martes, 15 de septiembre de 2009

ESCÁNDALO POLÍTICO / DESCONCIERTO ECONÓMICO
















el mundo.es
POLÉMICA: El 96% respaldó el separatismo
Blanco tacha de 'despropósito' la consulta independentista de Arenys de Munt

Efe-Europa Press-Madrid

El ministro de Fomento, José Blanco, ha asegurado que la
consulta sobre la independencia de Cataluña celebrada el domingo en Arenys de Munt (Barcelona) es "un despropósito", y ha añadido que lo más "relevante" y "chocante" ha sido el apoyo de CiU a su celebración.
El también vicesecretario general del PSOE ha recalcado, en declaraciones a Telecinco, que en un estado de derecho "hay que cumplir con las leyes y las normas" y, en ese sentido, ha considerado "muy relevante" que un partido como CiU "esté detrás de actuaciones que no tienen el amparo legal ni la cobertura constitucional".
Blanco ha añadido que no ha pedido explicaciones a CiU y, aunque ha explicado que no puede hacerlo porque actúa en el ejercicio de su soberanía y su autonomía, ha insistido en que le parece "un contrasentido".
El número dos del PSOE ha recordado que la consulta de Arenys de Munt -que se ha saldado con el 96% de los votantes a favor de la independencia- es "un acto ilegal" que fue
prohibida por un juez y que "no tiene valor jurídico".
(...)

'Desconcierto' en el PSOE
Preguntado por la información que publica 'El País' sobre el "desconcierto" existente en el PSOE respecto a la política económica del Gobierno, Blanco ha advertido de que esa noticia no cita expresamente a ningún dirigente socialista y añade que no ha "visto ninguna política alternativa" a la del Ejecutivo.

Nota del suplente
¿Por qué tanto escándalo político por un referéndum, por qué tanto miedo a una conculta popular?
¿Sólo nos necesitan y estamos capacitados para ir a votar cuando se trata de programas creados por partidos políticos?
¿Por qué no hacer más consultas populares y aceptar lo que manifieste la voluntad popular, en lugar de tanto programa político que luego no se cumple o, lo que es peor, se cumple al revés?
La democracia debería ser más democrática, menos anticuada, más madura, menos supeditada al corsé de los partidos políticos y sus programas, y no escandalizarse por lo que es su substancia, su misma esencia: la consulta popular, el referéndum constante para que se manifieste el auténtico sentir, el sentido común de la voluntad popular.
Más democracia participativa, pacífica, y menos desconcierto económico, al que nos han llevado sin consultarnos.

El suplente del cronista

4 comentarios:

Ulises dijo...

"Ballar rock amb espardenyes", bailar rock con alpargatas, independientemente de como lo quieran bailar los demás.

L'Espardenya Rock

Ulises dijo...

O bailar una sardana-rock sin zapatos ni alpargatas, con los pies desnudos, libres.

Otra bailarina

Ulises dijo...

O simplemente bailar, sin más censuras ni explicaciones.

A favor del baile libre, independiente

Antonio Tello dijo...

Estoy de acuerdo con que el sistema democrático del siglo XXI tiene que evolucionar, sobre todo a partir de la democratización de los partidos políticos. Pero esto no significa que la llamada "voluntad popular" deba imponerse por cualquier cosa, pues no estamos en un estado asambleario sino parlamentario. Esto quiere decir que el pueblo establece un contrato social por el cual delega su soberanía en un grupo de representantes y, por consiguiente, es el Parlamento el que dicta las leyes que todos los ciudadanos -por contrato- están obligados a obedecer. El principio es muy sencillo, pero a veces los sentimientos y las tripas nos lo hacen olvidar.
Es cierto que no vale la pena rasgarse las vestiduras por el "referendum" de Arenys de Munt, pues es una tontería fruto del infantilismo mental de muchos dirigentes políticos. Pero aun así, nos recuerda que el pueblo -sobre todo un pueblo con la barriga llena- ha de saber siempre, y si no las sabe aprenderlas que para eso está "educación para la ciudadanía", cuales son las reglas del juego democrático.