viernes, 12 de noviembre de 2010

"SI YO FUERA PRESIDENTE" / Y UN POEMA DE CARLOS EDMUNDO DE ORY









Había un programa de televisión, de Fernando G. Tola, que se titulaba "Si yo fuera presidente", dice un cliente en el bar. Y otros dos clientes se dan por aludidos, y aquí comienza la canción, la sátira de hoy, entre una café con leche, un cortado y un carajillo de "Anís del Mono".

Si yo hubiera querido, si yo hubiera mandado aquello, si yo hubiera dicho esto y lo contrario, si yo hubiera ordenado que vuelen Sierra Morena o el Montseny (o la Sagrada Familia, que dirían otros), si yo hubiera decidido esto y aquello y lo de más allá, ¿otro gallo nos cantaría?, se pregunta, duda, "si yo fuera presidente", y cantaran los gallos al alba su canción y la contraria, con el auditorio lleno de pieles de serpiente, y otro carajillo, pero éste de licor Benedictine, más estomacal.
.....................
Un recuerdo y un poema de Carlos Edmundo de Ory



Carlos Edmundo de Ory, un poeta de los pies a la cabeza (y con pijama, añadiría él).

En los años 60, con Manuel Herrero (traductor al castellano de "Las criadas", de Jean Genet), Beatriz Lahoz (actriz), y los amigos Gabriel Moreras y Montserrat Martín, acompañamos al poeta hasta el Ateneo de Barcelona, donde Ory dio una conferencia magistral y circense sobre el tema "El yo y el poeta", refiriéndose a los poetas que se citan a sí mismos con nombre y apellidos, tentación del yo en la que incluso cayó el universal César Vallejo. 
Sobra decir que, más tarde, el poeta había perdido la llave de la habitación del Hotel Continental, en la Rambla, llave que no había entregado al salir hacia el Ateneo.


El suplente del cronista

5 comentarios:

Ulises dijo...

Calos Edmundo de Ory era, el solo, el surrealismo español. A semejanza de Luis Buñuel en el cine, o Dalí en la pintura.

Surrealista

Ulises dijo...

Habría que citar también el "suprarrealismo" de Vicente Aleixandre, gran poeta y hoy tan olvidado. En el caso de Edmundo de Ory (ya no sé cómo escribir su nombre y apellido), hay una mezcla de expresionismo y surrealismo a la española, o el esperpento de Valle-Inclán, que se anticipa al surrealismo.

Insurrecta

Ulises dijo...

"Todo poema resulta un cadáver para mí".

del Diario de Carlos Edmundo de Ory.

Ulises dijo...

El Postimo, de Carlos Edmundo de Ory (y otros escritores), el Movimiento Pánico, con Fernando Arrabal (y otros escritores), aquí están las raíces de una literatura hispánica, esperpéntica, que ha tenido más influencia de lo que se cree, una influencia soterrada pero real.

Lectora

Francesc Cornadó dijo...

LLORAMOS LA MUERTE DEL PADRE DEL POSTISMO.

FRANCESC CORNADÓ