sábado, 6 de noviembre de 2010

PROHIBIDO EL PASO

Postal antigua de la Sagrada Familia













Los turistas se quejan de que no pueden acceder al templo de la Sagrafa Familia, los vecinos se quejan de los rodeos que tienen que dar para llegar al trabajo y volver a casa, a una señora le ensucian la bandera pontificia del balcón, el presidente no quiere ir a misa, mi padre tampoco, dice la nieta del anarquista del barrio. Todo el mundo se queja, prohibido el paso. Más abajo, en el Barrio Gótico, estamos esperando la llegada del vecino accidental para hacerle algunas fotografías, si nos lo permiten los vigilantes de la playa y de la Catedral de Barcelona (atención, turistas: no es la catedral del mar).
Pero los católicos están contentos, en general. Otros dicen que no es esto lo que conviene a la fe, pero también irán a misa, como los políticos, que, como indicaba muy bien nuestro otro vecino, el cardenal arzobispo Lluís Martínez Sistach, "van a misa como van al fútbol". Indicar, como curiosidad, que en Catalunya llamamos Sistach y no Martínez a nuestro cardenal arzobispo (semejante al caso Zapatero), anticipándonos así al nuevo orden de los apellidos (aunque el mismo data de 1999, excepto el orden alfabético, que sería el único orden realmente nuevo para las familias en desacuerdo, padres y madres en desorden que aspiran a ordenar al hijo o hija, añade sarcástica la nieta del anarquista, que hoy ha venido al bar  dispuesta a armar más bulla de lo habitual, entre dos cafés.

El suplente del cronista

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Lluís Martínez i Sistach (Barcelona, 1937), eclesiàstic català, és cardenal i l'actual arquebisbe de Barcelona.

Va néixer a Barcelona el 29 d'abril de 1937. Estudià el batxillerat als Germans Maristes i seguidament ingressà al Seminari Major de la seva ciutat. Estudià, del 1956 al 1959 la carrera de mestre a l'Escola Normal. Fou ordenat sacerdot a Cornellà de Llobregat el 17 de setembre de 1961. Estudià seguidament a la Pontificia Università Lateranense de Roma, per la qual es doctorà el 1967 en drets civil i canònic mitjançant la tesi "El dret d'associació a l'Església".

(de Viquipèdia)

Anónimo dijo...

Lluís María Martínez i Sistach, arzobispo y cardenal español, nació en Barcelona el 29 de abril de 1937.

Entre 1963 y 1967 fue coadjutor de la parroquia de Sant Pere de Gavà. Desde ese último año y hasta 1973 fue notario del tribunal eclesiástico de Barcelona. Desarrolló su actividad pastoral en las parroquias de la Mare de Déu de Montserrat y de Santa Isabel d'Aragó de la ciudad condal. De 1971 a 1977 actuó de subsecretario de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Entre 1978 y 1987 fue vicario episcopal y después vicario general de la archidiócesis de Barcelona. Desde 1975 fue profesor de derecho canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, y en 1987 fue elegido presidente de la Asociación Española de Canonistas.

(de Wikipedia)

Ulises dijo...

Recuerdo que en un poema, César Vallejo también dice que "no hagan bulla".

El heraldo negro

Ulises dijo...

Los papeles de la seguridad ciudadana, de la policía nacional, arrojados en plena calle, en la Vía Augusta. Si esto no es una película de Berlanga, podría serlo.

Insurrecta (e insegura)

Ulises dijo...

El Papa, el Rey, el Presidente, el Polícía, la Cantante y el Taxista.

Cinéfila

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
PENSION DE ULISES



ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

Francesc Cornadó dijo...

Con esto de la Sagrada Familia empiezo a tener dudas de su emplazamiento. Creo que esta mole arquitectónica está amenazando la estructura del túnel del AVE, puede ser que debido al peso del templo se estropee este túnel tan nuevo y tan guapo. Yo creo que deberían trasladar la Sagrada Familia al litoral.

Salud

Francesc Cornadó