sábado, 20 de mayo de 2017

¿EL COMISARIO MONTALBANO TRAS LAS HUELLAS DEL REFERÉNDUM? (Entremés, juguete teatral en medio acto)

Ramon Casas. Puchinel·lis. 4 gats. 1899

(En el bar del barrio, sábado noche).
En el bar del barrio, lee la hermana del informático: "Entre los que han intervenido (en la presentación del manifiesto pro-referéndum), figuraba el poeta y crítico literario granadino Luis García Montero, quien ha elogiado el acto de "firmeza democrática" que representa la demanda del referéndum frente a un Estado con "síntomas alarmantes de degradación democrática". Ante ello, ha proclamado: "Si hay quien piensa que la Constitución no da lugar a que una comunidad decida libremente sobre su destino, o apuesta por cambiar la Constitución o debe asumir que se está poniendo de parte del totalitarismo." (elperiodico.com)
Todo mentira, replica la cuñada del dentista.
Añade la sobrina de la peluquera, leyendo en su móvil: "Entre los apoyos internacionales exhibidos, procedentes de distintos ámbitos profesionales, los de cinco premios Nobel, entre ellos Rigoberta Menchú, así como Adolfo Pérez Esquivel, Harold Bloom, Lobo Antunes, Ken Loach, Viggo Mortensen, Noam Chomsky, Johan Cruyff, Ignacio Ramonet, Gerry Adams, la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo de Argentina, y José Bové, sindicalista y eurodiputado verde francés." (el periodico.com)
Todos falso, ¡cómo va a estar Cruyff si murió hace siglos!, exclama la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino que fiscaliza a los vecinos.
Cuenta la nieta del anarquista que también han firmado: "Andrea Camilleri, el cineasta Ken Loach, la histórica activista por los derechos de los afroamericanos Angela Davis, el ex futbolista Johan Cruyff -el más aplaudido- o el actor Viggo Mortensen. Personalidades, algunas de ellas ya desaparecidas -como Fo y Cruyff-, y es que el manifiesto se inició en 2014." (publico.es)
Algo se mueve en el fondo del mar, poetiza el poeta romántico del barrio.
Las olas del mar se transforman, se modifican a cada segundo y no pueden detenerse, apunta la vidente.
Incluso estaban los sindicatos, CC.OO y UGT, añade el humorista.
¡Mentira!, replica la cuñada del dentista.
¡Falso!, exclama la fiscal del barrio.
Consulten las listas, por favor, y no griten tanto que me asustan a los clientes, advierte la dueña del bar.

(En el bar del barrio, domingo mañana).
Los que confunden referéndum con independencia, y están en contra de una votación en Catalunya mientras no lo autoricen el Gobierno Central y el Tribunal Constitucional, si al final se puede votar, a pesar de todo, ¿en caso de que gane el No se opondrán aún al referéndum, o bien olvidarán el pasado, como dice la canción, y celebrarán el No?, pregunta la vidente del barrio.
Todo es mentira, intoxicación, falsedad, no hay catalanes que no sean españoles, al DNI o NIF me remito, replica la cuñada del dentista.
Mujer, si ganara el No, quizá habría que respetar el resultado, dice y duda la fiscal del barrio.
No me flojee ahora, que eso del No ganador es otra trampa, ¿que no lo ve?, contesta la cuñada del dentista.
¿Dicen que el comisario Montalbano también está a favor del referéndum?, pregunta la dueña del bar.
Por favor, querrá decir su autor, ese Andrea Camilleri, los comisarios no están para referéndums, replica la vecina que fiscaliza.
Uf, menos mal, pensaba que vendrían a detenernos a todos, indica la nieta del anarquista.
Mi madre tuvo un novio comisario y dijo que era muy simpático, mientras no le hablasen del Barça y Pompeu Fabra, entonces se ponía de los nervios, bromea la hija de la bibliotecaria.
Para los nervios de punta y otras excitaciones, “Agua del Carmen”, recomendaba mi madre, indica la vidente del barrio.



