domingo, 25 de abril de 2010

SANT JORDI BLUE, ¿OTRO DÍA DEL LIBRO ES POSIBLE?

Fotografía: Matilda Sagan, Sant Jordi Blue, con poetas, balcón y paloma


Sant Jordi Blue / Dia del Llibre. Encuentro de autores y muestra alternativa de libros en el bar Margarita Blue, coordinado por Roser Amills Bibiloni, con margaritas blancas y azules en lugar de rosas. Estaría bien también, además de vender y firmar algún que otro poemario o novela, intercambiar libros entre los propios autores y así recuperar una bella costumbre, como indicaba Iván Tubau. Estuvieron presentes (de algún modo u otro y aunque algunos no aparezcan en la foto), entre otros, Teresa Reyes, Roser Amills, Tònia Passola, Antonio Beneyto, Ester Xargay, Goya Gutiérrez, Osias Stutman, Isabel Núñez, Iván Tubau, Carles H. Mor, Vicenç Altaió, Jorge Carrión, Mario Lucarda, David Barba, José Florencio Martínez, Esther Zarraluki, Silvia Rins, Josep Anton Soldevila, Marta Binetti, Gustavo Vega, Felipe Aranguren, J. M. Hermoso, Pilar Brea, Amelia Romero, Matilda Sagan...

El suplente del cronista

20 comentarios:

Ulises dijo...

Sí, hay que recuperar a los poetas-poetas y escritores-escritores e intercambiar libros: el mundo no empezó ni acaba con los autores y editores más mediáticos. Otro "Dia del llibre" es posible, en paralelo al otro, al día tradicional-comercial-poco literario-muy engañabobos, con una rosa de invernadero en la mano.

Becaria vanguardista

Ulises dijo...

Por un día del libro realmente literario, la imaginación y la escritura al poder. Queremos escritores, no juntapalabras.

Una lectora joven que compra libros todo el año, excepto el Dia del llibre.

Ulises dijo...

Por una fiesta del libro y de las flores (no sólo de la rosa), que dure 12 meses, 52 semanas y 365 días al año.

James Joyce Club

Ulises dijo...

Que la escritura y la lectura sea algo más que comprar la última novedad, el último premio o la última tomadura de pelo.

Moby Dick

Ulises dijo...

Poesía, narrativa, filosofía, ensayo. No juntapalabras poéticas o prosaicas. No palabras sólo vendibles, vacías, ñoñas postmodernas, ñoñas postnada. Palabras escritas, no juntadas. Va bene?, que decía Cesare Pavese.

Blog galáctico de poetas jóvenes y desconocidos

Ulises dijo...

Literatura, por favor, no la basura más vendida.

Marcel James

Ulises dijo...

Corrupción política, pero también corrupción literaria, artística..., ya está bien. Por unas nuevas generaciones de creadores. Vender, verder, qué lata, que se ganen la vida con otra cosa y que escriban mejor. ¿Es pedir mucho?

Narradores insurrectos

Ulises dijo...

Soy un escritor profesional y escribo bien. Esto es lo que me dice mi madre, mi santa familia, y me lo creo. Quien esté libre de culpa...

Novelista, poeta, periodista, ensayista, filósofo, antólogo, prologuista, profesor, traductor, coordinador, etc.

Ulises dijo...

Soy poeta y nadie quiere lo que escribo. ¿Escribo peor que los otros? También tengo madre y abuela, pero leen lo de los otros. Pero sigo escribiendo.

El poeta constante

Ulises dijo...

No me importa nada. Pero escribo.

Anónimo eterno

Ulises dijo...

Prefiero no escribir más.
Prefiero no escribir.

Bartleby

Ulises dijo...

Palabras, palabras, palabras...
Unos las escriben y no las venden. Otros, no las escriben pero las venden. El mundo es de los listos, ya me lo decía mi papá.

Escritor en negro

Ulises dijo...

