miércoles, 17 de agosto de 2011

EL CARTEL DE LAS FELICES VACACIONES DE ESTE AÑO
















"Felices vacaciones...", empieza diciendo el cartel de las fiestas del barrio: 
"Felices vacaciones...,  les desean los vivos, los muertos y los supervivientes del Barrio Gótico de Barcelona, entre ruidos, meadas y el jolgorio propio de las noches de Julio y Agosto.
Noches de fiesta y alegría interminable, noches animadas por los turistas accidentales y los que vienen cada año a devolver sus entrañas al amanecer, dejando lo comido y lo bebido incrustado en las esquinas góticas, neogóticas, barrocas y ruinosas de nuestro viejo barrio. 
Turistas, parejas bobas, familias cándidas, tribus ruidosas, séquito de borrachos, carteristas, estafadores, y todos los camareros cansados, y  perplejos los niños del barrio, y perdidos los gatos y perros abandonados que bajan de otros barrios para ser atropellados aquí, en las calles de nuestro querido barrio, donde siempre es fiesta y te espera una típica vomitada en la esquina gótica, como antaño en París.
Pero no desesperemos, que todo fluye y es efímero, también el verano, y, además, nos aguardan 200 confesionarios en la vía pública de Madrid con motivo de la visita del Papa.
200 confesionarios al aire libre, en plena calle, donde dicen que ya están haciendo cola para confesarse distintas agrupaciones de  políticos, banqueros, aristócratas, militares, funcionarios, sindicalistas, comerciantes de día y de noche, unos cuantos parados y miles de jóvenes religiosos de todo el mundo, así como algunos turistas ruidosos arrepentidos y carteristas silenciosos reincidentes del Barrio Gótico de Barcelona. 
Que sus pecados les sean perdonados, previa justa penitencia, por supuesto".

El suplente del cronista