martes, 18 de junio de 2013

MIQUEL DE PALOL: ¿DÓNDE ESTÁN LOS POETAS?

El título de estas líneas hubiera podido encabezar escritos muy diversos, ciertamente, y acaso es tramposo por mi parte no haberlo hecho más extenso, quizá con la excusa de la convención tipográfica: ¿Dónde están los poetas españoles? Porque en tiempo de conflicto –y en tales tiempos vivimos, negarlo sería de ilusos– no se ha roto nunca el contacto entre los poetas catalanes y los poetas que, por decirlo de la manera más neutra y genérica posible, escriben en otros idiomas en el resto del territorio oficialmente español. 
Recordamos la conexión de Carles Riba con Dionisio Ridruejo, presidiendo los encuentros de los próceres de las dos culturas en Segovia y en otros lugares; recordamos que la llamada poesía de la experiencia ha sido –es– un movimiento con destacados representantes escribiendo en catalán y en castellano –y en gallego–, relacionados entre sí por contactos en congresos, ediciones y revistas, con amistades en que, también hay que decirlo, las cuestiones políticas y sociales en el terreno idiomático no han estado nunca en conflicto -ésta es la parte buena–, pero en consecuencia tampoco planteadas y debatidas en profundidad, y aquí es donde quizás nos encontramos todos con los deberes por hacer, aunque haya habido aquí una intención loable, la de evitar confrontaciones.
Incluso en situaciones formales de guerra, los poetas han sabido mantener la línea roja de no darse la espalda. Tomemos el ejemplo de otros gremios: uno de los más conspicuos intérpretes actuales, Daniel Baremboim, ha fundado y dirige una orquesta sinfónica con jóvenes músicos judíos y palestinos, una orquesta que, por cierto el detalle no es irrelevante–, suena estupendamente. Llegados a este punto, hay que aclarar que éste no es en modo alguno un reproche a los colegas escritores de Madrid, de Sevilla, de Santander, de Salamanca o de Valladolid. De su silencio, de su falta de participación en el debate político sobre el punto al que ha  llegado lo que ellos denominan la cuestión catalana, también son -somos- responsables y partícipes los poetas catalanes, que solemos manifestarnos sobre la situación política dirigiéndonos a la propia parroquia, pero sin considerar que se nos pueda leer desde otros puntos de vista, y sin habernos preocupado mucho de establecer contactos y de –al menos– haber planteado complicidades. 
Por no decirlo con palabras mías sino con las palabras de un poeta que escribe en castellano, usaré las de una carta de Albert Tugues que me envió hace unos días a propósito del cartel de la Setmana de Poesia de Barcelona, formado en exclusiva por poetas que escriben en catalán, y que, incluso fuera de su contexto, sirven para el caso: 
"(…) lo que más me preocupa es la falta de visión de Estado y las actuaciones y actitudes que son más propias de una autonomía, de un régimen autonómico en el cual nos hemos acostumbrado a vivir, a malvivir acomplejados, diría. Si no nos creemos que ya somos Estado, sin complejos de ninguna clase, no lo seremos nunca (…). La lengua catalana tiene que ser la única lengua oficial de una Catalunya independiente, y la castellana puede ser una lengua amiga, protegida, incluso cooficial. (…) Tenemos que hacer sentir y comprender que no hay diferencias entre unos ciudadanos y otros."

MIQUEL DE PALOL (artículo publicado en el suplemento Cultura del diario "El Punt Avui", 31.05.2013)

(trad. Albert Tugues)


















ON SÓN ELS POETES?

