lunes, 26 de diciembre de 2011

DE VIDAS EJEMPLARES Y OTROS EJEMPLOS
















26 de diciembre. Entra el humorista del barrio en el bar y dice que su vida no es nada ejemplar.
"Vidas Ejemplares" era una colección de tebeos que hacía mi hermana, dice la dueña del bar.
Ejemplar, ejemplar, bueno, no es asunto fácil dilucidar qué vida es más ejemplar que otra, opina el poeta romántico del barrio.
Aquí y ahora, dice la hermana de la peluquera, no se trata de saber quién es más ejemplar que otro, sino de ver el mal ejemplo a seguir que dan algunos, sobre todo las figuras públicas, políticos, banqueros, aristócratas, religiosos, etc. En la vida corriente y profesional, no dar mal ejemplo, eso es todo. 
Eso es todo y eso es nada, es más fácil encontrar agujas en un  pajar, dice el humorista del barrio. 
Aunque no se tenga una vida ejemplar, hay que tener por lo menos voluntad, inclinación a tenerla, opina la dueña del bar. 
Así es, amiga mía, responde el poeta del barrio. Como acontece en poesía: hay que tener voluntad poética y tender al poema, escribirlo, aunque luego salga un mal poema y no sea un ejemplo a seguir.
Usted siempre a lo suyo, dando ejemplo y creando nuevas tendencias poéticas, se burla la nieta del anarquista.
Un respeto, señorita, sea usted poetisa o no, que uno ya tiene una edad ejemplar, responde el poeta del barrio antes de salir del bar, malhumorado. Y aquí se acaba el cuento de hoy sobre la vida ejemplar.
















El suplente del cronista

1 comentario:

Jose Ferraz dijo...

La Iglesia católica belga, en un alarde de comportamiento ejemplar. Pagará entre 2.500 € y 25.000 € a los niños víctimas de abusos sexuales por parte de sus obispos (la compensación se puede reclamar con carácter retroactivo). La cuantía de la indemnización difiere según se le haya metido la cosa al niño o no y si al hacerlo se le partió la boca a hostias o no...