lunes, 22 de febrero de 2016

EL MÓVIL, EL GRAN TEATRO DEL LICEO, LA HUELGA DE METRO Y LAS CONTRADICCIONES DEL SISTEMA

Fotografías: www.lazonandroide.com / es.sott.net

Una web del banco BBVA informa sobre la lucha armada y las muertes en el Congo, Ruanda, Etiopía, Burundi, etc., por el monopolio de las minas de coltán, este mineral que se utiliza en microelectrónica, telecomunicaciones, etc., dice la hermana del informático.    
¿También hablaron de esto en la cena de gala celebrada por todo lo alto en el Liceu de Barcelona para inaugurar el Mobile World Congress 2016?, pregunta la sobrina de la pelqueura.
Con la presencia del Rey de España, Felipe VI, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otras muchas autoridades y profesionales de las nuevas tecnologías, y  todos vestidos de gala, de rigurosa etiqueta, como en los mejores tiempos de las "puestas de largo", explica el politólogo del barrio.
¡Vaya, que sólo faltaba el novio de mi madre!, dice la hija de la bibliotecaria. 
Son las contradicciones del sistema, como decía mi abuelo, indica la nieta del anarquista, y añade que ha leído un artículo, Una altra Barcelona?, de Miquel de Palol, que también toca este tema ("El Mundo", 22.2.2016). 
Contradicciones. Igual que los poetas, que viven en contradicción con el sujeto poético en la estancia del poema, donde uno dice lo que el otro no quiere decir, reflexiona en voz alta el poeta romántico del barrio.
Para entender mejor lo que dice el señor poeta, aconsejo leer el libro Función de la poesía y función de la crítica, de T.S. Eliot, del que tengo un par de ejemplares en la tienda, de segunda mano (dedicados, y con traducción de Gil de Biedma), informa la librera del barrio.
No sean aguafiestas, como recomienda un artículo en el suplemento cultural de "La Vanguardia", que todo eso del móvil da vida y prosperidad, advierte la fiscal del barrio.
¡Aguafiestas, como esos huelguistas del metro, que intentan reventar la semana del Mobile World Congress 2016, con los que no puede ni la Colau!, exclama la cuñada del dentista.
¿Pero hay gente que hace huelga por capricho?, no lo creo, dice la sobrina de la peluquera.
Pedir una cerveza artesanal catalana y una de callos a la madrileña, ¿sería contradicción histórica?, pregunta el humorista del barrio.
¡Y si no hay callos, calamares a la romana!, dice la dueña del bar. 


5 comentarios:

jordim dijo...

Grande Eliot.

insurrecta dijo...

GRAFFITI ESCRITO EN UNA PARED
"Hubo un tiempo en que nadie tenía miedo ni a las huelgas ni a los referéndums, ni era necesario el divorcio, porque los ciudadanos y las parejas ya no se unían, sino que convivían.
¿De qué sirve una huelga si es amable y simpática y se hace para complacer a los poderes y a los otros ciudadanos, que algún día también irán a una huelga que no será amable ni simpática?
¿O no, queridos demócratas?"

Para mí, la frase más contundente e inquietante es la última, en forma de pregunta retórica. ¿Será todo retórica? ¿La retórica del poder, sea del signo que sea? ¿La retórica de los intereses creados?

en Facebook les gusta dijo...

AmigoAmigos
Jesús Aumatell Molas
74 amigos en común

AmigoAmigos
Rafael Blanco
13 amigos en común

AmigoAmigos
Coco Rodriguez Margalef
2 amigos en común

AmigoAmigos
Isabel Mercadé
623 amigos en común

AmigoAmigos
Mariasun Marti Moragues
2 amigos en común

AmigoAmigos
Àngels Oliveres Serrano
21 amigos en común

AmigoAmigos
Alberto Gimeno
469 amigos en común

en Facebook dijo...

Angels Pal: Es una verdadera locura, hoy nadie puede circular por B C N . La cena de los dirigentes tensa, muy tensa !!
Me gusta · Responder · 15 h

AMALTEA dijo...


Va a ser que vivimos en realidades paralelas, si unos sufren -guerras en el Congo con un despreciable interés periodístico- otros gozan en Barcelona. De veintiún botones, autoridades y fuerzas vivas. El poder siempre somete a los díscolos que han conquistado el palacio de invierno.Y ellos, los que antes pedían la Luna, se dejan querer y a otra cosa mariposa.