jueves, 19 de enero de 2017

LOS PREMIOS Y EL PRECIO DE LA ELECTRICIDAD


"¿Los premios se dan a favor de..., o en contra de...?", me preguntaba ayer mi madre, a la hora de cenar, comenta la hija de la bibliotecaria.
Sería una pregunta retórica, ¿no? ¿Qué respondiste o respondió tu madre?, interroga la fiscal del barrio.
Bueno, le dije que no entendía la pregunta, cuando, de pronto, sale otra vez Obama en la pantalla anunciando que volverá si Trump se porta mal como sheriff, y ya no hablamos más del tema, contesta la hija de la bibliotecaria.
A mí me parece que tu madre quería decir que los premios, culturales, políticos, honoríficos, remunerados, nacionales, locales o lo que sea, se dan más en contra de unos posibles premiables que a favor de los propios premiados..., a veces, claro, no siempre es así, explica y duda el poeta romántico del barrio, que, de premios dados y no dados, sabe un rato largo, añade, rimando.
Interviene la cuñada del dentista recordando que al cantante Raimon le dieron aquí, en el año de la famosa consulta, un premio honorífico, y que al día siguiente va y declara en un periódico que él, como valenciano, no puede ser independentista catalán ¡fue buenísimo!, indica la cuñada del dentista, riendo.
También dijo que está favor del derecho a decidir y de los referéndums, lo recuerdo muy bien, replica la hermana del informático.
No se meta en este fregado, / que acabará escaldado”, cantaba mi abuela, recuerda el politólogo.
Con estos fríos, nada mejor que hervir un buen caldo, bromea la nieta del anarquista.
Caldo a la catalana, de pollo o gallina, introduzca nabo, ajo puerro, chirivía, zanahoria, pelota (carne enharinada, sal y pimienta, miga de pan mojada con leche, rompa un huevo y todo bien amasado con la yema, añadiendo luego la pasta (galets, fideos) y butifarra negra, si uno quiere, manteniendo el hervor a fuego lento un par de horas, recomienda el humorista.
¡Siempre con la butifarra, el huevo roto y el desacato en la punta de la lengua!, exclama la fiscal del barrio.
Vamos, que unos y otros no se tienen el cariño que debieran, como ha declarado Susana Díaz sobre el PSOE, dice la vidente del barrio.
¡Atención, atención, cuidado con los enchufes, digo, con enchufar lavadoras y calefacciones, que la electricidad anda disparada!, advierte la dueña del bar.
Jo pos per testimoni les gavines (Y pongo por testigo a las gaviotas), de Carme Riera, tengo un ejemplar en la tienda, informa la librera del barrio.


















3 comentarios:

en Facebook dijo...

Alfred Comin Meya: Dil.ligent assalt dels quatrers a la diligencia popular.
Me gusta · Responder · Compartir · 7 h

Angels Pal: Ladrones !
Me gusta · Responder · Compartir · 6 h

en Facebook les gusta dijo...

Esther MaCo
21 amigos en común
AmigoAmigos

Numidia Almeida
4 amigos en común
AmigoAmigos

Maruja Scott
217 amigos en común
AmigoAmigos

Alfred Comin Meya
3 amigos en común
AmigoAmigos

Ferran Aisa Pampols
84 amigos en común
AmigoAmigos

Jesús Aumatell Molas
88 amigos en común

AMALTEA dijo...

Digamos que un premio en ese país viene acompañado de un motivo subyacente extrartístico.
Me interea más tu receta, y esas honradas historias de vaqueros que entretenían de sus penalidades a los obreros de los años cincuenta.
En cuanto a Obama, con esa declaración ha hecho el ridículo porque es de una comicidad arrebatadora.tTendremos ocasión de reir -o llorar- con el nuevo presidente of United States.Qué tiempos más entretenidos nos esperan. Al menos, siempre nos quedará la receta de la escudella