jueves, 15 de enero de 2015

SIGUEN LAS VENTAS: POEMA VISUAL (CORREGIDO Y AUMENTADO) DE HUMOR NEGRO PARA CHARLIE HEBDO

Foto: elpais.com

Vuelve a entrar  el humorista en el bar del barrio y sorprende a todos diciendo que ha corregido y aumentado la cantidad de ejemplares que aparecía ayer en el poema visual de humor negro, dedicado a la revista "Charlie Hebdo", y nos lo muestra:

5.000.000 de ejemplares  x  3 euros ejemplar = 15.000.000  euros

(En medio del poema visual, hay un trozo de papel azul pegado)

-Perdonen el humor negro. 
-Todo está perdonado.
-------------------------------------

Y se repiten los diálogos, excepto los comentarios de la fiscal del barrio y la sobrina de la peluquera, modificados por la actualidad catalana:

Esto no es poesía ni es nada, ¡es irreverente!, responde la dueña del bar.
¿Hay algún poema visual que conmueva, a la manera de una poesía lírica?, pregunta el poeta romántico.
Me sabe mal por los dibujantes muertos, pero a mí esta revista, con sus burlas y obscenidades, no me interesa nada, dice la cuñada del dentista.
No acabo de entender esta última portada de "Charlie Hebdo", dice la hija de la bibliotecaria. "Todo está perdonado", titula, y vemos a Mahoma debajo, llorando, con un cartel que dice "Yo soy Charlie". Pero, ¿quién perdona a quién? ¿Es un Mahoma arrepentido por los atentados terroristas quien pide perdón o perdona? ¿O son la redacción de la revista y el mundo entero quienes perdonan? 
Sea como sea, los islamistas radicales ya declaran que se trata de otra gran ofensa, indica el politólogo. Tal vez al presentar a Mahoma de este modo, llorando, bajo un titular de perdón, creen que de algún modo lo cristianizan, lo asemejan a un profeta cristiano que "perdona todos los pecados", lejos del "ojo por ojo, diente por diente" del Antiguo Testamento, y esto les molesta, ofende su hipersensibilidad religiosa, añade.
Volviendo a este poema visual de humor negro, nuestro humorista ha pensado más en términos económicos que en la lucha por la libertad, interviene la nieta del anarquista.
Opino lo mismo, dice la sobrina de la peluquera.
Yo también, dice la hermana del informático.
Y yo, dice la librera del barrio (por cierto, ya tengo ejemplares de la revista).
Sí, creo que hoy debemos dejar a un lado querellas y denuncias (aunque los campaneros Artur Mas y Oriol Junqueras vuelven a tocar las campanas a rebato y sedición), y comprar un ejemplar de esta revista satírica, aunque no sea santo de mi devoción, apunta la fiscal del barrio.
Más vale tarde que nunca, responde la sobrina de la peluquera.
¿Te refieres a la sedición? ¡Cuidado, que te empapelo!, advierte la fiscal del barrio, tocando de pies a tierra, como diría Josep Pla.
Perdonen el humor negro, señoras y señores, dice el humorista del barrio. Levanta el trozo de papel azul pegado en el poema visual y nos muestra las frases ocultas:

5.000.000 de ejemplares  x  3 euros ejemplar = 15.000.000 euros

¿Para la financiación de la revista y que siga la lucha contra el fanatismo..., para ayudar de algún modo a los familiares de las víctimas (incluidos el policía francés musulmán, la mujer policía municipal nacida en la Martinica y los cuatro ciudadanos judíos)?


-Perdonen el humor negro. 
-Todo está perdonado.

15 comentarios:

Miquel dijo...

Con la nieta del anarquista.
Ya he dicho todo lo que tenía que decir sobre la publicación.
Salut

exacadémico dijo...

m. drama satírico.

~ litúrgico.
1. m. Texto literario dialogado, de alguna extensión, desarrollado durante la Edad Media a partir del tropo, que dramatizaba pasajes de los Evangelios, y que se representaba durante los oficios religiosos en algunos días solemnes.
~ satírico.
1. m. En la Grecia antigua, el representado después de una trilogía trágica, para alivio y diversión, con personajes de sátiros interpretados por miembros del coro.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

candidato a... dijo...

Ver conjugación empapelar.
1. tr. Envolver en papel.
2. tr. Cubrir de papel las paredes de una habitación, de un baúl, etc.
3. tr. coloq. Formar causa criminal a alguien.
4. tr. coloq. Abrir expediente a alguien.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Dicc. Alcover-Moll dijo...

EMPAPERAR v. tr.: cast. empapelar.
|| 1. Revestir de paper una superfície, i especialment les parets d'una habitació. Qui no fa pastetes per empaperar?, Penya Poes. 171. Els estampers dels carrers dels Banys Nous i d'Escudellers empaperaven de fora i de dins les cases amb estampes, Amades Diad. i, 12.

|| 2. Embolicar amb paper. Fadrines..., vingau a empaperar taronges y tot empaperant canteu en cor, Llorente Versos, ii, 63.

|| 3. fig. Embolicar en un procés o expedient. «Jo compliré sempre la llei; no vull que m'empaperin!»
Fon.: əmpəpəɾá (or., bal.); ampapeɾá (occ.); empapeɾáɾ (val.).
Etim.: derivat de paper.

quien avisa, no es traidor dijo...

Empapelados y sin campanas, ¡os va a caer el pelo y os van a cortar el campaneo!

insurrecta dijo...

Gracias por avisar.

uno que pasaba por aquí dijo...

Sí, tú sigue tocando las campanas, que al final tocarán por ti.

filla de poetes separats dijo...

Ui, quina por!, avui no soparé.

amb un pam de nas dijo...

27 Setembre.

tortilla española de patatas dijo...

Sueñatortillas / Sumiatruites.

pragmático dijo...

Amb una Moritz o Estrella Damm.

sin venir a cuento dijo...

¿Hay algún poeta que no sea cínico?

la nieta del anarquista dijo...

Mi tía abuela, por ejemplo: era poeta visionaria, celebraba sus propia misas, curaba los celos amorosos de los niños (sin cobrar, no lo necesitaba) y no era cínica.

poeta laureado dijo...

La política catalana
es un coñazo
que marea a propios y extraños.

el estratega del barrio dijo...

Política del mareo para que el gobierno central y sus voceros y sonajeros naden en un mar de dudas y perplejidades, y acaben tan mareados que ya no rasquen bola ni estrategia ni recurso al Constitucional que valga.