martes, 31 de marzo de 2009

ENTRE PUCHEROS ANDA LA POESÍA

Arcimboldo, Flora






















Espero que sepan disculpar a esta novata. Esta afición literaria, desbordada al escribir, que ha surgido en mí últimamente es por no tener presente ni a Gracián ni a las nuevas tecnologías, que precisan de brevedad como dice un pensionista. He comprendido que si quiero participar de ellas hay que conocer las reglas del juego, que esto es un blog, y como tal hay que saber comportarse o escribir en él. Vuelvo a pedir disculpas.

Aprendida la lección, y respetando las reglas del juego, me dispongo de nuevo a participar en este blog. Eso sí, dando una interpretación libre del tema que a cada dos por tres vuelve a debatirse en este Blog, aunque presentado de formas diversas, sobre la prosa, la poesía, o que si prosa, que si poesía, etc.

El otro día, mientras estaba preparando los alimentos para hacer un guiso entre pollos y vegetales, de pronto me hice estas preguntas:

¿Alguna vez se ha visto que en una carta de menú el besugo sea la guarnición de un par de tomates al horno, y no al revés?
¿O que un suculento filete sea el acompañamiento de un par de patatas hervidas? Ustedes me dirán ¿y esto qué significa?, ¿qué tiene que ver el besugo con la literatura? ¿Volvemos a meternos de nuevo en berenjenales? ¿"Cocinera a tus pucheros”? Pues sí, como santa Teresa, busco entre los pucheros un poco de claridad.

Quiero decir que me gusta más la prosa con guarnición, con elementos poéticos o prosa poética. El plato sería de besugo (prosa) con guarnición de patatas asadas, hortalizas, tomates (poesía, con perdón), no a palo seco. La poesía hace que la prosa sea más suculenta, más sabrosa. Pero también, no crean, me gusta saborear la prosa sola, sin guarnición.

En cuanto a la poesía, prefiero que tenga elementos narrativos, de prosa, como en la poesía de Walt Whitman. Un plato también con guarnición, en este caso de salsa narrativa. Pero también me gusta la poesía sola, como la de de Emily Dickinson. En realidad me apetecen todos los platos, eso sí, bien cocinados y condimentados.

Pero, claro está, en estos temas hay que contar con los partidarios de carnes y pescados y también con los vegetarianos. Es decir, con toda clase de platos sencillos o combinados, con la cocina casera y la de restaurante. Por no hablar de la “nueva cocina experimental”, con sus “espumas de pimientos verdes o aires de zanahoria” (deliciosos, siempre que se haya comido antes una buena tortilla, como diría Josep Pla).


Cuestión de paladar, en definitiva, y que cada uno se aliñe los "alimentos terrestres" a su gusto.
Bon appétit.

Muñequita Linda

3 comentarios:

Nadal dijo...

Otra variación del tema PROSA versus
NARRATIVA,complementaria a la expuesta como comentario en "OTROS DILEMAS DEL SIGLO XXI:LA VISION POETICA".
Joan Miró dijo una vez que toda pintura era figurativa...
Podriamos comparar la narrativa con la pintura figurativa y la poesía con la pintura abstracta.
La narrativa recrea el mundo de la experiencia y la poesia recrea el mundo de las palabras.Pero una narrativa que ignore el mundo de las palabras no nos dará significado,solo una información utilitaría del mundo.Por otra parte una poesía que ignore el mundo de la experiencia será indescifrable,un simple juego de palabras,también sin significado.
Joan Miró sabía que un garabato en un papel,aunque no queramos,le acabamos dando una representación.
Creo que la confusión viene de la confrontación entre prosa y verso,
que ya no se quiere tener en consideración desde la implantación de la
prosa poetica/poesia en prosa.La
versificación que respondía a razones mnóticas y musicales,tubo su razón de ser antes de la escritura,cuando los textos se cantaban,después,ya sin razón de ser,se fue convirtiendo en un lastre para la creación hasta quedar superada.
Actualmente no se puede considerar un texto literario como narrativa o poesía,simplemente unos textos son mejores que otros y unos textos son más largos que otros.
Y no nos engañemos,los mejores son más dificiles.

Ulises dijo...

En su comentario sobre "Prosa versus Poesía", Nadal explica bien la caída en desuso de las técnicas poéticas de otro tiempo, cuando tenían un sentido práctico, mnemotécnico y musical. Cuando, por ejemplo, en los trovadores y juglares la rima y su musicalidad eran el útil y necesario soporte de la memoria y del recitado cantado, como aún lo es en el caso de los cantantes.

Nadal dijo...

Y LE DAREMOS OTRA VUELTA A LA ROSCA...
Que no se enfade nadie pero yo los textos literarios los clasifico en muy cortos,cortos,menos cortos, largos y muy largos.Los muy cortos los suelen llamar poesía,a los cortos los llaman prosa poetica,a los menos cortos cuentos,a los largos novela y a los muy largos...
los muy largos han de ser la hostia para que un editor los publique.Esto no quiere decir que todos se escriban igual y la unica diferencia sea la medida,cada medida exige una escritura,aunque aveces nos sorprenden como Lezama Lima con su "PARADISO".