domingo, 13 de junio de 2010

HA SIDO RESUELTO EL ENIGMA ECONÓMICO EUROPEO

Fotografía: Martina Stein, Fiesta en el Paralelo (Barcelona)















El enigma económico español ha sido resuelto por las mentes preclaras europeas de la economía mundial, y lleva como título, EL Gran Milagro Económico (recítese cada sílaba con empaque oratorio):

Todo consiste en reducir, congelar y aumentar, reducir salarios y congelar pensiones, aumentar precios, reducir gastos sociales, aumentar gastos burocráticos, todo consiste en reducir, congelar y aumentar a la medida justa de cada país de la zona euro, zona de futuro, moderna, deportiva, turística, como todo el mundo español sabe, como todo el mundo europeo sugiere y como todo el mundo del mundo vaticina echando las campanas, no al vuelo, sino al suelo.
Todo consiste en esto, y si se cumple, también el milagro será posible y se cumplirá en la preciosa vida de cada uno.

En otras palabras, dicen en el barrio:
Apríetese el cinturón usted y no yo, y guárdese sus expectativas milagrosas.


(Texto financiado por el Parador Nacional del Turista Inquieto)

El becario del suplente del cronista

11 comentarios:

República Barataria dijo...

Con la reducción de salarios, la congelación de pensiones, el aumento de precios, la reducción del gasto social y el aumento de los gastos burocráticos sólo se consigue llenar las arcas de las multinacionales y cumplir las ambiciones del club Bilderberg. Esto es un pulso entre el gran capital y los gobiernos democráticos. Si no se produce no llegaremos a nada y de esta no nos saldremos. Hay que evitar el despilfarro y producir. Todo lo que nos ha venido encima tiene tiene un parangon claro con la situación que se daba en la caída de Imperior Romano, vista la historia nos queda por delante un largo periodo de obscuridad, miseria y sumisión igual que la Edad Media que precedió al Imperio Romano. ¿seré apocalíptcio si vaticino quinientos años de recesión?

Que no nos pase nada.

-De hecho ya nos está pasando.

Ulises dijo...

Sí, esto parece la caída del Imperio Romano (léase Europa).
Nos espera una larga etapa de congelación.

El hombre del tiempo

Ulises dijo...

Por si acaso, aprovecharé para ponerme a régimen.

Poeta esteticien

Ulises dijo...

De cosumidores a consumidos, sólo hay un paso.

Replicante de Baltasar Gracián

Ulises dijo...

Buenos tiempos para la buena línea, no poética, sino corporal.

Esteticista

Ulises dijo...

Adelgace y tenga una presencia más lírica en salones, bares, presentaciones, lecturas y demás fiestas de guardar (la línea).

Agente postliterario

Ulises dijo...

Donde comen dos editores o novelistas, pueden comer cinco poetas, ocho, diez, ¿hasta veinte poetas? Pruébenlo y no se arrepentirán (tampoco tienen otra opoción).

Cocinero de la Bodega Bohemia

Ulises dijo...

Menús asequibles para matrimonios de artistas, filósofos parejas de hecho, novelistas separados, críticos solteros y poetas extraviados.

Parador Nacional del Turista Inquieto

Ulises dijo...

Festín poético.
Donde comen dos (editores, agentes o novelistas), comen tres (poetas, si son poetas auténticos, de raíz pura y dura y acostumbrados a comer de todo).

Poeta Por Supuesto

República Barataria dijo...

Para comer deberemos ir tras los pasos de los miembros del Club Bilderberg, a ver si dejan caer algun pequeño mendrugo de pan para podernos llevar algo a la boca.
Largos años de obscuridad. Adelgazaremos, nos saldrán ojeras, los niños lloraran y les colgaran los mocos, como en los peores años de la postguerra, iremos andando para no gastar en transporte. No habrá ni revolución, no tendremos fuerzas para el combate.

-agorero maldito.

-al tiempo, amigo, futuro compañero de miserias.

República Barataria dijo...

Ahora, subvenciones y espectáculos (mundiales de futbol, festivales rock, el circo nacional, los políticos vedettes,etc)

Panem et circenses.

Nerón y los últimos emperadores daban un saquito de trigo a cada ciudadano romano que asistía al espectáculo delo Coliseo.

Que trabajen los desgraciados que están más allá de las fronteras del Imperio (ahora, los del lejano oriente) aquí viviremos de la explotación y de la subvención mientras dure, que pronto se acaba.

Igualito, igualito que en tiempos de la caída del Imperio.