martes, 14 de diciembre de 2010

ALARMA EN EL ESPACIO















AENA
Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea
Fundación: 1990
Industria: Aviación
Servicios ATC, Mantenimiento aeropuertos
Propietario: Gobierno de España
Empleados &gt: 10.000
Divisiones Control aéreo de tráfico, aeropuertos
Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) es el ente público empresarial encargado de la navegación civil aérea y de los aeropuertos civiles en España. Conforme a la legislación vigente desarrolla las siguientes funciones:
Desarrollo de los servicios de orden y seguridad en las instalaciones que gestione, así como la participación en las enseñanzas específicas relacionadas con el transporte aéreo y sujetas al otorgamiento de licencia oficial, todo ello sin detrimento de las atribuciones asignadas a la Dirección General de Aviación Civil.
(fragmento, de Wikipedia)
............................................

Diálogos para un cómic

-Si AENA es, hasta hoy, un monopolio del Estado, ¿quién ha sido durante estos años el responsable de los empleados contratados, quién ha pactado los convenios sindicales y quién no ha resuelto los conflictos de la empresa y los trabajadores?, pregunta en el bar la asistenta social del barrio.
-A mí lo que más me preocupa, dice el tapicero, es el miedo. Es decir, antes en democracia no se recurría al método de la amenaza y el miedo, a la militarización de los huelguistas, de los trabajadores conflictivos (sean o no privilegiados por su convenio), excepto en el famoso caso de Ronald Reagan con los controladores, qué curiosa coincidencia. Hay políticos que empiezan a darme miedo con tanta amenaza, alarma y prórroga de alarmas.
-Esperemos que lo hagan sólo pensando en el bien común, comenta el poeta romántico del barrio.
-Eso mismo dicen también en China, en Cuba, en Venezuela, etc. Recurrir a estados de alarma, a estados de excepción, es el método que siempre ha utilizado el totalitarismo, replica la hermana del peluquero venezolano. 
-Los poderes sólo se toleran mutuamente cuando el beneficio es mutuo, añade el politólogo del barrio. En caso contrario, el equilibrio se rompe, se recrudecen las relaciones y sale a la calle una nueva edición del código militar (en edición de bolsillo y con ilustraciones).
-Póngame una copa de "Fundador", dice el atleta triste que ha dejado de correr.
















El becario del suplente del cronista

8 comentarios:

Ulises dijo...

Vuelve a casa por Navidad y sé feliz, si te dejan Aena, los controladores y el estado de alarma.

Tendero de mazapanes y turrones

Anónimo dijo...

Más de uno se siente renacer con el estado de alarma, cómo en los viejos tiempos, dice!

Amigo de exlegionario

Ulises dijo...

Confío en nuestros políticos demócratas, aunque declaren el estado de alarma. No creo que lo hagan con mala intención.

Ingenua

Ulises dijo...

Yo confío en la democracia, aunque la nuestra esté "alarmada", y no soy ingenuo.

Ciudadano

Ulises dijo...

Con el estado de alarma hemos topado, amigo Sancho.

Quijotesca

Ulises dijo...

¿Como ha sido posible crear tantos privilegios (no sólo en los controladores aéreos)?

Economista en paro

Anónimo dijo...

El rey y el presidente, en aquel valle, sufrían de incomprensión y estaban como ausentes cortando flores marchitas.

Bucólica

Ulises dijo...

El sonido del silencio.
El gato pardo del gatopardo.
Las preguntas sin respuesta no deben ser formuladas.

La cantante calva