viernes, 10 de abril de 2015

CORRERÍAS: BENEYTO, HOSPITAL DEL MAR, EL COSMOS Y LOS MONJES DE MONTSERRAT

Fotografías: Janet Xirgu
(Vuelto a editar, con autorización de los implicados, después de unas correrías nocturnas.)

I, CORRERÍAS NOCTURNAS EN ABRIL (2015)
Fotografía: www.minube.com










Beneyto, nuestro vecino, dispuesto ya a merodear por las calles del Barrio Gótico en busca de las musas, después de unas correrías nocturnas, zigzagueando, con la mano del pintor y la pierna derechas acartonadas, como dormidas; y el pie del escultor, con su zapato, pie y zapato que se quieren escapar por su cuenta, hacia un lado, ¿como en algunas de sus obras?; y la voz, con un embrollo de palabras, "como un trapo en la boca que las deformara" (Quiero decir muchísimo y me atollo, indicaba César Vallejo). 
Ahora salimos de la farmacia de la calle Escudellers y nos paramos en la Rambla, frente al Teatro Principal, hasta que un taxista pakistaní nos conduce al Hospital del Mar y bajamos a "Urgencias", donde enfermeras y médicos ponen  a prueba el equilibrio postista del artista, que discute y bromea como si el enfermo fuera otro.
Mientras tanto, en la sala de espera, suenan la presencia inmensa y las voces de una familia gitana y de otras familias, y algunos solitarios que esperamos noticias: el artista postista, en medio de la noche de Pascua, es ingresado...

.....................................

II, CORRERÍAS EN OTRO MES DE ABRIL (2014) 
El 3 de abril se inauguró, en el Museu de Montserrat, la exposición Cosmos Beneytià/no (título bilingüe), una antológica muy completa y extraordinariamente bien montada de la obra del pintor y escritor Antonio Beneyto.
El 3 de abril fue un día tormentoso, en principio un mal día para subir en funicular al Monestir de Montserrat, bajo la lluvia y rodeados de niebla. Pese al mal tiempo, ascendimos bien con el funicular, rodeados de lenguas extranjeras, de turistas que iban a comprobar si existía esa montaña, ese escenario legendario del Parsifal, de Wagner, el Montsalvat, Montsegur o Montserrat, comentaban animadamente un grupo de turistas franceses, sin miedo a las tormentas ni pánico a las alturas.
Durante la ascensión a la Serra d'Or hubo un ataque de vértigo que obligó a un par de viajeros (¿este cronista y otro viajero?) a cambiar de asiento varias veces para no abismarse en el vacío, mientras el funicular seguía subiendo y serpenteando entre los peñascos y pináculos fantasmagóricos, gaudinianos, bordeando rocas, matorrales, árboles, al borde del abismo, como decíamos, hasta que por fin llegamos a las cumbres borrascosas de Montserrat, en cuyo museo ya nos esperaba Beneyto, flanqueado por monjes y fotógrafos.
Entramos en el Espai Pere Pruna del Museu montserratino donde se celebra la exposición, y allí comenzamos a descubrir las pinturas de Beneyto, entre otras: "Rostros" (1968), una de sus primeras obras, y "En el cielo esperando a nuestra nube" (1998), una tela monumental que representa el firmamento azul con símbolos trazados en blanco. Fue delante de esa enorme constelación en azul con figuras blancas, pero sin nube, que Beneyto nos leyó un fragmento de su libro Cartas Apócrifas. 
Vimos también sus esculturas en bronce, entre otras:
 "El conde de Lautréamont caminando a Albacete" (2007), "Caballo pierna-larga" (1995), "Abanico" (1997), "Cara-culs" (figuritas en bronce, miniaturas "como soldaditos de plomo, pero en crisis, desnudos", comentó uno de los amigos asistentes al acto). 

