viernes, 25 de septiembre de 2009

OTRO NUEVO DESARME NUCLEAR, Y VAN...

Serie filatélica






















Control de armas y desarme

La Carta de las Naciones Unidas, en su artículo 26, concibió la posibilidad de un sistema de regulación de los armamentos que aseguraría la menor desviación posible de los recursos humanos y económicos del mundo hacia los armamentos. La aparición de las armas nucleares ocurrió semanas después de la firma de la Carta, y esto supuso un impulso inmediato en el desarrollo de la noción de control de armamento y de desarme. De hecho, la Asamblea General de la ONU en su primera resolución que adoptó (febrero de 1946), se refería a los usos pacíficos de la energía atómica y a la eliminación de armas atómicas de destrucción masiva.
La ONU ha establecido varios foros para dirigir los temas del desarme. El principal es el Primer Comité de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Desarme y Seguridad internacional,
en cuya agenda se ha tomado en cuenta la prohibición completa de los ensayos nucleares, la prohibición de armas químicas, la no proliferación de las armas nucleares, el establecimiento de zonas libres de armas nucleares, el prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos, la exploración y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos, el mantenimiento de la seguridad internacional...
En junio de 1978, el primer periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General dedicado al desarme, estableció una Comisión de Desarme como un órgano subsidiario de la Asamblea, compuesto por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas.

(de Wikipedia)

Nota
Esperemos que, en esta sublime ocasión, vaya en serio la nueva, la enésima propuesta de desarme nuclear, que aplauden todas las naciones unidas y desunidas en la ONU.
Dicen los mal pensados que, mientras hablan de desarme, algunos gobiernos han ordenado ya la fabricación de un nuevo armamento nuclear, el cual será designado con otro nombre, un nombre que no altere la buena vida de los pacíficos gobernantes ni las buenas conciencias de sus posibles electores.
Según otro rumor extraoficial, se ha propuesto el nombre siguiente:
"Cohetes indirectos de transformación masiva sin corona atomizada",
para designar la función destructiva del nuevo armamento, que será destinado especialmente a la transformación masiva de las naciones más pobres.
La opinión pública mundial espera que se trate sólo de un rumor mal intencionado, uno de esos rumores que proceden de los países del tercer mundo, desconfiados por naturaleza, y que ahora justamente -para no ser menos en la escena internacional-, comenzaban a jugar con experimentos de energía nuclear.

El suplente del cronista

1 comentario:

Ulises dijo...

¿Me permiten un comentario académico?:

"Artículo nuevo.
Avance de la vigésima tercera edición del Diccionario de la RAE.

bluf. 1. m. Montaje propagandístico que, una vez organizado, se revela falso.
2. m. Persona o cosa revestida de un prestigio que posteriormente se revela falto de fundamento."

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

La dulce académica