jueves, 3 de septiembre de 2009

1 DE ENERO, 2 DE FEBRERO, 3 DE MARZO, 4 DE ABRIL...

J. Martínez Osete, El Puma (1952)












¿Dicen que España lidera el paro, que es el país europeo donde hay más paro?, preguntan por el barrio. No pasa nada. Ahí está la lotería nacional de los 420 euros para los parados que sean agraciados con el número del Año y el nombre del Mes, que esta vez ha sido el primer Mes del año 2009, Enero: ha tocado Enero 2009.

Pero algunos, malhumorados, ya se preguntan:
¿Es constitucional esta lotería?
Y si lo es, ¿es justa, de justicia social, no tener en cuenta a los parados anteriores al 1 de Enero de 2009?
Será una cuestión de presupuesto -que no hay dinero-, pero, ¿en virtud de qué baremo estadístico o teoría de la necesidad un parado del 31 de Diciembre de 2008, por ejemplo, tiene menos necesidad que los del 1 de Enero del 2009?
¿A qué llamamos derechos constitucionales, iguales, dicen, para todos los ciudadanos?
A partir de ahora, ¿también serán diferentes los deberes, y unos tendrán más deberes jurídicos que otros, por ejemplo, con Hacienda?

No pasa nada. "1 de Enero, 2 de Febrero, 3 de Marzo, 4 de Abril, 5 de Mayo, 6 de Junio, 7 de Julio, San Fermín...", cantan en las sedes de los sindicatos paraoficiales. "A pagar más impuestos para sufragar los nuevos parches sociales conseguidos. Viva el parche!", cantan al final,

Los sindicalistas históricos, Marcelino Camacho y Nicolás Redondo, por mucho menos, habrían organizado una huelga general. Otros tiempos de lucha, de rebeldía: entonces no se había inventado la cantidad millonaria del subsidio de los 420 euros, que te permitirá vivir con todo lujo de comodidades.

El suplente del cronista

4 comentarios:

Ulises dijo...

El gobierno y los sindicaos grandes, UGT y CCOO, han hecho un pacto de miseria. Es lógico. Estos sindicatos ya no representan a los trabajadores. Son también funcionarios y tienen otros intereses. Siempre quedan al margen los sindicatos pequeños, los verdaderos sindicalistas.

Militante de un sindicato pequeño

Ulises dijo...

No hay que asombrarse: España es un país de "vividores" a costa ajena. Los políticos, los primeros. Quien puede, lo hace. Tenemos esta "mala educación". No conocemos, en España, la cultura del trabajo, trabajar para hacer las cosas bien, para que las cosas funcionen, para que el país prospere y nosotros con él. Es lo que nos hubiera dicho Calvino. Pero nosotro, los españoles, somos católicos-ateos, ateos-católicos, depende del año y de las familias.

Un artesano

JX dijo...

¿QUÉ MÁS PODEMOS HACER?

Este slogan es repetido hasta la saciedad por nuestro políticos y cuerpos de seguridad, zanjando así la responsabilidad para resolver los problemas reales: “¿Qué más podemos hacer?”, responden una y otra vez, y por tanto se limitan a no hacer nada.
¿Se imaginan a cualquier político de Francia o Alemania respondiendo así? No creo que durasen mucho tiempo en un cargo de responsabilidad, a diferencia de lo que sucede aquí, que se lavan las manos y se pasan el problema de unos a otros por falta de competencias, y siempre te mandan a la jurisdicción de otro organismo, nacional, autonómico, municipal.
En las próximas elecciones sería de agradecer que en los programas de los partidos figurara todo lo que no son capaces de resolver los candidatos, y que nos dijeran cuáles son sus limitaciones e incompetencias, en lugar de hacer promesas electorales que luego nunca se cumplen.
Aquellos políticos y cuerpos de seguridad que no saben qué más pueden hacer, sería razonable y conveniente que dejaran sus cargos y trabajos en beneficio de las personas, políticos o no, que sí tienen vergüenza y sentido común y quieren hacer algo más.

Janet Xirgu

Ulises dijo...

Lo que dice Janet Xirgu lo diría cualquier anarquista bien nacido. ¿No será por casualidad descendiente de algún Xirgu anarquista? La imaginación al poder, siempre. Basta de tanta mediocridad.

Una diseñadora ácrata