He escrito "La Catedral de la Villa Olímpica, con viento de mar nocturno", 1.200 páginas, con asuntos de alta corrupción, asesinatos políticos, prostitución religiosa y crímenes de amor. ¿A alguien le interesa? Por preguntar...

Nueva novelista

MCM dijo...

Estuve con vosotros en espíritu, la presentación de mi libro en Málaga impidió mi presencia física. El año que viene si se repite estaré.

Ulises dijo...

Escribo una novela al año y algunos poemas durante las vacaciones, me pagan por ello, no tengo a nadie que me lo escriba, tengo familia, una vivienda cómoda y me siento feliz y alegre con mi vida, ¿debo arrepentirme por ello?
No me gusta la gente negativa, los escritores experimentales, los poetas angustiados.

Escritor optimista

Ulises dijo...

Al Escritor Optimista le haría sólo esta pregunta:
¿Por qué coño escribes?

Intrigado

Ulises dijo...

Querido Intrigado (e intrigante):
Escribo porque me da la gana.
Escribo porque disfruto viendo mis libros en los escaparates el "Dia de Sant Jordi" y entre las manos de mis lectores.
Escribo porque gusta lo que escribo y me siento satisfecho haciendo compañía a mis lectores, aunque sólo sea una vez al año.

Escritor Optimista

Ulises dijo...

Sois todos unos fatuos (y algunos, unos verdaderos mangantes). "El día del libro y la rosa", una farsa más para turistas e incautos. Un barnizado (vosotros dirías, "una pátina") de cultura de 24 horas para la incultura anual.

Quevedesca

Ulises dijo...

¿Por qué la maldita rosa? Si hablamos del día del libro, de todos los libros, ¿por qué no hablar de la flor, del día de las flores, de todas las flores?

Florita

República Barataria dijo...

Dentro de los actos que se han celebrado con motivo del reciente Día del Libro (Sant Jordi 2010) quiero citar Arts Libris, la primera feria de España dedicada al libro de artista.
Se ha celebrado en el claustro del Arts Santa Mònica y con gran afluencia de público que se mostró muy interesado por las propuestas de estos artistas-editores. Se trata de libros de autor, de piezas que están a medio camino entre las artes plásticas y la literatura: libros-escultura, poesía-artilugio, fanzine-mecánicoplástico, artefacto-poético, prosa-gestual y una larga combinatoria que sólo cabe en la imaginación de los artistas.
Pues bien, en medio de estas avanzadillas imaginativas y algunas de gran contenido literario y de pensamiento quiero destacar El Naufraguito. Es un fanzine extraordinario editado por Ceferino Galán que con su tenacidad viene produciendo esta pequeña joya desde hace casi veinte años. Es una publicación de muy pequeñas dimensiones, cabe en el bolsillo de una camisa y no abulta. Galán es el autor de los contenidos, confecciona a mano cada ejemplar, elige el papel, pues cada número es de un tipo de papel y color distinto, recorta las hojas que no siempre son rectangulares, las compone, las cose y al final, en una solapa de la tapa, como si de un cofrecillo se tratara, deposita otra pequeña joya, El Mininaufraguito.
Bien, pues todo esto no es nada si lo comparamos con la finura, poesía y densidad de conocimiento que encontramos en su contenido.
Cada número de El Naufraguito está dedicado a un lugar donde el hombre naufraga y con estos naufragios, Ceferino Galán desarrolla ironías, reflexiones, poesía, sarcasmos, opiniones y un sinfín de creatividad, veamos, sino, algunos títulos de los Naufragutios publicados:

Los agitadores de la ciénaga
¡Goza, tú que vences!
La Utopía no existe ¿Y?
Si todo es mercado ¿Qué eres tú?
Hospital de incurables
Las llagas del cerebro
La cruz o el sacrificio de la leche
La losa de la traición
La piel que envenena
Minas anti-alma

Y así, más de ochenta y cinco, que no es poco.


Francesc Cornadó