sábado, 1 de junio de 2013

DOS POEMAS EN EL CINE DE BARRIO


LA REALIDAD Y EL SUEÑO

Había algo profundamente vulgar en su amor por la vida.
Algo que establecía definitivamente nuestras diferencias.
Su amor por la vida, por ejemplo.
Amaba la vida en bruto: las comidas, los vinos, los orgasmos.
Nada es tan sencillo. En realidad, no hay comidas sencillas,
ni vinos espontáneos,ni orgamos naturales. Todo es completamente artificial,
pero ella lo gozaba como si formara parte de la naturaleza.

A veces me hacía
sentir completamente artificial y decadente.
Por ejemplo, mi necesidad de hablar haciendo el amor.
Los animales, como cualquiera puede observar en los documentales del Nationaal Geographic
no hablan cuando hacen el amor.
Esa es una de nuestras principales diferencias
pero a ti no te gustaba hablar
aunque sí te gustaba oirme
de modo que yo tenía que susurrarte al oído
una larga lista de versos de otros
o de versos míos
y luego del enorme esfuerzo de recordar a Guido Cavalcanti
o Guido Guinezelli
resulta que te decía: me gustaría comerte el coño
y la cosa iba mejor aún
de modo que para qué citar a los griegos o latinos
a los provenzales o a los románticos.
Cuando te pregunté me dijiste que te gustaban ambas cosas
Dante y te comería el coño
de modo que a mí me tocaba la responsabilidad de elegir
porque tú no habías leído a Dante y no decías coño.

Aún así yo tenía la sensación de que nos amábamos
de que nos queríamos
aunque en claves diferentes
de modo que para qué tanto esfuerzo
si en el fondo se trataba de poner la pasión en otro lado
de comprender cómo para ti no era muy diferente hablar conmigo
que con la quisquera
y no interpretar eso como falta de amor

En el fondo -me dije- se trata de que no le pidas lo mismo que le das
pero si lo que le dabas era para seducirla
¿por qué sencillamente no mostrarse indiferente?
En los manuales de Bucay siempre dicen que la indiferencia
estimula el amor del otro.
¿Y para esto yo había leído a Dante
a quien le indiferencia de Beatriz le hizo escribir la Vitta Nova?

Ahora bien, el día en que te dije: Basta de literatura, acá no se habla más
me refería a la cama, naturalmente
me dijiste pero si a mí lo que más me gusta es que me hables.
Y si tenemos en cuenta que tus numerosos amantes te habrían dicho
casi siempre me gustaría comerte el coño
yo llevaba la ventaja de haber leído a Dante a Guinizelli a Cavalcanti
y recordarlos.

Cuando la psicoanalista me preguntó por qué le gusta esta relación
le contesté que me refrescaba mis conocimientos literarios.
¿Le parece suficiente? -interrogó.
Depende -dije, sin ser gallega-.
-Creo que es usted quien necesita decir coño y menos Cavalcanti
opinó la psicoanalista.
entonces yo le dije que no le pagaba para opinar y estuvo completamente de acuerdo…,
en que yo siguiera mezclando tu coño con Dante y Cavalcanti.

CRISTINA PERI ROSSI














EL POETA HACE LA CALLE, CON 11 CALLES, 6 ACERAS, 3 ESQUINAS Y 2 BOCACALLES 
(Poema en prosa) 

Sale a la calle, pasa de una acera a otra, cruza una calle, dobla la esquina, pasa a otra calle, sigue arriba y abajo, atraviesa una calle, roza una esquina y sale a otra calle, baja de la acera y vuelve a subir a la misma acera, baja otra vez y ahora pasa a la otra acera, gira a la derecha por una calle, sigue calle arriba, gira a la izquierda y sale a otra calle, ahora baja por esta calle, cruza unas bocacalles pero sigue bajando por la misma calle, baja un poco más, calle abajo, ahora se para en la acera, espera, llega un cliente, le pregunta el precio, se ponen de acuerdo y le vende un poema.


A. TUGUES


9 comentarios:

comentarios en Facebook dijo...

les gusta

Maite León Cortés, Josep Lluís Aguiló, Jorge de los Santos, Fernández Darío, Mary Ona, Luis Nadal, Julie Hermoso, LAfrontera Jack, Ferran Garcia, Ana Teixeira, Josep Maria Mateu, Manolo Marcos, Florentino Carreño

la hermana de la peluquera dijo...

Cristina al ataque otra vez, pero al ataque amoroso y poético...

bibliotecaria dijo...

Hoa de Poetas, este título me recuerda el de una conocida revista: "Hora de Poesía", que editaban Javier Lentini y Rosa Lentini.

sonetista dijo...

¿Dos poemas obscenos, con la excusa de la poesía?

comentarios en Facebook dijo...

Luis Nadal: ...seguro que era un poema?...
Hace 11 horas · Ya no me gusta · 1

A.T.: Buena pregunta, Luís.
Hace 11 horas · Me gusta · 1

vigilante nocturno dijo...

Cada uno con su poema, cada loco con su tema, ah, los malditos poetas malditos, que siempre están ahí, dándole al poema!

la vigilante de día dijo...

Más leer y menos guasa nocturna, querido vigilante.

Miquel dijo...

me pasa como al Sr Bolaño, pero él sabía escribir y yo no.
No he entendido, mañana lo volveré a leer.
salut

comentarios en Facebook dijo...

A Eva Soc Aixi, Mary Ona y Maura Morales Yudesbiet les gusta esto.