sábado, 19 de septiembre de 2009

REBAJAS EN ARTE MODERNO, O EL NUEVO CANON DEL VALOR DE MERCADO, I























Después de la confesión, por desviación de fondos, de una de las grandes familias catalanas, mejor que pasemos a debatir las nuevas creaciones y rebajas en el mundo del Arte. Litografías de Joan Miró, por ejemplo, pasan de 520 euros a 80. Un misterio. El valor de mercado es un misterio más hermético que los misterios órficos.
Mientras tanto, otro artista -estimulado por el valor de mercado que pone un precio alto a toda obra que sea espectáculo-, se hace extraer sangre para hacer un busto o autorretrato con su propia sangre coagulada. Como decían los "situacionistas", vivimos en la gran sociedad del espectáculo.

O como diría Jorge de los Santos, artista plástico: el arte (la pintura, la performance, la instalación, el vídeo...), de tanto ocupar espacio y espacio, ha acabado entrando en el mundo del mero teatro. Lo cual no significa que sean auténticas sus representaciones, sus manifestaciones plásticas, visuales o virtuales, sino que son más bien una escenografía del arte: "escenas" en que debe privar lo espectacular para ser devoradas por la sociedad del espectáculo en que vivimos. No intervienen en la realidad para transformarla, para darle otro sentido.

El arte, pues, así considerado, sería sólo una manifestación escenográfica destinada a ser consumida, digerida y expulsada como un excremento más. De todos modos, cabría considerar que hay también "escenas indigestas", no sólo provocadoras, sino también corrosivas de estos valores de mercado que pretenden imponer un falso e interesado canon estético. En poesía, al ser minoritaria, nos ahorramos el problema del valor de mercado como canon, a no ser que al poeta le caiga la lotería del Nobel, otro premio nada amañado, como todo el mundo sabe, y que ha provocado indigestión creadora a más de uno.

El suplente del cronista

1 comentario:

Ulises dijo...

Todo es rebajas, como en El Corte Inglés y en otros tenderetes.
El arte está corrompido desde hace años. Vivimos en la Civilización del Mercado. ¿Cuánto valgo, cuánto vales?
La poesía vive y come aparte, como los perros de los filósofos cínicos.

Una chica huérfana