miércoles, 17 de mayo de 2017

POETAS QUE APARECEN Y DESAPARECEN


¿Por qué unos poetas aparecen y otros desaparecen de la ciudad durante la celebración anual de la Semana de Barcelona Poesía, pregunta la sobrina de la peluquera, que tiene un sobrino que hace poesía visual, y al que no invitan, dice, porque no escribe versos.
Porque los poetas tampoco viven en un territorio independiente y se juntan en sectas, afirma contundente la vidente del barrio.
Una anciana del barrio que pasa por la calle pregunta: ¿Y si fuera posible acabar de una vez con el derroche de tanta energía malgastada, y los poetas y no poetas pudieran celebrar juntos una fiesta en un territorio independiente, sin desconfianzas ni acusaciones mutuas, y beber una cerveza hablando en catalán, castellano, vasco, gallego, etc., sin citar ya ni Madrid ni Barcelona como símbolos de armas arrojadizas y nada poéticas?.
Espero no ser llevada a la hoguera, como Juana de Arco, por celebrar una lectura en el bar con todos los poetas marginales del barrio, hablen la lengua que hablen (las de aquí, las de allá, urdú, chino, árabe, rumano, la que sea), justo en la semana en que, como dicen, aparecen y desaparecen sectas de poetas, dice la dueña del bar, que aún cree en la utopía de "la imaginación poética al poder".
La nieta del anarquista del barrio pregunta: ¿Por qué se ha de temer a un futuro Estado catalán, democrático, pacífico y dicen que próspero, si mi abuelo y sus amigos y todos los republicanos de aquí, de Catalunya, sufrieron y lucharon junto a los españoles de allá contra el fascismo y el franquismo de aquella Vieja España de “charanga y pandereta”? ¿Por qué no arriesgarse de una vez a ser ciudadanos realmente independientes, los de allá y los de aquí, y dejar de lamentarse y quejarse de las maldades del dios padre?, pregunta la nieta del anarquista.
La Rosa de Foc, así llamada la Barcelona de otro tiempo: “¿Tendrá ahora, a estas alturas, / vértigo y miedo a las alturas?”, recita el poeta romántico, rimando “alturas” a su manera.
-Ay, pobres utópicos, ¡siempre sin merienda y mirando cómo meriendan los demás!, exclama el humorista del barrio. 

domingo, 14 de mayo de 2017

CRISTINA PERI ROSSI (POEMA INÉDITO): SER TU PLANTA, TU ÁRBOL

Dicen los hombres de ciencia
que los árboles tienen quince sentidos
diez más que nosotros, los humanos.
Como los árboles, quisiera  hablarte
también por mis raíces, que las mías buscaran las tuyas
y les hicieran confidencias,
que me tocaras con el extremo de tu tallo
y yo con la corteza de mi tronco,
que nuestras hojas húmedas se transmitieran saberes
sobre la noche y el día
sobre los amaneceres y los atardeceres
que mis hojas cantaran melodías y tú las contestaras
que la cofia de nuestras raíces entonaran una dulce balada
y las ramificaciones, bajo tierra, se encontraran.
Que tus hojas olieran la tormenta y me enviaran un aviso
Me gustaría protegerte cuando un gusano devora tus hojas
y  espantar con la vibración de mis nervaduras
al insecto que osa poseerte.
De lejos escucharíamos el rumor de las tormentas
y las vibraciones de los océanos
Y cuando una mariposa vuela de Río de Janeiro
a Barcelona,
supieras transmitirme  con tus nervios
Todo lo que vio
Todo lo que transformó
Todo lo que comió y olió.
Dicen los hombres de ciencia
que los árboles y las plantas
tienen quince sentidos.
Yo solo tengo cinco
y te amaría con los que me faltan
para ser tu planta, tu árbol.
......................................................
Lectura poética de Cristina Peri Rossi de su reciente antología La barca del tiempo (Visor Ed.)
Presentará la lectura Lil Castagnet, autora de la antología y del prólogo
20 Mayo 2017, a las 12.30 
Centre Cívic Cristalleries Planell
Dr. Ibáñez 38, Barcelona 08014 (Les Corts)





viernes, 12 de mayo de 2017

POLÉMICA: PROYECTOS POÉTICOS Y OTROS INTERROGANTES

(Escrito en el 2013, reescrito en el 2017)

