viernes, 13 de junio de 2014

"CANIBAAL"

Roser Amills y Antonio Beneyto presentaron en la ACEC los dos primeros números de la revista Canibaal, acompañados por el equipo de redacción (Ximo Rochera, Aldo Alcota, Sergio Pinto, Fran Amador) que explicaron el origen y los contenidos de la revista. Presidía la sala un desplegable del primer número, “Sexo y Locura”, en el que se podía leer un fragmento del manifiesto de la revista a favor de la “disciplina del asombro”: “Canibaal, desea márgenes en movimiento, periferia no reprimida, danza de la locura, creación como actitud vital. Escribir en la pirotecnia de la letra”.
Canibaal, publicación cuatrimestral, cuyo título rinde homenaje a la revista dadaísta Cannibale creada por Francis Picabia, apuesta por
todas las formas experimentales y nuevas tendencias del arte y la literatura, en una reivindicación radical de la otra mirada.
Sus señas de identidad: la imaginación, el arte y su doble, la literatura y su doble. Beneyto, en la presentación de la revista, ya había pronosticado la presencia surreal del 2, la naturaleza doble que flotaba en el ámbito de la sala, por arriba, por abajo y por las páginas de Canibaal (la mesa se movió un poco, como si algún espíritu convocado quisiera manifestarse, pero los asistentes al acto no miraron debajo de las sillas y Beneyto cedió la palabra a Roser Amills, advirtiendo que ella diría "el que li sortís de la figa", cosa que Amills cumplió por vía de metáfora).
Partidarios, pues, de la poética del asombro y la performance, de la acciones artísticas y literarias, subversivas, de los primeros dadaístas, patafísicos, surrealistas, de Carlos Edmundo de Ory y los postistas, de Dau al Set y Joan Ponç, Joan Brossa, Arnau Puig, Juan Eduardo Cirlot, de Jean-Jacques Lebel, de Fernando Arrabal y el grupo pánico, el propio Beneyto, Nazario y tantos otros alquimistas del arte y la palabra.
Joan Brosssa, "Lletres gimnastes"

Se comentó que fue en el Ateneu Barcelonès donde André Breton dio una conferencia en Barcelona el 1922, en cuya Plaza de Toros Monumental, seis años antes, el poeta Arthur Cravan había boxeado contra el campeón mundial Jack Johnson, el 23 de abril de 1916.
Durante el coloquio, al mencionarse que Canibaal se publica en Valencia, Beneyto comentó que en la revista alicantina Verbo, dirigida por José Albi y Joan Fuster, se publicó en 1952 la Antología del surrealismo español.

                                          Beneyto, "El conde de Lautréamont"


12 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Felicitamos la aparición de Canibaal,
además de los contenidos, el sugenrente nombre de la revista "Canibaal" edecuadisímo en estos momentos que necesitamos de un cierto canibalismo eficaz, debemos comernos muchos guardias, algún poeta romántico y casi todos los gestores culturales. A la espera de la comilona reitero mi felicitación.
Francesc Cornadó

Miquel dijo...

Valió la pena solo por las anécdotas que se escucharon de boca de Beneyto ¡¡¡¡
Salut

en facebook les gusta dijo...

Emboscall Editorial
87 amigos en común

AmigoAmigos
Francesc Cornadó
247 amigos en común

AmigoAmigos
Manuela Bardón
31 amigos en común

AmigoAmigos
Iris Parra Jounou
9 amigos en común

AmigoAmigos
Isofra Sapin Cantona
3 amigos en común

AmigoAmigos
Luis Nadal
70 amigos en común

una lectora impaciente dijo...

Joan Ponç, gran pintor espiritualista y surrealista. Conocerlo me impactó.
Beneyto, gran pintor postista.
Conocerlo me impactó.

insurrecta dijo...

"Canibaal", un revista que le hubiera gustado a Ubú rey.

crítico de las formas o formalista dijo...

Elogio de la locura, ya lo decía Erasmo. Todos los artistas y poetas, en alguna etapa de su vida, han perdido algún tornillo estético...

el poeta romántico del barrio dijo...

No se si tomarme como insulto o afrenta el comentario del formalista.

crítico de las formas o formalista dijo...

Un elogio, querido, un elogio..., ¿que no leen bien tus bellos y cándidos ojos?

el poeta romántico dijo...

Gracias, pues, te sean dadas y te invito a cerveza y calamares a la romana en el Vivancos que ya no existe, en la Plaza Real, de Barcelona.

el crítco de las formas o formalista dijo...

Tacaño sois, pardiez,
ya que invitáis a bodegón
que ya no existe.
Mas al lado del ausente,
está el presente,
digo el Canarias, cervecería que aún existe,
aunque decadente.

el poeta romántico dijo...

Sea, pues, allí nos vemos,
con padrinos o padrinas,
y sendas espadas (de cerveza) tomemos
con Baudelaire y Rimbaud, Lautréamont, Jarry y Picabia,
Dalí, Miró, Ponç, Beneyto,
Erik Satie y el divino marqués.
Que once son,
como el Barça y la Roja derrotada.

otro patafísico dijo...

Acaba de salir un monográfico muy interesante de la revista "Quimera" sobre Alfred Jarry, con trabajos de Ginés S. Cutillas, Raúl Herreo, Jaime D. Parra, Lidia Morales Benito, entre otros.