El títol d’aquestes línies podria encapçalar escrits molt diversos, certament, i potser és trampós per part meva no haver-lo fet més extens, potser amb l’excusa de la convenció tipogràfica: On són els poetes espanyols? Perquè en temps de conflicte –i en tals temps vivim, negar-ho seria d’il·lusos– no s’ha trencat mai el contacte entre els poetes catalans i els poetes que, per dir-ho de la manera més neutra i genèrica possible, escriuen en d’altres idiomes en la resta del territori oficialment espanyol. Recordem la connexió de Carles Riba amb Dionisio Ridruejo, encapçalant les trobades dels pròcers de les dues cultures a Segovia i a d’altres indrets, recordem que l’anomenada poesia de l’experiència ha estat –és– un moviment amb destacats representants escrivint en català i en castellà –i en gallec–, relacionats per contactes en congressos, edicions i revistes, amb amistats on, en tot plegat, també cal dir-ho, les qüestions polítiques i socials en el terreny idiomàtic no han estat mai en conflicte –aquesta és la part bona–, però de retruc tampoc plantejades i debatudes en profunditat, i aquí és on potser ens arrepleguem entre tots amb els deures per fer, per més que ens hi hagi aquí una intenció lloable, justament la d’evitar confrontacions.
Fins i tot en situacions formals de guerra els poetes han mantingut la línia roja de saber no donar-se l’esquena. Prenem exemple en d’altres gremis: un dels més conspicus intèrprets actuals, Daniel Baremboim, ha fundat i dirigeix una orquestra simfònica amb joves músics jueus i palestins, una orquestra que, per cert –el detall no és irrellevant–, sóna estupendament. Arribats a aquest punt, cal aclarir que aquest no és de cap manera un retret als col·legues escriptors de Madrid, de Sevilla, de Santander, de Salamanca o de Valladolid. Del seu silenci, de la seva falta de participació en el debat polític sobre el punt on ha arribat la que ells anomenen la qüestió catalana també en són –en som– responsables i partícips els poetes catalans, que ens solem manifestar sobre la situació política adreçats a la pròpia parròquia, sense prendre en consideració que se’ns pugui llegir des d’altres punts de vista, i sense haver-nos preocupat gaire d’establir contactes i de –al menys– haver plantejat complicitats.
Per no dir-ho amb paraules meves, per dir-ho en paraules d’un poeta que escriu en castellà, faré servir les d’una carta de l’Albert Tugues, que em va enviar fa uns dies a propòsit del cartell de la Setmana de Poesia de Barcelona, format en exclussiva per poetes que escriuen en català, i que, fins i tot fora del seu context, serveixen pel cas: «(…) el que més em preocupa és la falta de visió d’Estat i les actuacions i actituds que són més pròpies d’una autonomia, d’un règim autonòmic en el qual ens hem acostumat a viure, a malviure acomplexats, diria. Si no ens creiem que ja som Estat, sense complexos de cap classe, no ho serem mai (…). La llengua catalana ha de ser l’única llengua oficial d’una Catalunya independent, i la castellana pot ser una llengua amiga, protegida, fins i tot cooficial. (…) Hem de fer sentir i comprendre que no hi ha diferències entre uns ciutadans i uns altres.»

Miquel de Palol 
(article publicat en el suplement Cultura, del diari "El Punt Avui", 31.05.2013)

12 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Se trata de un debate ideológico, poner la ideología por encima de la poesía es desconocer el valor de las cosas, desconocer el valor del arte de la palabra. La palabra es la expresión humana más genuina y la poesía es la componente estética de la expresión, es la forma de los contenidos, ya sea en catalán o en castellano o en la lengua que sea. Si liquidamos la forma de la expresión humana todo quedará reducido a un puro dato, y cuando esto ocurre, lo podremos expresar todo en una hoja de excel. Estaríamos apañados si pusiéramos límites fronterizos a la expresión, entonces con el excel nos bastaría.
Salud

insurrecta dijo...

¿No queremos ser todos cada vez más independientes? ¿Los seres independientes, una vez superada la etapa histórica del señor y el siervo, no tienen acaso una mejor relación entre sí?

místico terrícola dijo...

La ideología también se expresa con palabras. La poesía no vive en un mundo aparte. Decía la mística Teresa de Lisieux que quería "pasar su cielo haciendo el bien en la tierra". Cielo y tierra, poesía y prosa, todo se corresponde..., y además el infierno no existe como lugar, decía el Papa.

dialéctico postmatrimonial dijo...

