lunes, 14 de junio de 2010

POR UNA INCINERACIÓN SOSTENIBLE






















Nuevas técnicas de incineración para que los muertos no contaminen a los vivos

En el cementerio de Montjuïc se ha instalado un nuevo y potente horno crematorio para cadáveres humanos.
Eficaz, rápido y sostenible, mediante tres filtros ultrasensibles se controlará la emisión de polvo, gases contaminantes y metales pesados.
Se garantiza que una hora de cocción (¿lo habré entendido bien?) será suficiente para que el cuerpo humano salga volatizado al espacio infinito, con una ceniza de mejor calidad, sin substancias contaminantes adheridas.
Incineración moderna, pionera en el Estado español, según informa la cadena de televisión de Barcelona, BTV.
No se nos dice el precio individual de tan moderna y lujosa cremación, aunque sí sabemos que el artilugio en cuestión tiene un coste aproximado de un millón de euros.
Todo sea por una incineración más práctica y sostenible (sobre todo, sostenible), y la limpieza del aire para que respiren mejor los vivos.

Pero, ¿qué decir y qué hacer cuando son los vivos quienen contaminan a los vivos y también a los muertos?

El becario del suplente del cronista

20 comentarios:

Ulises dijo...

Un servidor, como exvivo, se opone a ser objeto de burla: no creo haber contaminado más que la mayoría de vivos.

Exvivo

Ulises dijo...

No tengo nada que decir:
el muerto al hoyo y el vivo al bollo.

Ulises dijo...

Nadie contamina más que esta sociedad de pillos. Pobres muertos, como ya no se pueden quejar...

Higienista

Ulises dijo...

Hay que pagar para morirse. LLegará un día en que te dirán: Para morirte, primero tienes que pagar. Quien no paga, no muere.

Neomarxista

esperanza dijo...

Recomiendo dar el cuerpo a la ciencia, no cuesta ni un eurito, os recogen muertecitos en vuestra casita, haceis pasar un rato divetido a los estudiantes de medicina y les evitatis un buen rollo económico y de trámites a la familia. Me queda la duda de cómo eliminan los trocitos que quedan después de la juerga...pero me da igual.
Esperanza

Ulises dijo...

Y el aire más puro brilla...

Neoclásico

Ulises dijo...

¿Y que será del tan citado "polvo enamorado"?

Quevedesca

Ulises dijo...

No hay problema: el "polvo enamorado" (como síntesis última y bajo tierra de los huesos de un amante), ha pasado ya por un proceso de purificación, de insecto a insecto, y, por lo tanto, no es contaminante en absoluto para los seres vivos que están arriba.

Nuevo Werther

Ulises dijo...

A mí lo que más me preocupa son los seres vivos contaminantes.

Aprensivo

Ulises dijo...

La vida siempre ha estado contaminada desde sus orígenes.

Apocalíptico

Ulises dijo...

¿Para cuándo otro Nuevo Testamento que nos redima de tanta contaminación?

Conductor de bicicleta o ciclista

Ulises dijo...

Pronto daré a conocer mi nuevo descubrimiento: una síntesis química que nos protegerá de toda contaminación de la vida y de la muerte, y de todas las deudas que tengamos pendientes. Incontaminados, viviremos felices, comeremos puras perdices y dedicaremos poesías a todos las vecinas y vecinos.

Presidente de Comunidad de Vecinos

Ulises dijo...

No debería sorprendernos esta noticia. Somos lo que somos, un proceso bioquímico en constante transformación. Del fuego a la ceniza, de la ceniza al oro oculto.

Alquimista

Ulises dijo...

No está mal. Si lo que dice el Alquimista fuera cierto, al final de los finales todos seríamos oro oculto. Claro que al final nuestro mineral precisoso sería descubierto y manoseado por los seres terrestres.

Proporción Áurea

Ulises dijo...

Un texto realista que podría ser surrealista. Yo también vi y escuché la noticia en BTV.

Alucinado

Ulises dijo...

La cramación es una forma limpia de desaparecer de este perro mundo. Pero me gusta más la cremación hindú que la occidental: aquélla, al aire libre, junto al río, me parece más natural.
La cremación occidental me recuerda a otros hornos crematorios, no puedo evitarlo.

Prejuicio

Ulises dijo...

CREMACIÓN

Costo y beneficio ambiental
1
Beneficio.
Para algunos, la cremación es preferible por razones ambientales. La inhumación o sepultura es fuente de ciertos contaminantes ambientales. Las soluciones embalsamantes, pueden contaminar afluentes subterráneos de agua, con mercurio, arsénico y formaldehído. Los ataúdes por sí mismos también pueden contaminar. Otra fuente contaminante es la presencia de radioisótopos que se encuentren en el cadáver debido entre otras cosas a la radioterapia contra el cáncer, víctima del cual falleció el difunto.

La creciente escasez de espacio para los cementerios es otro problema. En Estados Unidos, el ataúd es colocado dentro de una fosa de hormigón o concreto, lo que disminuye el espacio, convirtiéndose en un problema serio. Muchos cementerios, particularmente en Japón y Europa, han comenzado a padecer la falta de espacio.

2
Costo.
Por otro lado, investigaciones recientes indican sobre el daño potencial que ocasionan las emisiones de las cremaciones aunque comparativamente pequeñas en escala internacional, permanecen estadísticamente significantes. Entre otras emisiones, los contaminantes orgánicos persistentes, indican que la cremación contribuye con un 0.2% en la emisión global de dioxinas y furanos.

(de WIKIPEDIA)

Ulises dijo...

Apreciaciones religiosas de la cremación.

Mientras las religiones abrahámicas prohíben la cremación y prefieren el entierro, las religiones del Este como el hinduismo y el budismo ordenan el uso de la cremación. En dichas religiones el cuerpo es visualizado como un instrumento portador del alma al nacer. Una de las citas del Bhagavad Gita señala: "Así como las vestimentas viejas son lanzadas lejos y se toman nuevas, el alma sale del cuerpo después de la muerte para tomar otro nuevo". De ahí que el cadáver no sea considerado sagrado, desde que el alma lo ha abandonado; así pues, la cremación no es considerada como poco ética por la religiones orientales. En el sijismo, el entierro no está prohibido, aunque la cremación es la opción preferida por razones culturales más que por razones religiosas.

De acuerdo a las tradiciones hindúes, las razones para preferir la destrucción del cuerpo a través del fuego en lugar de sepultarlo es la de inducir un sentimiento de la separación del espíritu fresco e incorpóreo, a quien será útil alentar en su paso a "el otro mundo" (el último destino del muerto).

de Wikipedia

Ulises dijo...

Así, con tanta erudición crematoria, da gusto incinerarse. Vamos, como una acción poética más, casi.
Lo que hay que vigilar es que no te incineren en contra de tu voluntad, hay cada pariente por ahí...

Desconfiada

Ulises dijo...

Seguro que a Woody Allen se le ocurriría un buen comentario.

Cinéfilo