jueves, 13 de enero de 2011

PEDICURA CON PECES













Nota de publicidad:

Busque y encuentre un nuevo servicio en el Barrio Gótico: "Pedicura con peces vivos", por sólo 9 euros.
Masaje dentro de un recipiente de vidrio con agua.
Gracias a la transparencia del agua y el vidrio, el cliente podrá observar y seguir mejor la acción de los peces en la piel y entre los dedos de sus extremidades inferiores.
Muy recomendable para nativos y turistas que andan sin parar, arriba y abajo, de derecha a izquierda.
Sólo 9 euros, y tendrá a sus pies un séquito de peces minúsculos que, al picarle, le limpiarán todas la impurezas del andar a ciegas por estas calles húmedas, donde brillan más las rebajas de las tiendas  que el sol. 
No se lo piense más: "Pedicura al agua con peces frescos, vivos", la nueva moda relajante para toda clase de caminantes, turistas despistados, gente del barrio, poetas y prosistas extraviados, paseantes de fin de semana y andarines de su órbita, como escribía el poeta Juan Ramón Jiménez.












El suplente del cronista

12 comentarios:

Ulises dijo...

Tal como están los tiempos, ¿no sería mejor invertir los 9 euros en una paella (por supuesto, hecha en casa)?

El fisiólogo del gusto

Anónimo dijo...

Yo prefiero los masajes. Como dice el anuncio, ponga peces vivos a sus pies y luego andará en volandas, de vuelo.

El paracaidista fumador en el aire

Anónimo dijo...

¿Es de fiar este local de masajes con peces? ¿No suena el anuncio a "segunda intención?

Epicúreo desconfiado

Ulises dijo...

Por lo visto desde la misma calle, puedo garantizar que es de toda confianza, si realmente lo que necesita es un pedicuro.

El suplente

Ulises dijo...

"Y ahora, sólo nos faltaba el callista de los peces vivos!", como diría mi madre.

Andarín con juanetes

Anónimo dijo...

Recuerde el alma dormida, "quien mal anda, mal acaba".

Podóloga

Ulises dijo...

Se hace camino al andar, y mejor será no hacer tanta burla de los juanetes ni del andarín de su propia órbita.

Dialéctico

Ulises dijo...

Perdón, no hay burla sino sátira. Y en cuanto al "andarín" Juan Ramón, sólo diremos que en el expositor de periódicos y revistas de la Pensión Ulises, tenemos a mano el "Diario de un poeta recién casado" y "Espacio", para guía de turistas y poetas extraviados.

El becario

Ulises dijo...

Voy a escribir un manifiesto para que sean devueltos al mar los pequeños peces vivos de los salones de pedicura. Turistas, prosistas, poetas y paseantes que vayan con sus impurezas inferiores al callicida, callista o pedicuro de toda la vida, y dejen en paz a los peces en su ámbito marino.

Con los pies en su sitio

Anónimo dijo...

Pobrecitos peces tener que masajear todo el día pies, tras pies...yo creo que se debería denunciar, seguramente Green Peace o Brigitte Bardot, por ejemplo, estarian encantados de luchar en defensa de estos pobres pececillos explotados.

Francesc Cornadó dijo...

No desconfieis de los beneficios de esta pedicura, es fantástica, yo lo hago cuatro veces por semana y doy los 36 euros por muy bien empleados.
Además alguien me dijo que luego estos peces tan bien alimentaditos los venden a los restaurantes para hacer paella.

Salud
Francesc Cornadó

Ulises dijo...

Peces de todos los colores para las impurezas del caminar.

Purificador de más aire