¿De qué sirven los matrimonios mal avenidos, siempre maltratándose? Mucho hemos luchado para legalizar el divorcio y que dejen de existir las parejas mal vistas por la sociedad. Una vez divorciados, alcanzaremos la concordia de la ex-pareja (si las cosas no se complican y lo impide la violencia de uno de los dos miembros, generalmente el miembro macho -excusen el símil).

unionista, pero federal dijo...

Soy partidario de la unidad, en todas las formas y sentidos. "Divide y vencerás", es el lema de "somiatruites" y tartufos.

Miquel dijo...

Ve viene a la cabeza de inmediato a J E Cirlot...quizá el mejor...Jaime Gil de Biedma...extraordinario...Juan Marsé, que hace poesía cuando escribe en prosa...
me viene a la cabeza la cultureta progre, y de partido, con el paupérrimo Monzó como adalid de los escritores y la Rahola de secretaria personal, en Berlín, a costos de la Generalitat, o sea, a costos de todos...
Aquí la cultureta está domesticada por la política, siempre cruel y partidista...Cultureta que lo fagocita todo, incluso los buenos poetas.
salut

ensayista heterodoxo dijo...

Cuentan algunos que hay gallinas que cazan a los zorros, y la poesía es un lujo, un pretexto, y todos, zorros y gallinas, tan contentos, y el poema que te canto, limeña, que es sólo para ti.

comparando con el vecino o vecina dijo...

¿Y no te viene a la cabeza poetas y prosistas que escriban bien en lengua catalana? Quim Monzó escribe cuentos estupendos, y Pilar Rahola es valiente (aunque se lo cobre). Hay otros que también cobran, y mucho, y no escriben cuentos estupendos ni son valientes.
Miquel de Palol también me parece un escritor valiente, y hay algunos más.

comentarios en Facebook dijo...

Fernández Darío: Hay un poeta cantor de poetas, catalán y medio. Joan Manuel Serrat.
Pues bien hizo falta llegar al 2006 Para que el ayuntamiento le diera la medalla de oro de la ciudad. Hicieron falta tres Doctorados Honoris Causa de Sudamérica:
Doctorado honoris causa por la Universidad Nacional del Comahue (Neuquén, Argentina) en 1999.27
Doctorado honoris causa por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos de Cuernavaca (Morelos, México), el 16 de mayo de 2003.28
Doctorado honoris causa por la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), el 25 de noviembre de 2005.27

Y dos de España:
Doctorado honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid, el 15 de marzo de 2006.8
Doctorado honoris causa por la Universidad Miguel Hernández de Elche, el 21 de mayo de 2010.
Para que la UAB le diera el mismo homenaje.
Como dice el evangelio. Nadie es "poeta" en su tierra... ¿o era profeta?
Sea como fuere, si eso pasa con Serrat; poeta cantautor defensor del catalán, cantador de otros poetas.
Imagina que futuro puede esperar a quien no produce ni la mitad de sus ecos.
Lamentable vida del poeta que cifra en la cultura oficial sus esperanzas de reconocimiento.
Hace 5 horas ·

preguntas, y la respuesta no está en el viento dijo...

Miquel de Palol, en su artículo, "Dónde están los poetas", se pregunta y nos pregunta dónde están los poetas que antes dialogaban entre sí sobre todas las cuestiones, literarias, sociales, políticas, en busca siempre de un diálogo de futuro, constructivo y no destructivo de la "diferencia".
Y una lectora, asombrada por la falta de compromiso de los poetas actuales, añade: "¿Los poetas siguen con sus viajes al Parnaso, arrojándose sonetos a la cabeza y cosas peores, y luego no encuentran el camino de vuelta?"

estadística dijo...

Los que más se comprometen, los que más hablan y con agresividad, son los que van en contra de la "diferencia": los unionistas.

canción de la mona chita dijo...

"Mi tía era separatista
y ahora es independentista.
Mi tío era español
y ahora es unionista.
Y mis padres eran comunistas
y ahora son consumistas.
¿Y yo, quién soy yo?,
en este mundo de monos
y monas chitas".