viernes, 1 de julio de 2016

RESERVADO EL DERECHO DE ADMISIÓN...

RESERVADO EL DERECHO (RELIGIOSO) DE ADMISIÓN
Excursión divina al cielo para turistas y nativos intrépidos.
Pague y vea a Dios, visitando iglesias de pago.
Pague y vea a Dios accediendo a los altares, terrados y campanarios de las iglesias de pago Barcelona. 
La Sagrada Familia, monumento nacional e internacional, es sin duda la más prestigiosa y cara de visitar: iglesia de pago todo el día (pobre Gaudí, que murió atropellado por un tranvía y confundieron, dicen, su cadáver con el de un vagabundo miserable). 
También pueden visitar la Catedral y las basílicas de Santa María del Mar, Santa María del Pi y Sants Just i Pastor: estas iglesias también son de pago a ciertas horas del día -al mediodía y en las visitas nocturnas (no se garantizan milagros ni apariciones divinas, aunque la visita-excursión sea de noche). 
En estas iglesias de pago suele haber una capilla lateral, oscura, marginada del negocio y jaleos turísticos, donde te permiten rezar o descansar del mundanal ruido, sin pagar entrada.
Acceda, pues, al cielo, en ascensor o escalera de caracol, en una verdadera excursión divina privada, impagable, aunque sea de pago. 
Vea a Dios y no dude más, en un buen día de sol y cielo azul, subiendo, no a los altares, sino a las terrazas y campanarios de las iglesias de pago de Barcelona.
En breve, se anunciará si sale adelante y puede llevarse a la práctica un proyecto global de discoteca eclesial, sólo por las noches y con audición de música vintage en tocadiscos, sin grandes altavoces ni sonido máquina, sin manipulaciones electroacústicas. Música bailable, pero dentro de un orden.
Bon Voyage!

5 comentarios:

AMALTEA dijo...


Paga por ver,como los canales privados de tele. Los templos han añadido al cepillo el pago de entrada. Pagant sant Pere canta. Es una profunda y espiritual verdad.

Tot Barcelona dijo...

Gaudí diseñó las torres con acústica especial.
No hacen falta altavoces para escuchar las campanadas.
Los experimentos llevados a cabo señalan que tal y como están distribuidos los huecos de las cúpulas, el sonido proyectado se podría escuchar a cinco (5) kilómetros a la redonda.
Salut

en Facebook dijo...

Martina Golafre: Qué buen artículo!
Me gusta · Responder · 22 h · Editado

en Facebook les gusta dijo...

AmigoAmigos
Mariasun Marti Moragues
3 amigos en común

AmigoAmigos
Margarita Mirabet
1 amigo en común

AmigoAmigos
Martina Golafre
43 amigos en común

AmigoAmigos
Lurdes Fidalgo
7 amigos en común

AmigoAmigos
Eva Gaudes
171 amigos en común

Francesc Cornadó dijo...

Pagar por ver el dogma petrificado. ¡Ay pobre Gaudí, si levantara la cabeza!
Salud
Francesc Cornadó