Dicen en el bar del barrio que muchos poetas de Barcelona, nacidos o no en esta ciudad, pero que escriben en castellano, se sienten agraviados al no ser invitados a festivales poéticos y a otros programas culturales organizados por la Generalitat, l'Ajuntament y otras instituciones.
Como si no pagáramos impuestos aquí, en Barcelona, Catalunya, comenta el poeta romántico del barrio, que escribe en castellano, y en catalán de Lleida, y en caló.
Pero también hay escritores que escriben en catalán y nunca son invitados, indica la sobrina de la peluquera.
El problema es ser cortos de vista cultural, actuar sin astucia política y olvidar que los poetas también votan..., apunta el politólogo.
En un año crucial como es éste, resulta que no se piensa en el posible referéndum, donde, si no lo impide la autoridad, también votarán esos poetas, sus familiares, amigos y conocidos, ¿y qué votarán si se sienten ninguneados?, pregunta la vidente.
¿Tan sobrados vamos de votos?, se preguntan algunos, advierte la nieta del anarquista.
¡Fantástico, ellos mismos, los de la cultura, colaborando a favor del NO sin saberlo!, exclama la cuñada del dentista.
Una olla de grillos, como dice mi marido, añade la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza por tiendas y bares, murmura la dueña del bar.
¿Han perdido el sentido de la praxis los organizadores de festivales?, pregunta el neomarxista del barrio.
Habría que seleccionar a los buenos poetas y a los que trabajan por serlo, que de malos poetas, escriban en catalán o en castellano, los hay en todas partes, comenta el humorista.
No toquemos tanto este tema, que saldremos todos escaldados, como les dice mi madre a sus novios, apunta la hija de la bibliotecaria. 

jueves, 11 de mayo de 2017

EL EXORCISMO, LA POLÍTICA Y LA POESÍA


¿Han escuchado las últimas recomendaciones pacíficas y democráticas del exministro de Asuntos Exteriores?, pregunta la hermana del informático.
¡Es lo que hay que hacer: cumplir con la ley, y destruir las urnas y los votos, si es necesario!, contesta la cuñada del dentista.
¿Se refiere a la ley del embudo?, pregunta la sobrina de la peluquera.
¡Ni embudo ni..., no me alteres, niña..., que la ley es la ley!, replica la cuñada del dentista.
Mientras no haya otra ley que diga todo lo contrario..., apunta la vidente del barrio.
¡Pamplinas, a callar y obedecer, y punto!, advierte la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza a los vecinos, matiza la dueña del bar, por si acaso.
Dicen los expertos que las constituciones políticas son como las religiones, unidades absolutas que se pueden interpretar, pero no tocar, hasta que no haya otro matrimonio legal, normativo, comenta el humorista del barrio.
¡Ahora éste se pone obsceno y habla de sexo promiscuo contra el matrimonio!, exclama la cuñada del dentista.
¡Desacato, obscenidad y madre superiora endemoniada, vaya país!, añade la vecina que fiscaliza.
Habrá que avisar a Jacint Verdaguer, el gran poeta catalán y exorcista que expulsaba al demonio que tenías en el cuerpo, recomienda el poeta romántico.
Ahora que hablan de Verdaguer, ayer se inauguró otra semana de poesía, “Barcelona Poesia”, indica la librera del barrio.
Bienvenida sea, aunque no inviten a poetas catalanes que escriben en castellano, excepto uno o dos, como pájaros exóticos en el zoo, advierte el politólogo.
Tampoco invitan a muchos que escriben en catalán, añade el poeta romántico.
Sea lo que sea, mientras haya poetas y exorcistas no habrá que temer al demonio, resume la dueña del bar.
Aunque sea político y corruptor de cuerpos y almas como Mefistófeles, decía mi abuelo, apunta la nieta del anarquista.


