (libretas de ahorro bien administradas). Todas, acciones de voluntariado, realizadas después de salir de trabajar unas tres cuatro horas, bien remuneradas, en una escuela, en una oficina, en un bar o en pompas fúnebres, por ejemplo.
Pero cuentan que nadie se presentó voluntario para llevar a cabo este proyecto de servicio público desinteresado, excepto una columna de poetas, ya habituados a esas tareas, y un grupo de jóvenes y jubilados que bajaron a los suburbios y colaboraron con los centros asistenciales de los barrios.
Seguimos, pues, esperando a Godot, aquel tipo que nunca llega (de todos modos, si un día apareciera, seguro que tendríamos otra decepción, así que..., voluntariado poético).




viernes, 11 de mayo de 2018

FERIA PARA CALMAR LOS ÁNIMOS DULCEMENTE



Hoy, Fira de Sant Ponç (Feria de San Poncio), que se celebra en la calle Hospital, de Barcelona, comenta la hermana del informático.
Feria anual de la fruta confitada, vendida a granel o escarchada en potes de vidrio. Frascos y caramelos de miel y eucalipto, ramos de menta, farigola (tomillo), camamilla (manzanilla) y romaní (romero), con los que se puede hacer una buena infusión de hierbas para calmar, dulcemente, los ánimos de unos y otros, explica el poeta romántico.
¡La miel es amarilla, la flor de la manzanilla es blanca y amarilla, otra provocación!, avisa la cuñada del dentista.
¡Igual que los taxis de Barcelona!, advierte la vecina taxista.
Nada como una buena infusión de hierbas para rebajar la mala digestión, el estreñimiento y la irritación de garganta, recomienda el politólogo.
¡Un escándalo: los caramelos también son amarillos!, replica la sobrina de la peluquera.
¡Marchando, una “Estrella” y calamares a la romana!, anuncia la dueña del bar.
Pues a mí, ¡póngame una cerveza negra y calamares a la plancha, sin rebozar, que amarillean!, indica el humorista.
Cerveza negra, cerveza anarquista, como decía mi abuelo, apunta la nieta del anarquista.
Mi madre se pone lencería amarilla porque sale con un novio unionista, bromea la hija de la bibliotecaria.
Pues mi marido lleva bragas del Peñón de Gibraltar, ¡y a mucha honra!, replica la cuñada del dentista.
Querrá decir calzoncillos, ¿no?, pregunta la vidente.
Vale, vale, que me ata
balan, que me agobian..., confirma la cuñada del dentista.



miércoles, 9 de mayo de 2018

¿POETAS DESAPARECIDOS EN BARCELONA Y SUS ALREDEDORES?




No ha sido rapto ni secuestro, informan. Por unos días han desaparecido los poetas que viven y trabajan en Barcelona y otros lugares de Catalunya (unos, catalanes; otros, residentes) y que escriben en lengua castellana. El Ayuntamiento, un año más, no los ha invitado a café con leche ni a carajillo, comenta el periodista en paro.
Tranquilos, volverán las oscuras golondrinas y los pájaros exóticos cuando finalice el festival poético, anuncia la vidente.
Serán unos resentidos esos que se quejan, dice la vecina taxista.
Ahora no es el momento de quejarnos de lo nuestro, con la que está cayendo, con presos políticos, exiliados, artistas y profesores denunciados, advierte la sobrina de la peluquera.
¿Falta de justicia poética y escaso ojo político y cultural?, pregunta el politólogo del barrio.
Lo que falta es sentido de la estrategia ¿Luego les pediremos el voto poético transversal a todos los poetas de Catalunya, escriban en la lengua que escriban? Así no crecerá nunca el independentismo poético ni se ampliará el otro, el político-cultural, advierte el hijo del vecino neomarxista.
Perfecto, eso nos gusta en Tabarnia, afirma la cuñada del dentista, pescando en río revuelto.
Hay quien no ve más allá de sus narices poéticas o políticas, apunta el humorista del barrio.
Como un novio de mi madre, que quería ganar el Premio Planeta escribiendo una novela en esperanto, bromea la hija de la bibliotecaria.
Aguas poéticas y políticas que bajan revueltas y turbulentas, mal asunto, indica la nieta del anarquista.
Siempre nos quedarán las acciones poéticas del voluntariado, sin financiación oficial ni privada, como casi siempre, sentencia el poeta romántico del barrio.
¡Marchando, otra “Estrella”!, exclama la dueña del bar.
¡Pero que no sea una "Mala Estrella"!, replica el humorista.
De todos modos, pase lo que pase, digamos lo que digamos, no olvidemos a los perseguidos, a los presos políticos de aquí y de cualquier lugar, y que cada una se pueda casar con la chapa o el lazo que quiera, apunta la hermana del informático.
Vale, no mareemos más la perdiz, que hoy, 9 de mayo, es el Día de Europa, apunta el politólogo.
¿El día de qué...?, pregunta la nieta del anarquista.


