sábado, 26 de diciembre de 2009

TAMBIÉN LAS PRISIONES ABREN POR NAVIDAD














el país.com
China condena a 11 años de cárcel al disidente Liu Xiaobo por pedir reformas democráticas.
Los jueces le acusan de haber publicado en Internet artículos críticos contra el Partido Comunista Chino.

Nota
También las prisiones abren y cierran en Navidad. Es decir, sigue con su acción política Haidar, ahora en su tierra, pero vigilan su casa, controlan su entorno familiar, vecinal, e incluso están bajo sospecha las tiendas a las que va a comprar.


Sigue con su lucha la activista birmana Suu Kyi, enclaustrada en su propia casa, vigilada, controlados todos sus movimeintos.

Y ahora ha sido procesado y encarcelado en China, el escritor Liu Xiaobo por decir y escribir lo que piensa.
La palabra libre, vigilada, la palabra libre, encarcelada.
Años de vigilancia, años de prisión en estos días de Navidad.
¿Qué diría el poeta chino Li Po, libre como una hoja ebria al viento?

El becario de Navidad

10 comentarios:

Nadal dijo...

Tal vez diría:

"Ting Tanta Sang
Ka Las Cinc
Ting Son"

... y dejaría que la gota de rocío,
se desprendiera del extremo de la hoja, para caer sobre el barro...

Ulises dijo...

Como El Corte Inglés, que también abre por Navidad, pero en éste todo es felicidad si llevas dinero para comprar. La paz navideña es un truco económico y político. Y cuando se cierra una cárcel es para abrir otra, como la de Guantánamo, que dicen que la trasladan a otro lugar: abrir para volver a cerrar. Pero seguro que será una cárcel más humana, como las guerras justas. Cárceles humanas, guerras justas, Feliz Navidad.

Estudiante de Humanidades

Ulises dijo...

Digna de Pitarra la versión gráfica y sonora catalano-china-okupa de L. Nadal. Li Po también se abría reído, brindando a la luna ke mengua.

El suplente del cronista (de vacaciones, y sustituido en la Pensión ULises por "El becario de Navidad", que proviene de una familia catalana de noble tradición anarquista)

Ulises dijo...

Nadie cita la perfección literaria del discurso del Rey. PSOE y PP son de los pocos que han sabido apreciarlo en su justa medida retórica. Dicen que los 4.000.000 de parados estudiarán la estructura narrativa del discurso en esos cursos subvencionados, de cinco horas diarias, en días alternos durante un par de meses -donde los parados que ya no cobran la prestación siguen sin cobrar nada, ya que la subvención es para los profesores y el curso en sí, nos informan.
Cursos destinado a formar y reformar a los trabajadores, para que se modernicen y no pierdan la esperanza en el futuro. Futuro que el otro día parecía negarles una de las ministras.

Una ciudadana en paro, de mediana edad, sin prestación, y estudiando por obligación un curso subvencionado, y sin cobrar nada a cambio, ni los viajes.

Ulises dijo...

Se subvencionan los cursos, no a los parados que ya no cobran la prestación, aunque son dados de baja como "parados" durante los cursos. Cursos que deben seguir obligatoriamente si no quieren perder la categoría de "parado", todo su "historial oficial de parado". Normas de la casa. Quien no esté conforme, que reclame, pero ninguno de esos parados sin prestación tiene, a día de hoy, dereho alguno a percibir nada, ni los viajes, como apuntaba una señora. Formación, nada más, espero haberlo aclarado bien

Un funcionario díscolo

Ulises dijo...

En cuanto al discurso real, yo hubiera preferido un poco más de riqueza lírica en las frases intermedias, sobre todo para compensar la frases épicas del final del mismo. Una cuestión de equilibrio estético. Pero en general no puede decirse que sea endeble su estructura narrativa, ni mucho menos carente de sentido. Ah, esos anarquistas periféricos...

Un "realista"

Ulises dijo...

Muchos de esos periodistas y poetas "progres", serían incapaces de escribir un discurso tan bien proporcionado en sus tres partes oratorias. A saber:
Inicio del discurso: abierto, ecuménico, metáfora navideña, fraternal, como corresponde a las fechas señaladas.
Nudo, meollo narrativo: canto general de problemas a resolver, cooperante, con acento épico-lírico, frese de ritmo ecológico, natural, poniendo a las cosas propias y ajenas en su sitio.
Y desenlace del discurso: potente, sintetizador de lo antedicho, de cara al futuro, universal, pero sin menoscabar lo particular-nacional.

Guionista de discursos y parlamentos

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

¡Qué gran acierto, pensionistas (dicho esto a partir de la segunda acepción del diccionario de la RAE, aunque sea vaga), lo de las prisiones que se abren y se cierran por Navidad!
Lo dice un prisionero de la sociedad de consumo, que sólo podrá salir de entre esas rejas con los pies por delante, y que huye como alma que lleva el diablo de las pecaminosas fiestas de estos días, dedicadas al venerable becerro de oro.
A propósito, Nadal, molt bona la teva traducció de Li Po! Sí, estos anarquistas de la periferia del noreste a veces podemos ser incluso geniales.

Ulises dijo...

Gracias por tu comentario, Albert L-T. Ya ves que en la Pensión seguimos con las puertas abiertas a la sátira, de doble filo, un buen remedio contra la retórica del vacío.
Da gusto intentar la escapada en compañía. La evasión.

Ulises dijo...

Las cárceles se abren y se cierran con uno dentro. Los demás, aunque estemos encarcelados en prisiones interiores propias o de la sociedad de consumo, siempre tenemos a mano la posibilidad de abrir la puerta y salir, alejarnos.

Preso en cárcel propia