miércoles, 22 de febrero de 2012

"PAUL AUSTER, CAMPEÓN!", GRITAN LOS AFICIONADOS A LA NATACIÓN LITERARIA, COMPETICIÓN QUE TUVO LUGAR AYER EN EL PUERTO DE BARCELONA




















No se trata, por supuesto, de una competición deportiva de natación, como la famosa "Travesía del puerto" que organiza cada año el Club Atlètic-Barceloneta, sino de la travesía a nado de Paul Auster por las aguas procelosas (y pro-celosas) del éxito y de su llegada triunfal a Barcelona, rompiendo las olas: entrevistas, fotografías, reportajes de radio y TV, incalculables ventas de sus libros, cenas, presentaciones y autógrafos a sus numerosos y numerosas fans.
Cineasta (guionista y codirector de la película no menos famosa "Smoke"), novelista, poeta, Paul Auster causa hoy en el barrio admiración y envidia, a partes iguales, dicen los vecinos, que hoy llegan con dificultad a sus casas al tener que atravesar la marea y el mareo de éxito-triunfal que provoca el estilo natatorio de nuestro novelista en la ciudad.
¿Otra vez unos huéspedes de la "Pensión Ulises" le ponen el dedo en el ojo a Paul Auster?, se preguntan algunos. 
Seamos sinceros!, exclaman otros: tenemos envidia del éxito literario y económico de Paul Auster, tenemos envidia de su atractivo físico decadente y de la belleza nórdica de su familia, porque nosotros, los del barrio, somos mediterráneos (como canta Serrat), europeos de la Europa en crisis.
Pero no desesperemos, no perdamos la esperanza de poder emularlo algún día -advierten los vecinos más optimistas-, ya que el propio  Paul Auster, consciente del azar y un tanto cansado de su desmesurado éxito, se identifica con nuestra crisis y dice estar satisfecho por los movimientos de protesta que aprecia en Europa, en general, y en el mediterráneo en particular.
Sale un vecino del grupo y dice que ya está bien de envidias físico-estético-literarias, y nos recomienda, dice, el mejor libro de Paul Auster, una antología que nadie conoce: "Pista de despegue (poemas y ensayos, 1970-1979".



















El suplente del cronista 

2 comentarios:

comentarios en Facebook dijo...

Jesús Alvarado Torres: Una tercera (cortesía) del maestro.

Albert Tugues: Cuidado, Jesús, que no soy maestro ni Paul Auster! El enigma se resuelve en la nota de hoy.

Jesús Alvarado Torres: Jejeje. Estimado Albert Tugues. Sé que no eres Paul Auster porque, según dicen, no nadas tan bien. Por acá, en Mexicalpan de los Chilangos Pobres (México, DF), los hablantes de cierta edad y alguna escolaridad suelen decirle "maestro" a una persona querida, respetada y reconocida por su habilidad (puede ser ésta motriz o intelectual. Puede ocurrir también que los dichos atributos no sean necesariamente legales). Así que sabiendo ya que no eres Auster, y si no te incomoda, seguiré diciéndote maestro. Vale. Un abrazo cordial.

Al-Juarismi dijo...

Creo que nos movemos por unos intereses mucho más interesantes que el éxito, que por otro lado está tan caro como imposible, seguro que por este camino contribuimos al verdadero interés que es el de convertir esta comunidad virtual de la comunicación en una aventura humana. Muchas gracias por incluirme en vuestra lista de rutas fugaces, os sigo desde hace tiempo. Un saludo afectuoso y disculpadme el rollo.