sábado, 4 de diciembre de 2010

LOS CONTROLADORES DEL AIRE Y LAS VACACIONES














Mientras la peluquera se está tomando un café con leche en el bar, su hija la llama al móvil desde el aeropuerto. Como si estuviéramos en guerra por Navidad, le dice que el ejército acaba de asumir el mando del aire, el control del tráfico aéreo.
Posible estado de alarma, han informado los vicepresidentes, ministros y portavoces del gobierno. De prisa y corriendo se publica en el BOE, a las 21.30 h.,  el decreto-ley aprobado al mediodía por el gobierno y enviado por fax y firmado por el Rey en Mar del Plata.
¿Los controladores aéreos serán detenidos, acusados de sedición a la patria, juzgados y condenados a una posible pena de 10 años de cárcel?, se preguntan algunos periodistas aquí en el aeropuerto.
De momento, es el ejército quien está al mando de los aeropuertos españoles, mientras la guardia civil entra en un hotel donde dicen que están reunidos los controladores aéreos. 
Por lo visto, España también es diferente en el aire.
Menos mal, opinan algunos en el aeropuerto, que no hacen estas cosas los que van a dejar de cobrar los 426 euros.
Pero siempre nos quedará Ceuta y Melilla para una marcha verde de turismo... 
Pasan volando unas gaviotas por el aeropuerto del Prat graznando al aire libre, ¿será una burla contra los humanos que no tienen alas?














El suplente del cronista  

3 comentarios:

Ulises dijo...

Viajar en burra o en asno, como escribe R.L. Stevenson en "Viajes con una burra".

Robinson

Anónimo dijo...

Mejor andar por el camino de Santiago.

Peregrino

Ulises dijo...

¿Volverán las oscuras golondrinas con estas huelgas del aire?

Rimador