sábado, 21 de agosto de 2010

ALARMA EN LA TIERRA: LA INVASIÓN DE LOS BLOGS
























El último artículo del ensayista y profesor de sociología Enrique Gil Calvo, nos anuncia que los responsables del próximo apocalipsis, de la ruina socioeconómica y cultural de nuestro planeta tierra, son los blogueros y sus microrrelatos, y los medios de comunicación que ya los imitan en su descaro analítico. He aquí un par de fragmentos del artículo "Lecturas en corto y ruido en la Red", publicado en "El País" (21.8.2010):

En esta época de prolongación de la longevidad, cuanto más largas se hacen las vidas humanas, más cortas resultan las lecturas que permiten guiar el flujo vital. La demanda de mercado lo demuestra bien, pues solo se venden microrrelatos, ensayos breves o novelas que parecen largas, pero que se leen como se escriben: de un solo plumazo. Y en la Red no digamos, pues donde estén los post de los blogueros que se quiten los artículos sesudos (como presume de ser éste). Es la moda impuesta a la manada por las redes gregarias como Twitter, que requiere textos de forzada brevedad (longitud máxima de 140 caracteres). Algo que este mismo periódico acaba de emular con su último lanzamiento digital, el microblogging 'Eskup'. Y lo mismo ocurre con la prensa, donde ya casi nadie lee las apretadas columnas de los artículos, contentándose con los titulares a modo de rápido resumen.

(...)
En consecuencia, pugnando todos entre sí por ver quién extrae a corto plazo mayor rentabilidad especulativa, periodística y electoral, unos y otros renuncian a proporcionar un relato lineal con perspectiva de futuro y sentido de la realidad, dejando por defecto que en la Red se construya por agregación de microrrelatos un cuento coral de terror carente de significado: una cacofónica historia de zombis iletrados que está causando la ruina colectiva de la comunidad civil.

Nota
Ignorábamos, hasta hoy, que los blogueros, con sus microrrelatos, estaban detrás, no sólo de la crisis lectora y de pensamiento, sino también de la crisis económica mundial. ¿Se habrá confundido el profesor al escribir "bloguero" por "banquero"?
¿O se refiere sólo a ciertos economistas y a los responsables de enseñanza, educación y deporte nacionales con tentaciones blogueras (y periodistas sumisos al poder, medios de comunicación subvencionados, etc.), que escriben al dictado de políticos que tienen también, oh, la moda, sus blogs públicos personalizados? También desconocíamos que en el Crack del 1929 hubiera ya tantos blogueros en acción, con sus post y microrrelatos corrosivos capaces de dinamitar el buen funcionamiento del sistema planetario social, económico y cultural. Cómo pasa el tiempo, y bajan los blogs e invaden la tierra y la comunicación se expande, buena, regular y mala como en los libros, en los medios tradicionales de comunicación y en las columnas y "artículos sesudos" que cita y reivindica el profesor Gil Calvo.
En suma, es la crisis del tiempo, y ya desde finales del siglo XX nos encontramos en tierra fronteriza, como diría Eugenio Trías, en el límite, un límite histórico y existencial entre el final de una época y el comienzo de otra. Los tiempos y las técnicas han cambiado.
El problema no es el blog, ni el microrrelato, ni el relato breve, ni el artículo corto o largo, ni la poesía o la prosa, el problema es la sumisión y dejadez al escribir, la sumisión y dejadez de quien escribe, sea escritor, periodista, bloguero o poeta.

El suplente del cronista

5 comentarios:

Ulises dijo...

La llamada aristocracia del pensamiento, del arte, de la escritura, etc., tienen miedo a las nuevas tecnologías. No soportan la globalización democrática, la generalización de la cultura, que pueda estar en manos de todos y sin respetar las jerarquías de esos plastas (plúmbeos) del pensamiento arcano (antiguo, viejo) que se muerde la cola, como la pescadilla frita que tanto les gusta.

Bloguera

Ulises dijo...

La cultura es para todos, sermonean. Pero nosotros, los jerarcas, seremos quienes la dirijan. Vamos, como los políticos que van de demócratas y esconden al déspota que llevan dentro.

Diseñador gráfico

Ulises dijo...

En definitiva, lee mis artículos sesudos, plúmbeos, de plomo, y déjate de prosa breve, fluida y concisa. Mueran los relatos cortos!

Lectora

Ulises dijo...

Sin embargo, Gil Calvo también tienen razón: se abusa del microrrelato, de lo corto, de lo breve e insubstancial. En su artículo, me sobran los insultos y desprecios que dedica a los blogueros, esa fobia injusta: mal ejemplo de sociólogo, cosas de la edad.

Lector

Anónimo dijo...

Ahora entiendo lo de Irak i Afganistán, todo empezó en un blog...es que los blogueros, con sus cortos escritos tan escuetos, incitan a eso, a guerras, luchas, mala leche...ya se sabe
esperanza