jueves, 12 de noviembre de 2009

EL DON DEL HABLA



















la vanguardia.es
Descubierto el gen que permitió crear el lenguaje
Los científicos aclaran cómo surgió la capacidad de hablar a partir de cambios en un solo gen
La versión humana del gen FOXP2 modifica la actividad de otros 116 genes en el cerebro

JOSEP CORBELLA Barcelona 12/11/2009
Si tienen la oportunidad de disfrutar de la lectura de La Vanguardia, y de comentar después las noticias con otras personas, pueden darle las gracias al gen FOXP2. Según han descubierto investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), la versión humana de este gen modifica la actividad de otros 116 genes en el cerebro, de modo que cambia la arquitectura del cerebro y aparece el don del lenguaje. Este mismo gen actúa también en otros órganos, especialmente en actividades de coordinación motora, de modo que el aparato de fonación puede ejecutar la compleja secuencia de movimientos que permite el habla. FOXP2 emerge así como el interruptor maestro del lenguaje, ya que de él depende que se produzcan la multitud de modificaciones necesarias en el cuerpo humano para poder hablar.

Nota
Y el verbo se hizo carne.
¿Estará Dios en el cerebro, oculto, burlándose de nuestros afanes, de nuestras "guerra y paz"?
¿Es posible y aceptable un Señor divirtiéndose con las imperfecciones de sus criaturas?
Esto ya lo hacía Zeus, el dios tronante y tunante de Homero, el dios crónida cuyas Afroditas, Apolos, Circes y Sirenas jugaban con Ulises, Aquiles y los demás héroes, en las guerras constantes, el amor y la paz efímera.
¿Un Dios patriarcal y tunante?
¿O es el cerebro, su núcleo y estructura, el propio Dios en la tierra?
Si Dios no existe, ¿cuál es el referente ético, moral, del cerebro humano, que también es divino sin Dios? ¿Ama al prójimo como a ti mismo? ¿Y si no te amas? ¿Y si no amas al prójimo? ¿Y si no te amas a ti mismo ni amas al prójimo?
Ganas de tocar el sueño, de tocar las narices, ciertamente.
Pero, señoras, señores, esto ya se lo preguntaba Dostoievski, sus personajes, en el siglo XIX.

El suplente del cronista

8 comentarios:

Ulises dijo...

Irónico estáis, caballero. Peligroso análisis el de Raskolnikov.

Un agnóstico (como casi todo el mundo que es entrevistado)

Ulises dijo...

Ud., el que se hace llamar "Suplente del cronista", es un descreído, un ateo que se ríe de Dios y el Diablo. No todos somos tan negativos. Tenemos esperanza, confiamos en el prójimo y no nos reímos de las creencias ajenas. Paz y esperanza, amor a uno mismo y a los demás, fundamentos que Ud. al parecer ignora. Que tenga suerte y vigile.

Una lectora ofendida

Ulises dijo...

No era mi propósito ofender las creencias religiosas de nadie. Considero que la sátira (me gusta repetirlo) es purificadora, higiénica. Por eso las dictaduras políticas, religiosas, son siempre demasiado serias, trascendentes, y quieren imponerse como modelo de vida (reprimida). En las dictaduras casi está prohibido reírse. La risa es sospechosa de libertad, y la sátira es perseguida y el satírico es encarcelado por todos los represores (Hitler, Stalin, Mussolini, Franco, Pinochet, Fidel Castro, etc.).
Le recomiendo el libro "La risa", un estudio del filósofo Bergson sobre el fenómeno de la risa (y excuse la recomendación).

El suplente del cronista

Ulises dijo...

Siga satirizando, y un día todos nos vamos a partir de risa viéndole cojear (ya sabe, hay golpes no-poéticos que se escapan de las manos).

Quien avisa, no es traidor

Ulises dijo...

La sátira es cosa seria.

Una poeta joven

Ulises dijo...

Nunca hay que partirle las piernas a la libertad, a la imaginación. Es de cobardes, de ideas rastreras, incapaces de argumentar lo que piensan (si es que piensan alguna vez). A favor de la creación, de la sátira, de la imaginación.

Un satírico

Ulises dijo...

Gracias.

El suplente del cronista

Nadal dijo...

Sabiendose proteger, Cervantes, del Santo Oficio; escribió:
"Con la iglesia hemos dado, Sancho"
Y otros leyeron: "Con la Iglesia hemos topado, Sancho"

Apuntaba, no de forma clara, en mi comentario al "PINTOR DE HAITI", mi crítica a nuestro integrismo religioso, muy peligroso, ya que queremos ignorar su existencia.

Sorprendido estoy y anonadado. Y anoto, despues de seguir periodicamente la evolución de los debates en la "PENSION ULISES", como son Dios y el Sexo, los temas más motivadores.
Y estando Dios, más allá de la muerte, me remito a EROS y TANATOS,
sístole y diástole del acontecer cotidiano.