domingo, 21 de junio de 2009

16 DE JUNIO, DÍA DE LEOPOLD BLOOM (BLOOMSDAY CELEBRADO CON 5 DÍAS DE RETRASO)

James Joyce, Ulises (trad. J.M. Valverde)

Continuación del cap. ant. (Ulises, trad. J. Salas Subirat)




















Desde una taberna del barrio gótico de Barcelona.

El cronista del barrio

9 comentarios:

Ulises dijo...

Este libro de Joyce, el "Ulises", ¿no es también un fraude literario, culto, erudito, pero también un fraude? No le veo la gracia a esta novela. Me aburre.

Un lector de novelas

Ulises dijo...

No estoy de acuerdo. A mí el "Ulises" me parece un libro muy rico literariamente, cada capítulo es una nueva sorpresa, de forma y de contenido. Y si el lector lo lee sin prejuicios estéticos, sin ideas fijas narrativas, irá entrando en un mundo nada aburrido, incluso divertido en muchos párrafos, además de triste, burlesco, crítico e irónico siempre. También, al leerlo, podemos sentir el placer de las palabra en sí mismas, una a una, y disfrutar de la ambiciosa estructura, de la espectacular composición narrativa, que Joyce supo trabajar tan a fondo y tan minuciosamente, con tanta originalidad. Y si hay pasajes oscuros, pues que sigan oscuros, como quiso el autor, pero disfrutemos de todo el resto del "Ulises", de esta nueva odisea del hombre vulgar y corriente, de las aventuras, soliloquios y diálogos de Leopold Bloom (aunque no tan vulgar ni tan corriente como dicen algunos)

Una fan del "Ulises"

AT dijo...

Es más apasionante, entretenido y divertido (digo divertido) leer a Joyce que a Falcones, con sus catedrales y ahora Fátimas de andar por casa.

Uno que lo celebró el 18 de Junio (dos días después), con dos jarras de cerveza negra (no helada, sólo fresca) y unos buenos riñones al jerez.

Ulises dijo...

Algunos leen la Biblia abriéndola al azar. Esta técnica también funciona bien con el "Quijote", con las novelas de Flaubert, o con el "Ulises", de Joyce. Pero es más recomendable aún leer un capítulo entero de vez en cuando. Así se podrá apreciar y tocar, capítulo a capítulo, la inmensa riqueza de estos autores, verdaderos creadores de un lenguaje nuevo. Y se podrá valorar mejor el incalculable filón de materias primas y espirituales que sus libros contienen entre sus páginas. Degustar sus palabras en una lectura lenta, despojada, casi mística, sin hacer ningún esfuerzo erudito que pueda estropear la lectura, el momento de la visión. Ya consultaremos después los latinajos y refencias bibliográficas que vayan apareciendo en la página.

at

Ulises dijo...

Para entender mejor a Joyce y su "Ulises", recomiendo la lectura de "Todos somos Kafka", de Nuria Amat (delicioso, irónico, desgarrado pero también divertido), y la "Casa Ulises", de Julián Ríos, que sigue a los personajes en un itinerario riguroso, fiel a la estructura narrativa de la novela, capítulo a capítulo, frase a frase. También hay un extraordinario trabajo de Nabokov sobre el "Ulises" en su "Curso de literatura europea", y otro, más académico, de Umberto Eco, "Las poéticas de Joyce". Y recordar también que Juan Ramón Masoliver publicó ya en los años treinta, en la revista "Hélix", un primer fragmento del "Ulises".

Un recopilador de datos

Ulises dijo...

Son entrañables las idas y venidas de Leopold Bloom por las calles, tiendas y bares de la ciudad, observando, mirando los instantes de la vida cotidiana, o hablando con el amigo "adoptado" Stephen Dedalus. Hay párrafos descriptivos que me recuerdan la técnica que también usó Virginia Woolf en "Mrs. Dalloway" y "Las olas", aunque en Joyce la frase está mucho más entrecortada, más fragmentada.

