domingo, 24 de octubre de 2010

EL COPISTA, LA MONARQUÍA Y EL PARO

















Se comenta en un restaurante casero del Barrio Gótico (menú, 9 euros), el fallo del Tribunal Europeo sobre la cuestión del impuesto sobre los Cds. y la copia profesional y la privada. Y uno de los clientes pone como ejemplo este dilema:
-Cuando un diputado o un senador español copian un documental en su casa, ¿qué clase de copia están grabando, una copia profesional o una privada? ¿Dónde empieza y dónde acaba el uso particular de un Cd.?
Si compro un Cd. para uso particular, pago el impuesto incluido en el precio, grabo las fotografías de "mi camino de Santiago" para uso de mi familia y, por ejemplo, mi sobrino pequeño las cuelga en la red, ¿quién me pagará derechos de autor cuando las imágenes sean copiadas por algún otro usuario, ajeno a mi familia?
-Déjate de monsergas familiares, le dice otro, y prueba este rabo de toro a la catalana.

-Sólo añadir, antes de probar el guiso de toro -responde el primer cliente-, que el príncipe Felipe de Borbón, en su discurso de los Premios Principe de Asturias, nos recuerda, citando a Ortega y Gasset, que debemos vivir con valentía, con sana ambición y actuar con más ética para superar la crisis, ya que la situación del parado es tan sólo transitoria:

"Una sociedad solidaria e inclusiva en la que tantas personas sin trabajo sepan que su situación es tan sólo transitoria, nunca una desesperanza sin final" (el país.com), nos anuncia para animarnos en el valle desértico de esta crisis.
Y con el rabo de toro a la catalana, un vino tinto de la casa, concluye el cliente y prueba, al fin, el segundo plato del menú de 9 euros.

El suplente del cronista

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Menos mal que nos animan.

Poeta en paro (en lo profesional, que no en lo poético)

Ulises dijo...

No está mal el discurso. Lástima que no haya una edición bilingüe castellano-catalana.

Pinocho

Ulises dijo...

En el Raval se pueden encontrar menús más económicos que no sobrepasan los 9 euros, a 8 y 8.50.

Comensal

Ulises dijo...

Las monarquías con los parados, al igual que los gobiernos. ¿Congelarán los salarios de los monarcas y las pensiones de los políticos cesantes?

Insurrecta

Anónimo dijo...

Sin comentarios. Diálogo de besugos, las palabras se las lleva el viento, y ande yo caliente y ríase la gente.

Músico callejero

Francesc Cornadó dijo...

Una crisis sistémica como la que nos ha caído encima y aún tengamos que oír estas majaderías, estos discursos de frívolo optimismo. ¿Se piensan estos borbones que somos tontos?

Salut

Francesc Cornadó