sábado, 11 de septiembre de 2010

11 DE SEPTIEMBRE EN BARCELONA

Fotografía: Matilde Sagan, Otra gamberrada en la calle de La Plata (Barrio Gótico)
Son las 8 de la mañana. Un vecino de mi casa, lampista, se encuentra por la calle con otro vecino, un chico portugués residente en el Barrio Gótico, y le dice que está desolado: están cerrados todos los bares, granjas y hornos, imposible tomarse un café con leche.
El lampista le recuerda el día que es hoy, 11 de Septiembre.
¿11 de Septiembre?, responde el chico portugués. ¿Y tanta desolación, no será quizá por lo de las "Torres gemelas"?, añade.
No, le aclara el vecino lampista, el 11 de Septiembre también es "La Diada", la fiesta nacional de Catalunya, y hace ya un tiempo que la Generalitat ordena que esté todo cerrado, a cal y canto, incluso las tiendas de comestibles de los pakistaníes y las de verduras y frutas de los chinos. Alguno quizá se atreva a abrir más tarde. Sí, algunos bares y cafés-hornos seguro que abrirán más tarde, dice el vecino lampista. No todo será duelo en esta "Diada": fiesta paradójica, alegría, duelo, insatisfacción, estatuto corto, estatuto largo, estatuto recortado, fiesta y duelo, todo revuelto en un día de Septiembre, el 11, en que se celebra una revuelta derrotada allá en el 1714.
Saludo a los dos vecinos y les comento un par de cosas. Otro vecino, que nos ha oído desde el balcón, se entromete en nuestra conversación matinal para informarnos que acaba de escuchar por radio que Obama, la ONU y la OTAN perseguirán por tierra, mar y aire a un pastor de ovejas, catalán y ateo, que ha anunciado que subirá al Canigó y quemará los textos de 50 Constituciones y 100 Biblias.
Le decimos desde la calle que lo ha entendido mal, que el pastor no es de ovejas ni es catalán, y que lo que pretende quemar son 200* ejemplares, no 50 ni 100, del sagrado libro del Corán. El vecino se enfada y cierra el balcón de un portazo.

(*Corrijo el número de ejemplares, de 1 a 200, gracias a un comentarista.)

El becario del suplente del cronista

12 comentarios:

Ulises dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ulises dijo...

No hay que quemar libros, ni sagrados ni no-sagrados. No hay que quemar el Corán, pero tampoco las Biblias, la Torá, ni las Constituciones democráticas, ni el Estatut.

Ciudadana

Ulises dijo...

Ni guerras de libros ni guerras de personas. Los políticos y los religiosos simpre andan metidos en guerras, pero los muertos siempre son otros.

Insurrecta

Ulises dijo...

"Te mato porque tu libro no es mi libro": civilización, cultura, humanismo.

Nihilista

Ulises dijo...

¿Libros sagrados? ¿Libros profanos?
Mejor sería leer sin tanto prejuicio religioso, sin tanta ideología política, simplemente leer y dejar en paz al ser humano.

La lectora paciente

Ulises dijo...

Y todo por unos Libros, por la interpretación de unos Libros, de religión, de política, tanta sangre derramada a lo largo de los siglos, hasta hoy, ¿a beneficio de quién?

Una pregunta

Ulises dijo...

Recordar una derrota, celebrarla en un día de fiesta, ¿no parece más bien una "gatada" de Pitarra o una humorada de Santiago Rusiñol? No sabemos lo que ellos habrían escrito sobre esta paradoja histórica...

La Bandolera cómica

Ulises dijo...

Un poco de seriedad, un poco de respeto no estaría mal, en un día como hoy, de reflexión.

Ciutadà

Ulises dijo...

¿A qué 11 S., se refieren? Ando ya un poco confundido. ¿Qué es eso de celebrar las derrotas? En USA no celebramos nunca las derrotas, quede bien claro.

Residente

esperanza dijo...

Farenheit 451? No, por favor

Ulises dijo...

Una corrección: Este reverendo quería quemar unos 200 ejemplares del "Corán" y no 1.

Corrector

D J R-S dijo...

En Puerto Rico conmemoramos, porque políticamente habría poco que celebrar, el aniversario del único, fallido alzamiento (¿oficial?) contra la corona Española en 1868, El Grito de Lares, el 23 de setiembre, precisamente...