Una lectora de la Pensión Ulises

Ulises dijo...

Está bien que en un blog se hable a favor y en contra de Joyce y su "Ulises". En éste se habla más a favor, en otros preferirán sus cuentos de "Dublineses", o algunos poemas de "Música de cámara" o de "Poemas manzanas". Cada uno a su gusto. Pero aparte de eso, sí quería decir que, como lector de blogs, estoy viendo que poco a poco se va creando, no sólo una nueva técnica de escritura, sino tal vez incluso un nuevo género literario. Pocos críticos y editores están preparados para ver este nuevo fenómeno. Cegatos, creen que se trata sólo de una nueva tecnología, y que el prestigio reside aún en el papel impreso. Pobres..., es que no se enteran. Van a tener más de una sorpresa, si disponen del tiempo y la lucidez suficiente para verlo. Seguro que ya hay algún que otro joven Rimbaud, algún Mallarmé experimentando con el silencio, una Emily Dickinson en busca de otro espacio, o un joven Joyce construyendo su obra en un blog. Éstos serán los verdaderos creadores del siglo XXI. Los críticos y editores que vayan esperando, publicando y elogiando a los de siempre..., con el viejo papel que cada vez lee menos gente. Pero no crean que estoy en contra del papel, no. Estoy en contra de la falta de visión, de la monotonía, de la naturaleza pacata, débil, de editores y críticos, tan convencionales y previsibles siempre... Señores, prepárense bien para la gran sorpresa que se les avecina, si quieren vivir para contarlo..., y leerlo!

Un investigador digital de nuevas ténicas de creación

Nadal dijo...

Pasaba cerca y me he acercado, y que sorpresa!, un debate sobre el Ulises de Joyce.
Cierto día comenté que me gustaban las lecturas aburridas, disfruté con Ulises. Una anécdota: el libro que compré estaba tarado y a partir de la pagina 200 más o menos, se repetía el texto, !tarde casi 200 paginas en darme cuenta de que estaba volviendo a leer lo mismo!,pero disfrutando. Doy la razón a AT de que el libro se ha de leer de corrido, sin querer entrar en analisis para disfrutar de él, lo aconsejaba el prologo de la edición que leí y me funcionó,
aunque también es cierto que varias personas de mi entorno, llevan años intentandolo leer y sin poder.

Quisiera comentar algo, tal vez sea una tontería, pero... desde que lo leí, me ha quedado la impresión de que los recursos narrativos utilizados por Joyce en Ulises, se han aplicado al cine de manera muy habitual y que actualmente el más cazurro entiende las películas sin ningún problema y en cambio a muchos que no son para nada cazurros, les sigue costando leer Ulises.
Aprovechando que hablamos de cine,
quiero recomendar la versión cinematografica de Los muertos de
Dublineses, creo que fue la última película de John Huston, creo que es la única adaptación cinematografica que no me ha decepcionado, al ser un relato breve, practicamente contiene el texto integro, se puede ver siguiendolo con el libro como si fuera una partitura que se desarrolla en la pantalla y además el desarrollo que hace John Huston es sencillamente delicioso y entrañable.

adios

Ulises dijo...

Lo que dice Nadal sobre el ejemplar del "Ulises" que leyó, con un error de impresión al ser compaginado de unas 200 páginas repetidas, podría haber sido otro capítulo de la novela. "Los muertos", sí, es la última película de John Huston, extraordinaria. Creo que los lectores que quieren y no pueden leer el "Ulises", es porque se obsesionan en querer descifrar lo que no está en el texto. Si leyeran el texto tal cual, creo que podrían disfrutar de la lectura. Querer leer y saber más de lo que dice el texto, es un error técnico de lectura, y entonces es lógico que el libro se vuelva insoportable. Es mejor investigar después, una vez leído el libro, y no hacer como un amigo que hace veinte años que está leyendo la misma novela, "La montaña mágica", de T. Mann, sin terminarla nunca, porque detiene la lectura a cada frase para ir a consultar la enciclopedia.

at