lunes, 8 de noviembre de 2010

EL REGRESO DEL DULCE JIM

Regresa el Dulce Jim después de dar la vuelta al mundo, después de ver tierras lejanas y seres desconocidos.
Después de ver que algunas muchachas atrevidas se escapan de casa para ver la llegada de los marinos, en puertos y playas donde vuelan pájaros azules y crecen flores de arena:
Pero en las playas de las ciudades resulta inevitable mancharse de alquitrán el camisón.
("Las adolescentes...")

Después de ver, también, que en el barrio portuario hay una niña que, cada día a las doce de la noche, baja al portal para abrir la puerta a los muertos, ante la incomprensión y el enfado del sereno que vigila las puertas del barrio. Pero el tío Jacobo, que murió antes del 36 y no está acostumbrado a la mala educación, quiere retar en duelo al sereno y a los otros vivos que son mal educados y hablan mal de la niña, la niña que baja las escaleras y abre la puerta a los muertos cada noche.
 ("Cerré la puerta...")

El suplente del cronista 

4 comentarios:

ANA B. dijo...

Es el libro más hermoso de la poesía española de la segunda mitad del siglo XX, y de la actual también. como lo son todos los libros de Ana María Moix, capaz de darnos la mejor y más bella literatura; una maravillosa artista del arte de narrar. Celebremos tu regreso, Dulce Jim.

Ulises dijo...

"Baladas del Dulce Jim", un libro precioso, donde el verso y el poema en prosa se interrelacionan para contarnos y cantarnos la infancia, el amor, la soledad, las aventuras de la vida y la palabra.

Insurrecta

Anónimo dijo...

Poesía, cuento, canción popular, fotogramas, adolescentes solitarias cantando en el puerto las baladas del Dulce Jim.

Marinero en tierra

Ulises dijo...

Poesía a imagen y semejanza del cuento. Cuento a imagen y semejanza de la poesía. Poema y cuento, "Baladas del Dulce Jim".

El chico pelirrojo