martes, 5 de mayo de 2009

EL LIBRO DEL FUTURO

Fotografía: Matilda Sagan, Los Caracoles (Barcelona)





















Estoy de acuerdo con "at". La literatura se inicia oralmente, deviene manuscrita, después impresa y ahora virtual. Las distintas formas de la literatura tienen un elemento común que se mantiene en todas ellas, pero también tienen unas caracteristicas particulares que son exclusivas de cada sistema. A pesar de la importancia de estas peculiaridades, las ventajas de cada nuevo sistema han acabado desplazando totalmente a los anteriores.

La literatura oral se mantuvo, en parte, hasta la aparición de la imprenta, debido a la exclusividad de los manuscritos. Actualmente sólo queda de forma residual en el teatro. Los manuscritos se han mantenido de forma epistolar hasta los actuales medios, como el que estoy utilizando ahora. Si algo queda, puede ser en el mundo de las artes plásticas, pero no sé si se le puede considerar literatura. Los libros son el medio más vulnerable de los tres, son obras de la industria que carecen del temblor directo del autor, sus valores añadidos son subjetivos y una sola generación los olvidará facilmente.

Es posible, teniendo sobradamente satisfechas las necesidades de comunicacion con los nuevos medios, que ante tanta eficacia y preciosismo virtual, sintamos la necesidad de volver a formas creativas más vulnerables y que recuperen el temblor y el trazo de su creador. En todas las artes se nota algo de esto, la abstracción de la literatura se lo hace más dificil. Pero esto es otra historia que aún tenemos que escribir.

Luis Nadal

2 comentarios:

Ulises dijo...

Breve y concisa la historia del libro, de la publicación de la palabra, que nos ofrece Luis Nadal en su comentario. Tradición oral, luego manuscrita, más tarde la imprenta y, mucho después, la imagen, internet, la palabra digital, la nueva era del libro, de la publicación de la palabra. De la palabra y de todo, ya que todo está cambiando, incluso la vida misma, la sociedad y la relación entre sí de los individuos, cada vez más conectados con todo el universo, pero quizá también cada vez más solos con la nuevas tecnologías. ¿O será sólo cuestión de adaptarse al nuevo medio y evolucionar de otro modo?, como diría Darwin. Quiza la soledad es un concepto que ya no existe en las nuevas tecnologías, donde toda comunicación es posible, desde lo más íntimo a lo más público.
Ya veremos cómo evoluciona todo. Pero es evidente que las cosas han cambiado de raíz, no sólo en apariencia. Como diría Rimbaud, esperemos que esto también cambie al hombre, y desaparezcan de la faz de la tierra las matanzas y la miseria creadas por el hombre.
at

LP dijo...

Algunos todavía seguimos con los ancestrales papel y lápiz. Llevo unos días peleándome con unas escenas de un espadachín que me están volviendo loca.