jueves, 29 de julio de 2010

LA CANCIÓN DEL VERANO: DE LA SAGRADA FAMILIA A LA PLAZA DE TOROS MONUMENTAL

Fotografía: Ramón Dimas, La Sagrada Familia





























Fotografía: Zerkovitz, Plaza Monumental

Ya en las noches del barrio suena y se baila la canción de este verano, "De la Sagrada Familia a la Plaza Monumental", con esta letra de autor anónimo (aunque más de uno sospecha del hijo del panadero):

Dicen que bajo el suelo de la Sagrada Familia,
están los urinarios públicos romanos de Barcelona.
Dicen que bajo la arena de la Plaza Monumental,
están los esqueletos romanos de los toros que cornearon a los cristianos.
Dicen que el Papa, este noviembre,
vendrá a Barcelona a bendecir y expiar las piedras de tanta confusión,
acompañado de creyentes, políticos, toreros y cocineros,
regada la plaza con tinto de verano de Alella y Mataró
(se repartirán hostias de harina consagrada, de Lleida, durante la comunión).

El becario del suplente del cronista

8 comentarios:

Ulises dijo...

Es una vergüenza la manera en que nos torean. Pero, ¿dónde se han educado esos políticos nuestros, en qué Universidad de la Mediocridad? Con lo que está cayendo, y ellos a jugar al toro en medio de la crisis brutal...

Perpleja

Ulises dijo...

Son profesionales. Cobrar, callar y disimular todo lo que es importante y necesario para el ciudadano. Y luego, un buen retiro en la torre junto al mar, sufragada por nosotros.

Insurgente

Ulises dijo...

En todas partes cuecen habas (para el pueblo), y aquí a calderadas.

Ciudadana harta

Ulises dijo...

Es nuestro deber defender a los animales, y también estaría bien no maltratar a los electores. Pero esos tipos no creen en nada, sólo en seguir "chupando del bote dorado".

Hija de desertor

Ulises dijo...

¿No es posible otra política, otros políticos?
Señores, señoras, ¿no se cansan de hacer el ridículo?
Los de mi partido son los buenos, los puros. Los de tu partido, son los malignos, los corruptos. El coro de la política es igual que el coro de la Iglesia: los fieles cantando amén, y los obispos excomulgando al de enfrente.

Abstencionista

Ulises dijo...

No hay que abstenerse. Criticar, corregir, intentar cambiar las cosas y las personas. Cambiar el mundo. O intentarlo.

Pragmático

Ulises dijo...

Todos a la calle, diputados y "parlamentaris" despedidos con una indemnización de 20 días por año, y nada de prejubilaciones. Y que entre una nueva generación, a ver si hay más suerte y menos carterista, deseante del bolso ajeno.

Estilista

Ulises dijo...

Estoy con los toros, con la tauromaquia y el cante jondo, García Lorca, Alberti, Picasso, Miguel Hernández, y la Rumba catalana...

Rumbero de Barcelona