viernes, 25 de junio de 2010

OTRA PERSPECTIVA DEL JAMÓN ABANDONADO, RAMON LLULL Y EL ARTE BASURA

Martina Stein, Restos


Francisco de Pájaro, "El arte es basura"

Otra perspectiva es posible.
Martina Stein, fotógrafo, ha dado una paso atrás, se ha inclinado a la izquierda, hacia el puerto, y ha cambiado la perspectiva de la fotografía del jamón abandonado.
Debajo, vemos la estatua de Ramon Llull en un rincón de la Universidad de Barcelona.
Y más abajo aún, en el contenedor del Everest, se desploma la figura desnuda del arte entre la basura.
Se trata de eso: dar un paso, cambiar de perspectiva y combinar lo visto.
¿Políticos, economistas y artistas conocerán la leyenda del jamón abandonado?


El suplente del cronista

8 comentarios:

Ulises dijo...

¿Se trata de cambiar el pie de sitio y ver las cosas de otro modo? No parece tan difícil.

Observadora

Ulises dijo...

En la película de Bigas Luna, "Jamón , jamón", hay una pelea a jamonazos, a golpes de jamón.
Lo mismo que en nuestro escenario político, tan goyesco siempre.

Cinéfila

Ulises dijo...

Lo malo de ciertos políticos es que se llevan a casa el jamón de los otros. Los artistas y poetas, por lo general, no tienen ni para mortadela.

Charcutero lector

Ulises dijo...

Mejor una buena mortadela, propia, que un jamón serrano ajeno.

Ilustradora

Ulises dijo...

¿Por que fue abandonado el jamón menguante de la fotografía? ¿Estaba poco curado, no era del gusto del consumidor? Seguro que se trataba de un regalo, es decir, fácil de abandonar en la calle, como los perros y gatos.

Curioso

esperanza dijo...

Cuano veas los jamones de tu vecino colgar, pon a los tuyos una cuerda...
esperanza

Ulises dijo...

En el cuadro de Goya, dos tipos a bastonazos: España y su esencia sigue igual, si cambiamos los bastones por discursos políticos y finanzas. A palo limpio (esperemos que sólo verbal).

Goyesca

Ulises dijo...

Tengo jamones a buen precio para poetas y pintores hambrientos, si es que aún los hay (pintores y poetas hambrientos) en este siglo.

Jamonería/Charcutería de primera clase