En madera policromada: 

"Hormas de zapatos", el "Zapato mediterráneo" (madera, esparto y cordel), que parece la transformación catalana de una alpargata grecorromana (1985). 
Dentro de una vitrina, contemplamos el "Libro-abanico" (óleo sobre papel, 1991), y otro libro, dibujado y coloreado, "Nueva correspondencia", un epistolario de Alejandra Pizarnik compilado por Ivonne Bordelois y Cristina Piña. 
Y de pronto, encontramos la "Mano de Beneyto" colgada de la pared, descansando sobre una repisa (bronce, 1994). 
En la misma sala podemos ver el documental de Adriana Hoyos, Beneyto desdoblándose.

El acto fue presentado por el director del Museu, el "monjo" Josep de C. Laplana, que explicó cómo llegó el primer cuadro de Beneyto al Monestir de Montserrat, a través de una donación de cuadros del hijo bohemio de un empresario norteamericano que, en los años sesenta, invirtió su herencia adquiriendo obras de artista considerados entonces marginales o malditos, como Beneyto y otros. Obras que estuvieron guardadas durante años en el sótano del museo, hasta que al hacer la ampliación fueron rescatadas, explicó el director del Museu. 
Por su parte, Albert Mercadé, comisario de la exposición, hizo una valoración crítica de la obra de Beneyto, situándola entre el surrealismo y el postismo -citó a Juan Eduardo Cirlot, Dau al Set, Carlos Edmundo de Ory, Cristóbal Serra, entre otros-, calificándola de transgresora y muy "humanista" a pesar de los monstruos, las máscaras y los seres deformes que distinguen su obra. "Monstruos, serpientes y demonios que también abundaban en las cuevas y en las antiguas ermitas de Montserrat", como antes había recordado el director del Museu, Josep de C. Laplana. También participó en la presentación Lori Nais, coleccionista de arte.
Acto seguido, los organizadores nos obsequiaron con un exquisito vernissage profano, un auténtico y nunca mejor dicho "bocatto de cardinale", con cava catalán y zumos varios.
También hubo una sorpresa, ya casi al final del vernissage, cuando apareció de súbito otro invitado al acto, un hombre que aún no conocíamos, italiano, y que llegaba corriendo al Museu de Montserrat. Llevaba una cartera llena de ejemplares de un libro recién editado en Italia, una novedad literaria, nos dijo. Era Alessandro Prusso, editor y traductor al italiano del libro Textos para leer dentro de un espejo morado, de Beneyto (ed. bilingüe, Editorial de lo Imposible), y que venía directamente de Italia, apresuradamente, para ofrecernos unos ejemplares del libro y celebrar el fin de fiesta en las cumbres borrascosas del Cosmos Beneytià/no.

Y luego ya vino la despedida y el descenso de Montserrat, ya más sosegados y con menos vértigo, a pesar de la niebla y las nubes amenazadoras.



11 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Extraordinario Beneyto. Su obra encaja perfectamente con el cosmos monserratino; seres fantásticos, metamorfosis de las montañas, seres nublados que desafían el Cavall Bernat, la logico-fobia de los peñascos y de los persenajes beneytianos se funden en la tiniebla.
Salud
Francesc Cornadó

Miquel dijo...

Iré sin falta ¡¡¡

en facebook dijo...

Rafael Blanco: Lo conozco..!Precioso, viajè 24 años con elèctronica de Farmacia y laboratorios, y en Cataluña todas las ciudades importantes, la conozco bien, y me gusta, hice muchos amigos, soy de Madrid, pero jamàs, he tenido competencia con ningùn humano sea de la raza que sea y de la regiòn que sea...en Bañolas, tube un mi gran amigo, D. Joaquin Ejarque De Pla, quizà me salvò la vida, por que me puse enfermo y en el hotel, me trajo mèdicos etc. y se encargò de todo, hasta que llegaron de Madrid y volvì sano. !!No se si vivirà este señor aùn, pero, siempre le estarè agradecido. Esta ciudad tenia (y tendrà), un gran lago..creo recordar-.
Hace un minuto aproximadamente · Ya no me gusta · 1

Una lectora: Una presentación surreal: una fotografía en que podemos ver al pintor Beneyto con el magnífico director del museo, el "monjo" Josep de C. Laplana, que organiza unas exposiciones de arte moderno que para sí quisieran muchas galerías de arte de Barcelona.

en facebook dijo...

