martes, 29 de septiembre de 2009

ASUNTOS TENEBROSOS, EL TIEMPO Y LA LIBERTAD

Fotografía: Matilda Sagan















el país.com
El cine grita libertad para Polanski

Dos días después de su detención en el aeropuerto de Zúrich por una violación que cometió hace 32 años, el affaire Polanski siguió ayer dando tumbos. "Estamos aquí para honrar a Roman Polanski como el gran artista que es, pero en este momento no podemos olvidar que es un ser humano que desconoce lo que le depara el año próximo".

Nota
"Repulsión", "La semilla del diablo" y otras obras maestras de Polanski, dramas, suspense, violencia, comedias, el baile de los vampiros y otras vidas poseídas, endemoniadas en el Barriochino. La realidad imita al arte, decía Oscar Wilde: ahora la navaja afilada de la realidad corta la nariz a la ficción. Y la ficción sangra de verdad (excusen la metáfora). En la vida cotidiana todo es más complicado de noche y de día, y como decía Maiakovski:

Y mientras hierven*, revolviendo con rimas
cierto guiso de amor y ruiseñores,
la calle se retuerce atrofiada, sin lengua,
sin tener con qué gritar ni conversar.
(de "La nube en pantalones")

*Los poetas.

El suplente del cronista

5 comentarios:

Nadal dijo...

No se si es justa la sentencia ni la ley.
Lo que no me parece justo es que un señor con poder y dinero, eluda la justicia durante 32 años; cuando cualquier ciudadano anónimo y sin haberes no puede librarse de ella.
Por muy gran artista que sea, no está exento de sus responsabilidades ciudadanas.
En lugar de muestras de apoyo, lo que merece es desprecio, como cualquier delincuente que huye de la justicia.
Otra cosa sería la lucha contra una ley injusta, pero este no es el caso.

Ulises dijo...

Ser un genio no te justifica, es verdad. Polanski jugó tanto con el diablo, que al final cayó en la tentación. Las debilidades del genio, que nunca son perdonadas en el hombre común.

Una admiradora de "El pianista"

Dante B. dijo...

El estertor convulsivo y ciego de una sociedad y una cultura agonizantes que se esconde tras la defensa de unos niños que, por otra parte, deja morir de hambre.
Deberíamos alegrarnos, aunque se hace imposible por la situación de Polanski.
No hay excusas: hace años que se supo que la niña no lo era tanto y había sido empujada por sus padres para lograr dinero de un posterior chantaje.
¿No es peor que un asesino declarado ande suelto, taconeando por los escenarios?

Habría que meterlos presos a todos ellos, los captores: hipócritas, corruptos, atrofiados.

Ulises dijo...

También es cierto, como dice nuestro Dante, que esta sociedad infernal nunca es inocente, ni siquiera cuando defiende a los niños. Siempre hay un chantaje sentimental, económico o político detrás. Esto se comprueba muy bien en el documental de Joaquim Jordà, "De nens", sobre el famoso caso de pederastia en el barrio del Raval de Barcelona.
at

Nadal dijo...

No acabo de entender por donde van los tiros.
Yo entiendo que el sr. Polanski tiene una deuda con la justicia, que se ha librado por mucho tiempo y que ahora le han pillado. No creo que el tema merezca ningún análisis.
En cuanto a la edad y posibles intenciones de la chica, es simplemente una cuestión de limites legales que tampoco creo merezca más comentario.
Otra cuestión es la calificación moral de la pedofilia, sobre este tema pesa un gran tabú y su debate está ausente de los medios de comunicación.
Si alguien quiere tratar el tema, me apunto; al fin y al cabo, por la extensión que aparenta tener esta practica sexual, no creo que sea un fenomeno marginal.