viernes, 12 de febrero de 2010

OCTAVILLA PARA UNA FIESTA MAYOR






















la vanguardia.es
El Parlamento catalán impulsa una ley para blindar los 'correbous'
La proposición, promovida por CiU y apoyada por el PSC, trata de evitar que la ILP antitaurina salpique estos encierros catalanes de las Terres de l'Ebre, y en los que el animal no muere. La tramitación vuelve a dividir a PSC y ERC con ICV tras el incidente de las palabras de Ernest Maragall.


Nota
Después de estar en contra de la Fiesta Nacional o de las corridas de toros, y a punto de prohibirlas por ley, ahora el Parlament de Catalunya dará protección y apoyo als Correbous, que es otra forma nativa de fiesta nacional o de enloquecer a los animales.
Mataderos y Fiestas Mayores con "burla y locura de la res" serán patrocinados, fomentados, respetados, venerados, cumplidos, celebrados, ritualizados y hasta subvencionados, es decir, legislados por nuestro Parlament, que al parecer no tiene mejores cosas que hacer hoy en día que ocuparse dels "braus", o multar a los pobres tenderos que han escrito mal un letrero. Como diría Ernest Maragall, todo esto da ya bastante fatiga, demasiada fatiga en medio de esta crisis. Menos mal que, desde los tiempos del poeta Joan Maragall, siempre nos quedará un Maragall con un giro verbal imprevisto, que pone al descubierto la situación, la crisis, el hastío y el barullo políticos.

Así pues, fatiga de corridas de toros, fatiga de "correbous" enloquecidos con petardos en los cuernos y patadas por todas partes. Más fatiga de letreros, de comarcas, de provincias o "vegueries", y además la candidatura de Barcelona para los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, ¿y para los de Verano del 2992?
Por otro lado, es obvio que el presente (no el presidente) va por otra calle, y los bosques y los sillones siguen ardiendo en la batalla política.
Mientras tanto, los parados que se queden ahora sin prestación o subsidio cobrarán la ayuda de los 400 y pico de euros durante seis meses más (que menos da una piedra, dicen los entendidos en materia de prestaciones mínimas, subsidios mínimos, ayudas mínimas, subvenciones mínimas).
¿Y los otros parados, aquellos que se quedaron sin prestación el año pasado, y el otro, y el otro...? No existen, son pura imaginación, leyenda urbana, leyenda rural.

El suplente del cronista

6 comentarios:

Ulises dijo...

¿Qué es peor, torear a un toro bravo o perseguir con burla y saña a un buey, a un torito, que al final también acabarán matando fuera de la plaza?

El extraño

Ulises dijo...

Como dice bien Ernest Maragall, esto es una fatiga.

Cansado

Ulises dijo...

¿Por qué no se ocupan de otras cosas?

Librera

MCM dijo...

Lo que se hace con los animales en nuestro país no tiene nombre, o mejor sí se llama crueldad.

Ulises dijo...

Los animales entran en las ciudades arrastrados por el capricho de los hombre, juegan con ellos mientras son cachorros, y luego los abandonan para irse de vacaciones. A esto llamamos civilización. Dice MCM: Crueldad, y tiene razón.

at

Ulises dijo...

¿No sabían que la realidad, cuando es crítica, se vuelve invisible? La realidad crítica es una leyenda urbana más de nuestros enemigos. "Morin les curses de braus i amunt els correbous!, i que tot el poble digui: Amén".

Visionari