miércoles, 10 de mayo de 2017

PROFANACIONES, TUMBAS Y MADRE SUPERIORA

Sigue en el Parlamento español la polémica sobre el Valle de los Caídos y la exhumación de Franco, anuncia el politólogo del barrio.
¡Pues anda que el Parlament catalá, con las urnas y la Madre Superiora Marta, vaya jolgorio!, replica la cuñada del dentista.
¿Dicen que quieren convertir el Valle de los Caídos en un centro recreativo?, pregunta la sobrina de la peluquera.
No digas tonterías, niña, que es una blasfemia profanar tumbas, ¡mira que reducir la memoria histórica al tamaño de una tumba!, exclama la cuñada del dentista.
¡O la política al “tamaño de una urna”!, como hacen los catalanes secesionistas, ha dicho muy bien nuestra Santamaría, digo, Soraya Sáenz de Santamaría, añade la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino una vecina que fiscaliza por bares, tiendas y escaleras, susurra la dueña del bar.
Entre urnas y tumbas andamos, / y la corrupción acompañándonos, rima el poeta romántico del barrio.
La urna es un artefacto político”, escribía el dibujante Máximo en uno de sus chistes, apunta el humorista.
Hay tumbas que también lo son, añade la vidente del barrio.
¿Lluís Companys, el presidente fusilado, está también en el Valle de los Caídos?, pregunta la nieta del anarquista.
¡Niña, no provoques, que éste estaba amancebado y no podía estar en tierra sagrada!, replica la cuñada del dentista.
El chiste del dibujante Máximo dice exactamente: "Artefacto democrático", apunta un vecino coleccionista de revistas de humor.  




viernes, 5 de mayo de 2017

¿8.000?

¿No serán pocas 8.000 urnas para ir a votar?, pregunta la hermana del informático.
¿8.000? Con una tendrán más que suficiente para no-votar, contesta la cuñada del dentista.
Si cierran las puertas de los colegios electorales, votaremos en la calle, dice la sobrina de la peluquera.
En la calle tampoco les dejarán, replica la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza, apunta la dueña del bar, por si acaso...
¿Quemarán las urnas?, pregunta la nieta del anarquista.
No te pongas estupenda, niña, que hay otros métodos, advierte la fiscal del barrio.
¿Ni un cromo de Messi podremos introducir en la urna?, pregunta el humorista.
Si mi madre va con su último novio, culturista, seguro que vota, apunta la hija de la bibliotecaria.
¡Cuidado, que esto puede ser apología de la violencia!, advierte el politólogo del barrio.
Al final, con tantas amenazas, no podremos ni hablar, se queja el poeta romántico.
De eso se trata, a callar, como antes, y, circulen, quédense en casa, ¡que la calle es mía!, advertía un ministro del Interior, recuerda la vidente del barrio.
Ah, bueno, si es así..., resume la dueña del bar.
¡De bueno, nada, que la voluntad de votar, la voluntad democrática no puede ser torcida por nadie!, exclama la nieta del anarquista.
Eso lo dirás tú, que sólo escuchabas a tu abuelo y así te va, soltera y sin novio, opina la cuñada del dentista.
¡Mejor soltera y libre, que mal casada y facha!, replica la nieta del anarquista.
Bueno, bueno, que haya paz, que yo trabajo, pago mis impuestos y no quiero líos con los clientes, advierte la dueña del bar.
Los líos serios vienen de arriba, de la intolerancia de arriba, y no de aquí, del bar, explica la vidente.
Gracias, ¡marchando otro de tortilla a la francesa!, anuncia la dueña del bar. 