Rafael Blanco: Lo conozco..!Precioso, viajè 24 años con elèctronica de Farmacia y laboratorios, y en Cataluña todas las ciudades importantes, la conozco bien, y me gusta, hice muchos amigos, soy de Madrid, pero jamàs, he tenido competencia con ningùn humano sea de la raza que sea y de la regiòn que sea...en Bañolas, tube un mi gran amigo, D. Joaquin Ejarque De Pla, quizà me salvò la vida, por que me puse enfermo y en el hotel, me trajo mèdicos etc. y se encargò de todo, hasta que llegaron de Madrid y volvì sano. !!No se si vivirà este señor aùn, pero, siempre le estarè agradecido. Esta ciudad tenia (y tendrà), un gran lago..creo recordar-.
Hace un minuto aproximadamente · Ya no me gusta · 1

Una lectora: Una presentación surreal: una fotografía en que podemos ver al pintor Beneyto con el magnífico director del museo, el "monjo" Josep de C. Laplana, que organiza unas exposiciones de arte moderno que para sí quisieran muchas galerías de arte de Barcelona.

en facebook dijo...

Angels Pal: Quien no ha estado allí. Claro que no en una presentación así. Magnífica e ilustrativa , vértigo no, para nada! Es nuestra montaña la única Monserrat. Da igual por donde subas a pie en coche en bici .. Las imágenes y lo que se exponen allí la representación de todo el mundo... Algo extraordinario.. Albert todo un lujazo .. Me gusta la pensión. De Ulises !!!
Hace 15 horas · Me gusta

Angels Pal: Cuantas galerías la quisieran !! Me gustan
Hace 15 horas · Me gusta

en facebook comparten dijo...

Jorge de los Santos
3 amigos en común

AmigoAmigos
Isofra Sapin Cantona
2 amigos en común

AmigoAmigos
Osías Stutman
409 amigos en común

AmigoAmigos
NaLia Mandalay
21 amigos en común

AmigoAmigos
Marta Bosch Pujol
70 amigos en común

AmigoAmigos
Jose Ferraz
130 amigos en común

Francesc Cornadó dijo...

Bajó a "urgencias" junto al mar y subió a la quinta planta, mirando al mar. Se recuperó el postista y volvió a Rull. Traspasado el portal beneytiano, regresó a su cosmos, el de Montserrat y el de los seres postistas que habitan el mundo roto del magnífico artista.
Francesc Cornadó

en Facebook les gusta dijo...

Carmen Bayona Navarro
4 amigos en común

AmigoAmigos
Pura Salceda
970 amigos en común

AmigoAmigos
Eliseo Guillamon Cruz
1 amigo en común

AmigoAmigos
Rafael Blanco
13 amigos en común

AmigoAmigos
Alicia Mercado-Harvey
1 amigo en común

AmigoAmigos
MTrinidad Vilchez
11 amigos en común

AmigoAmigos
Jorge de los Santos
7 amigos en común

AmigoAmigos
Alfonso Rodriguez Martín
3 amigos en común

AmigoAmigos
Vicenç Altaio
247 amigos en común

AmigoAmigos
Emboscall Editorial
118 amigos en común

en Facebook les gusta dijo...

AmigoAmigos
Jesús Parapar
2 amigos en común

AmigoAmigos
Mar Giménez Cuello
47 amigos en común

AmigoAmigos
M Cinta Montagut Sancho
190 amigos en común

AmigoAmigos
Gemma Ferron
77 amigos en común

AmigoAmigos
Eva SI Anda
138 amigos en común

AmigoAmigos
Africa Jiménez Ruiz
65 amigos en común

AmigoAmigos
Efi Cubero
224 amigos en común

AmigoAmigos
Marta Rosell
15 amigos en común

en Facebook les gusta dijo...

Alfonso Rodriguez Martín
3 amigos en común

AmigoAmigos
Montserrat Olivés Miret
104 amigos en común

AT dijo...

El artista postista va recuperando la voz, la mano, la pierna y el pie, que se escapaban al otro lado del arte.