domingo, 15 de noviembre de 2009

DE PEQUEÑOS Y GRANDES PIRATAS

Herta Müller, de La piel del zorro (Ed.Plaza y Janés, 1996)


Allá, donde surcan los mares y trafican los Pequeños Piratas del Índico, más allá de todos los Grandes y Pequeños Piratas de Oriente y Occidente, atención, que van para allá los superhombres del ejército privado, el ejército paralelo de España, cuyo gobierno, en casos de siniestro total por abordaje mutuo, quedará exonerado de toda culpa directa, ya que las fuerzas armadas en combate pertenecerán a ese ejército paralelo, de finaciación privada más o menos (otra vez la financiación transparente). Vigilantes del orden de los mares, que no tendrán nada que ver con el ejército oficial de España, el cual observará la contienda desde la orilla, siguiendo las órdenes recibidas de lo más alto. (Para mayor información, véase la película La última carga, insuperable parodia de Tony Richardson sobre el ejército colonial inglés).

"Defensa de los barcos atuneros, eso es, sí, pero a mí que no me llamen", dicen fuentes diplomáticas del sector. "LLamen ustedes a los atuneros, que están mejor informados sobre el asunto, y cuyos mercenarios, por lo demás, luchan al servicio del atún de España, una de las primeras flotas del mundo (de atún)".

Nota
Con una lata de atún abierta sobre la mesa (cuidado con el aceite de oliva), leo unas páginas de Herta Müller.

El suplente del cronista

2 comentarios:

Ulises dijo...

Latas de atún en aceite de oliva, latas de atún en aceite vegetal (de girasol, más barato, ignorábamos que la aceituna, la oliva no pertenece al reino vegetal). Sofismas del aceite, trampa de las palabras y los precios. Sofismas del atún, sofismas políticos, vigilancia privada, mercenarios, ejércitos paralelos que no impliquen a los gobiernos.¿Responsables de la posible matanza de somalíes piratas en caso de combate?: sin duda alguna, los fabricantes y pescadores de atún, por haber contratado a esos mercenarios armados. Ya les advirtió el gobierno que esto podía ser peligroso... Para ser político, hay que ser..., astuto, más astuto que una zorra hija de zorra.

Analista político (diecinieve años, mujer)

Ulises dijo...

Serán hijos de mal aceite..., estos tipos que no paran de recaudar y beneficiarse de los impuestos sobre la pesca y manufacturación del atún, y que luego son incapaces de defendernos. Ya no se puede ni trabajar tranquilo. Ellos, los hijos del mal aceite, sí que van bien escoltados para que no les sople ni un mal viento. Y nosotros con mercenarios, como si fuéramos narcotraficantes y no pescadores... Que vayan ellos a pescar!, parásitos del poder.

Sobrino de pescadores