domingo, 6 de mayo de 2018

LA EMBOSCADA


Vemos en la portada de este cómic, de este tebeo, al Jinete Enmascarado salvando, en el último instante, a un poeta del barrio que iba a ser colgado de un árbol, condenado por no haber aceptado una prebenda de corrupción, ni un máster apañado, ni un premio amañado. ¡Así, con tanta dignidad no hay quien viva, y se vuelve insoportable su presencia en el barrio!, exclamaron quienes lo condenaron.
Menos mal que el Jinete Enmascarado pasaba por allí, agarró al poeta en el momento de caer del árbol y se lo llevó al galope, a un lugar desconocido, comentan algunos en el bar del barrio.


jueves, 3 de mayo de 2018

ENIGMA POÉTICO: EN EL PAÍS DE LOS CIEGOS, EL POETA TUERTO ES REY


Enigma poético: Si la poesía tiene lectores, ¿por qué casi nadie compra libros de poesía los días laborables, si exceptuamos el día de la presentación del libro, que es cuando lo adquieren algunos de nuestros amigos y conocidos, si previamente nos les hemos regalado el libro?


martes, 1 de mayo de 2018

1 DE MAYO, ¿UNA FIESTA DE BROMA O UNA BROMA DE FIESTA?



1 DE MAYO, DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJO, DE LA FIESTA DEL TRABAJO O DEL TRABAJADOR, DICEN, O DEL SUELDO MÍNIMO, O DE LA PENSIÓN MÍNIMA,
DÍA DEL TRABAJO PRECARIO, MAL PAGADO, ¿DÍA DEL ESCLAVO O DEL PARO?


La Fiesta del Trabajador.
¿Esta fiesta es una broma?, pregunta alguien en el bar del barrio.
Problemas políticos, judiciales, económicos, denuncias aquí y allá, ¡y mañana 1 de Mayo! La fiesta del trabajo o del trabajador, con la que está cayendo y el paro, ¿no será otra broma de fiesta?, añade alguien en el bar.












sábado, 28 de abril de 2018

LAS NECESIDADES DEL SER Y EL DINERO



Vayas al bar que vayas a desayunar, se habla siempre de lo mismo: fútbol y dinero. No importa que haya problemas políticos, injusticia social, acciones terroristas, acciones vandálicas, violaciones, robos, acosos, accidentes, enfermedades, etc., siempre se termina hablando de fútbol y dinero, comenta la vidente del barrio en el bar.
Decía Marx que las “necesidades radicales” que genera el capitalismo en el individuo, estimuladas artificialmente mediante la producción desaforada de nuevos objetos de consumo cada vez más inútiles, esas necesidades, pues, después de ser engendradas, no resultan satisfechas por el propio sistema capitalista, explica el neomarxista del barrio.
El mismo liberalismo económico, salvaje, que ha creado esas “necesidades radicales”, no puede satisfacerlas equitativamente, a todo el mundo, sin perjudicar, a la vez, los intereses particulares de los propios capitalistas en la lucha brutal de la oferta y la demanda, que los economistas denominan con el eufemismo ”competencia de mercado”, añade el politólogo.
Se origina, entonces, la insatisfacción. La insatisfacción individual y la colectiva, apunta el poeta romántico.
Precios altos, salarios bajos. Aumenta el paro, la llegada masiva de emigrantes, de refugiados sin refugio, de persegudios por la miseria. A más producción, más insatisfacción, más crisis económica, más explotación y pobreza. Marginación, miseria. Despidos, huelgas, manifestaciones, revueltas, lucha callejera, represión política, policial, etc., añade el periodista en paro.
De ahí, pues, ¿la necesidad de la revolución que el propio sistema ha originado, por insatisfacción general?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Esa revolución utópica, que deja de serlo al día siguiente de ganar el poder, si un día lo gana, advierte la nieta del anarquista.
Vaya, rollo, señoras y señores, vaya rollo que traen ustedes hoy, replica la vecina taxista.
Siempre buscando tres pies al gato, ¡y a protestar!, exclama la cuñada del dentista.
Mi madre tenía un novio revolucionario que ahora es inspector de hacienda, bromea la hija de la bibliotecaria.
Mi padre era sindicalista y ahora va al Bingo, añade el humorista.
¡Marchando, otra cerveza y una de calamares a la romana!, anuncia la dueña del bar.