domingo, 14 de junio de 2009

LA GUERRA SEGÚN GILA, O CUANDO LOS MUERTOS SON DE VERDAD

Diario "El Mundo", 12. 6.09
























3 comentarios:

Ulises dijo...

Aquellos monólogos telefónicos del recordado Gila, al aparato con el enemigo, es de lo más lúcido y tragicómico del teatro del absurdo, dignos de Ionesco, de Berlanga o de Edward Albee, el dramaturgo de "La Cabra". Ya no tenemos aquellos humoristas (nos queda Mingote), que con uno de sus dibujos o historietas manifestaban más radicalidad y contundencia que cientos de manifestaciones controladas por los partidos políticos de turno.

Un lector de "La Codorniz" y "Hermano Lobo".

Ulises dijo...

Referencia sobre "Hermano Lobo":

"Hermano Lobo", fue una revista española de humor fundada el 11 de mayo de 1972, con Chumy Chúmez como principal impulsor, inspirado en el semanario francés "Charlie Hebdo". Constaba de 16 páginas de 29x36 cm, con dos grapas a caballete, papel de mucho gramaje y mayor mano, impresa en dos tintas, poco texto e ilustraciones de gran tamaño. Pronto se convirtió en la revista de humor de referencia del tardofranquismo, arrinconando a una envejecida "La Codorniz", que empezó un acusado declive en las preferencias de los lectores.

Forges, Jaume Perich y Manuel Summers, colaboraban como dibujantes, y Francisco Umbral, Manuel Vázquez Montalbán y Manuel Vicent como colaboradores literarios. Otros destacados colaboradores fueron un jovencísimo Ops (El Roto), que se incorporó en las postrimerías de la publicación y Emilio de la Cruz Aguilar, que con su sección "Los cassetes de Mac Macarra", junto con el peculiar y revolucionario lenguaje de los personajes de Forges, crearon un paradigma léxico de los jóvenes españoles de la década de 1970.

Esta revista publicó 213 números hasta el 6 de junio de 1976.
(Wikipedia)

Un coleccionista de "Hermano Lobo"

Ulises dijo...

Si no fuera tan patético, este artículo sobre la guerra de Afganistán, y la participación militar española como una fantástica ONG armada, ahora sí, ahora no participo, parecería un reportaje del absurdo:
"¿Cómo dice?, atención, se oye mal, ¿que hay viento huracanado, dice?, ¿que no es viento sino tiros de verdad?, llegaremos más tarde, estamos esperando órdenes del estamento superior de Madrid, atención, atencíon, aquí base de helicópteros, imposible despegar ahora, vaya aplicando suturas y vendas, buena suerte, despegaremos en cuanto nos sea confirmada la orden, ¿sigue el viento, digo los tiros?, no la oigo, demasiado ruido, cambio y corto".

Podría ser un monólogo de Gila o una secuencia de Berlanga.

Una aficionada al humor del absurdo