COMPRA-VENTA

¿Compra-venta de votos entre el PP y el PNV, sigue el mercadeo político como en los viejos tiempos de Aznar, Felipe González y Jordi Pujol? , pregunta la sobrina de la peluquera.
¿Que no hablaban de nueva política?, pregunta la hermana del informático.
Esto es más complicado que renovar la poesía y que te la publiquen, indica el poeta romántico del barrio.
Siempre nos quedará la fiesta de la moción de censura contra los corruptos, y la fiesta del referéndum contra las voces gastadas del pasado, como decía mi abuelo, apunta la nieta del anarquista.
Mientras no acabe mal la fiesta..., advierte la vidente del barrio.
¡Todos los que intenten votar (que no podrán, a dios gracias), deberán ser inhabilitados, como recomienda la APSE, Asociación de Políticos y Sacristanes de España!, replica la cuñada del dentista.
Oiga, que usted se inventa asociaciones y sacristanes que no existen, contesta el humorista.
¡Mal hablado, no falte usted el respeto a las asociaciones de bien!, advierte la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza en la calle, advierte la dueña del bar, por si acaso. 

miércoles, 3 de mayo de 2017

VITAMINAS Y PURGANTES


¡Dicen que la extrema izquierda latinoamericana y española, junto con Maduro, el abad de Montserrat y el Vaticano serían los primeros en reconocer la autodeterminación de Catalunya!, exclama la cuñada del dentista, alarmada.
¡Otra vez con la misma canción, qué pesados!, replica la vecina que fiscaliza por tiendas, bares y escaleras.
No se alarmen, tranquilas, que la derecha, la extrema derecha y el centro del mundo, con los tenores, sopranos y barítonos del PP, Ciudadanos y restos del PSOE, acompañados por los coros indivisibles del Escorial, están grabando una versión mix para la canción del verano: "Una, grande y libre", bromea el politólogo del barrio.
¡Ojalá fuera así y cantáramos al unísono el famoso hit de aquellos años tan felices y unidos!, contesta la cuñada del dentista.
Bueno, no exageremos. Unidos, sí, pero tampoco fueron tan felices, añade la vecina que fiscaliza, dudando de tanta felicidad perdida.
Decía mi madre que había otra buena canción de aquella época: "Jarabe de palo en gris", comenta la sobrina de la peluquera.
¿Nos volverán a dar aceite de bacalao para fortalecernos?, pregunta el poeta romántico del barrio.
Mientras no sea aceite de ricino, que purgaba las culpas en comisarías y otros calabozos, como recordaba mi abuelo..., apunta la nieta del anarquista.
Por favor, purgas, no, que ahora tengo trabajo en el circo, añade el humorista.
¡Atención, inversores nativos y extranjeros!: "Clínicas de purgaciones, corrupciones, purgantes e inhibiciones", negocio con futuro en el Raval y otros barrios cosmopolitas "de pacotilla", anuncia la vidente.
Nada de purgantes, una buena cerveza fría es lo más natural, recomienda la dueña del bar.



lunes, 1 de mayo de 2017

LA IGLESIA Y EL REFERÉNDUM

Fotografía: J. Xirgu, "Niebla de Montserrat"
El Abad de Montserrat también está favor del referéndum, lee la sobrina de la peluquera.
¡Es un escándalo, la iglesia catalana está a favor del referéndum y hay obispos independentistas! ¡Una ya no puede fiarse ni de Montserrat ni del Vaticano!, exclama la cuñada del dentista.
Menos mal que siempre nos quedará la reacción unitaria de la Confederación Episcopal Española, TVE, la COPE, el ABC, La Razón y El Mundo, añade la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino que fiscaliza por tiendas y bares, murmura la dueña del bar.
"Atado y bien atado", como decía uno de los novios de mi madre, exsacerdote del OPUS, indica la hija de la bibliotecaria, riendo.
¡Ateos y blasfemos!, replica la cuñada del dentista.
¡Y republicanos!, contesta la nieta del anarquista.
Con humor, todo va mejor, apunta el humorista.
¡Marchando, una de patatas bravas para todos, que es 1 de mayo!, dice la dueña del bar.