lunes, 19 de marzo de 2012

DISCUSIÓN EN EL BAR SOBRE GEORGE CLOONEY, SU PADRE Y LAS ESPOSAS DE PLÁSTICO












Discuten en el bar del barrio sobre el revuelo mediático y las "esposas de plástico", blancas, con las que esposaron y detuvieron unas horas al famoso actor George Clooney y a su padre.
Ojalá a todos, si nos detienen alguna vez por no pagar impuestos,  nos pongan unas esposas de plástico, dice la dueña del bar.
Sin embargo, creo que es positivo, opina la sobrina de la peluquera, que gente famosa y seductora, con glamour, se comprometa políticamente y denuncie las injusticias y crímenes de otros países.
Exacto, tú lo has dicho: de otros países, no las injusticias y crímenes del propio país o de otras potencias, que no son precisamente justas, puras e impolutas!, exclama la nieta del anarquista. Se manifiestan frente a las Embajadas de Libia, Sudán o el Congo, de países africanos, tercermundistas, pero nunca los vemos frente a las Embajadas de Siria, Irán, Afganistán, China, Cuba, Palestina-Israel, entre otros. 
De todos modos, mejor esto que nada, mejor no callar y denunciar los crímenes del Congo, de Sudán y de otras países que violan los derechos humanos, insiste la sobrina de la peluquera. Auque todo, al final, se convierta en un espectáculo mediático, habrá servido al menos para llamar la atención sobre una tragedia, hacerla visible.
A mí que me pongan una esposas blancas, de plástico, que tengo las muñecas delicadas, toco el violín y hago juegos malabares en el Circo!, dice el humorista del barrio.
No seamos tan derrotistas, ya sabemos que todos es espectáculo, opina el informático del barrio. La política, la economía, el espectáculo de la crisis, el espectáculo de las guerras, el espectáculo de las catástrofes naturales, el espectáculo de la muerte de los demás y los afeites de pompas fúnebres. La sociedad del espectáculo, todo es espectáculo, y una acción como la de Clooney y otros actores da visibilidad y nos hace conscientes de unas injusticias, aunque luego los traten con esposas de plático, guante blanco, disculpas y cena con el presidente. Es lo que hay.
Ahora interviene el poeta romántico del barrio y se pone a recitar: Ah, esposas de plástico enroscándose como un laberinto blanco en la piel, finos cordones de plástico, albos filamentos como lirios blancos esposando las manos  épicas del actor y de su padre, justicieros. Aquí puede estar el material poético para un buen soneto de denuncia social.
O una buna fotografía fashion, glamurosa y rentable para las empresas mediáticas. No diga tonterías líricas, querido poeta!, exclama la dueña del bar mientras le pone otro café al humorista del barrio, que está haciendo juegos malabres con una bola de papel de periódico.














El suplente del cronista
  

1 comentario:

el suplente del cronista dijo...

A Sandy Garcia, Lurdes Fidalgo y 8 personas más les gusta esto.

Cris Pividori: ja! Cuánta razón, Albert. Pensé lo mismo que tú cuando ví todo el montaje.

Cris Pividori: Lo comparto.

Sonsoles Fuentes Jurado: No sean esas las única injusticias denunciadas por los Clooney. George ha dirigido películas y ha intervenido en filmes que contienen críticas muy claras hacia las actuaciones de su propio país: Buenas noches, y buena suerte; Syriana, Michael Clayton... por citar algunas, y hay más.

Albert Tugues: Es así, sus películas como director son críticas y me gustan. Pero en mi nota no me refería tanto a su compromiso personal y artístico, como a esa escenografía del espectáculo mediático y a la diferencia de trato que tienen los famosos con respecto a los otros manifestantes desconocidos y anónimos.

Sonsoles Fuentes Jurado: No creo que sea eso lo importante, Albert, sino que utilice su imagen y su fama para denunciar esa injusticia, y no solo el Nespresso o un producto por el que va a cobrar. Es por el espectáculo por lo que la denuncia tiene más peso y pueden sensibilizar a la gente. Esa es la intención. No tendría por qué hacerlo, podría quedarse en una de sus mansiones tranquilamente mientras no filma películas ni anuncios. Pero ahí está, haciendo algo por los valores en los que cree, mientras una masa estúpida se preocupa por que siga soltero.

Osías Stutman: Ojo. Las de plástico ahora se las ponen a todo el mundo (y muy ajustadas son mucho más molestas que las de metal). Las de metal son parte del equipo de cada policía y si las pierde tiene que pagarlas pero las de plástico son de usar y tirar. Las de plástico no aparecen en las series policiales de televisión. Respecto al "espectáculo mediático" es para atraer la atención pública hacia el problema tremendo del Sudán.

Luis Nadal: Puntos de vista distintos pero coincidencia de intereses. Pero el problema de manipulación mediática persiste. Incluso tú, Albert, te has referido a que no se manifiestan ante otras Embajadas como las "de Siria, Iran... China, Cuba... entre otros", olvidando las de EEUU, Inglaterra, Alemania, Francia... y también España. No podemos ignorar que si hay terceros países donde se cometen atrocidades es como consecuencia y con el beneplácito de los "primeros países" y en beneficio de sus intereses. La denuncia a "terceros países" que no priorice la responsabilidad de los "primeros países", hace el juego a los intereses mediáticos de los verdaderos responsables del problema: Malos, haberlos, haylos... pero son ellos.