sábado, 12 de septiembre de 2015

1.400.000 PRESUNTOS IMPLICADOS, Y UNA NOCHE EN LA ÓPERA


(En el bar del barrio, al mediodía.)

Hoy, 11 de Septiembre, en el bar del barrio hay comentarios de todos los gustos y pareceres sobre la llamada "Diada nacional de Catalunya".
¡Vaya fiesta la de hoy, siempre celebrando derrotas!, exclama la cuñada del dentista.
Mejor recordar una derrota, pero mirando al futuro, que no cantar victorias mirando al pasado, dice la sobrina de la peluquera.
Todo lo que hacen y se les ocurre, cae siempre en la ilegalidad, incluso la manifestación de hoy, que ha sido declarada irregular y electoralista por parte de la Junta Electoral Central, advierte la fiscal del barrio.
Pues yo he oído que la Junta Electoral Provincial ha dicho que es legal, comenta la hija de la bibliotecaria.
Bueno, bueno, les leeré lo que publica "El Periódico" y saldremos de dudas, comenta el politólogo del barrio: "La Junta Electoral Central (JEC) ha revocado la decisión de este miércoles de la Junta Electoral Provincial (JEP) en la que se desestimaba el recurso del PP en la que pedía el veto de la transmisión de la Via Lliure. La JEC, a raíz de los recursos interpuestos por el PP y el PSC tras la decisión de la JEP, obliga a TV-3 a compensar a los otros partidos con representación en el Parlament, excepto a Junts pel Sí, formación en la que se integra la ANC y Òmnium, entidades organizadoras de la manifestación de la Meridiana."

Esto, con perdón, parece aquello de los Hermanos Marx, "la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte...", apunta la librera del barrio.
Esperemos que no llueva, como quieren y rezan algunos, y que todo sea una fiesta popular, de cantos pacíficos a la libertad, dice la nieta del anarquista.
Nena, libertad no es libertinaje, y aquí muchos lo confundís y os saltáis la ley a la torera, advierte de nuevo la fiscal del barrio.
De torera, nada, señora, en todo caso tocando el pito y la flauta con el Barça, señala la nieta del anarquista.
Incluso jugando al fútbol cometen faltas y delitos, ¡esto es el acabóse!, remata la cuñada del dentista.
¡Y dicen que los manifestantes se van a poner una camiseta blanca como los del Real Madrid, vaya guasa!, remata también la fiscal del barrio.
Señoras, les regalare un pito (de árbitro, no se ofendan) para que vayan a señalar faltas en la Vía/Avinguda Meridiana, dice el humorista del barrio ofreciéndoles un pito de juguete.
¡No pensamos ir a la Avenida Meridina ni a tocarle el pito a nadie, qué se ha creído!, grita ofendida la cuñada del dentista.
¡Ni vía libre ni vía atascada ni vía nada, que esto ya parece un desagüe!", exclama la fiscal del barrio.
Querrá decir "Via lliure", vía libre, y no vía "calla y obedece", o "jarabe de palo estancado", como sugieren otros, indica la hermana del informático.
Menos política y más pan y circo, ya lo decían en el Imperio Romano para mantener al pueblo unido, salta el poeta romántico del barrio.
¡Caray, que son Balay, hoy el poeta hace poesía social!, exclama sorprendida la librera del barrio.

(Al atardecer, vuelven a pasar por el bar.) 
¡2.000.000 de manifestantes, qué fiesta!, dice la sobrina de la peluquera.
No, 600.000 implicados, dice la cuñada del dentista, en voz baja.
¡No, 500.000 sospechosos, y gracias!, dice la fiscal del barrio.
¡1.400.000 implicados, sospechosos y presuntos delincuentes!, exclama el humorista.

¡Por participar en un jolgorio y algarabía reivindicativa!, remata la nieta del anarquista.
¡"Más dura será la caída", toma película!, exclama la cuñada del dentista.
¡"Una noche en la ópera"!, canta el humorista.
¡"La ley de los fuertes"!, replica la fiscal del barrio.
¡"Nos queda la palabra"!, responde la hija de la bibliotecaria.
Bueno, fantástico, sea la cantidad que sea de delincuentes, perdón, de ciudadanos, y para celebrar que hoy aún es fiesta, invita el bar a patatas fritas y crujientes, ¡si alguien paga la cerveza!, anuncia la dueña del bar. 





1 comentario:

Miquel dijo...

Debería ud. hacerse cófrade de una sección añorada. Rumbo hacia lo Desconocido se decía.
Allí, sin temor a esdrújulas podía parlamentar con seres de otras galaxias. No era menester genuflexarse, sino escuchar, dialogar, hablar...No parlamentaban, porque eso da un coste que ni en las películas estaban dispuestos a abonar.
Salut