martes, 2 de noviembre de 2010

REBELDES CON CAUSA EN EL BARRIO


























Fotografía: Matilda Sagan, Niña paseando al cuervo

la vanguardia.es
El misterioso benefactor que pagó las pancartas 'Volem un barri digne'. Ya ha llegado de China una segunda remesa con 500 pancartas, que paga de su bolsillo un empresario, vecino del Gòtic, afectado por la degradación.
Un empresario catalán, residente en el barrio Gótico del casco antiguo, es quien está detrás de la exitosa proliferación de pancartas con el lema Volem un barri digne. Bajo ningún concepto quiere que se revele su identidad, algo que sus beneficiarios, claro, se lo respetan escrupulosamente. Habrá pagado ya unas 2000 pancartas, según los cálculos del comerciante Lluís Nicolau, que es su principal distribuidor. Él las almacena y las regala desde su zapatería Palou, en la calle Hospital 65, aunque delega una parte de la distribución en el kiosko papelería Dueñas, de Hospital 97.

Nota para turistas
Sigue la lucha en el Barrio Gótico, con pancartas y escritos contra los poderes de todo tipo y condición, incluidas las mafias políticas e inmobiliario-turísticas, porque no sólo de "camellos" y "prostitución" vive el Círculo del poder corruptor del barrio. Como ya hemos escrito en otras ocasiones, también en este barrio se crían los niños y envejecen los adultos, cosa que al parecer sorprende a algunos y lamentan los especuladores del suelo, de la tierra y las personas. Ahora que el Papa será vecino del barrio al alojarse en el palacete catedralicio de la calle del Bisbe, esperamos que, en tanto que vecino accidental, intervenga a favor de la rebelión del barrio contra los poderes endemoniados de la ciudad, que circulan por las esquinas y miden los metros cuadrados de cada rincón (con y sin orines).

El suplente del cronista

4 comentarios:

Ulises dijo...

Todo es especulación, y no filosófica.

Diógenes

Ulises dijo...

Algunos deberían aprender a vivir en un barril, y a no usurpar lo ajeno en nombre de lo común.

Insurrecta

Ulises dijo...

El poder corrompe, todo poder corrompe, sobre todo cuando abunda, corre y desaparece el dinero de los demás.

Anarco

Ulises dijo...

A pesar del título de la película, traducido en españa como "Rebelde sin causa", ¿puede existir un rebelde sin causa, una rebeldía sin causa? Hay causas, muchas causas para una rebeldía.

Airada