sábado, 1 de mayo de 2010

VIDAS AMENAZADAS EN CIUTAT VELLA (BARCELONA)

Fotografía: Patau Montaña, Calle Nueva




















Los vecinos de Ciutat Vella están indignados, sobre todo los del Raval, que el otro día organizaron una manifestación en la Plaça Sant Jaume para protestar una vez más contra la delincuencia y el mercado de la droga. Se repite la historia: dos vecinos ya han decidido irse del barrio después de haberse enfrentado y denunciado a algunos de esos delincuentes.

Decíamos que se repite la historia porque, antes del 1992, es decir, antes de los juegos olímpicos, muchos fueron los ciudadanos que abandonaron Ciutat Vella por culpa de la llamada "inseguridad ciudadana" (eufemismo aplicado a robos, droga, prostitución, turistas borrachos, ruidos, suciedad).

Es lamentable que no se actúe más directamente contra la proliferación de esas pequeñas mafias (las grandes y beneficiarias del negocio deben estar escondidas en los barrios altos) que invaden las aceras y los bares, a partir del mediodía, en algunas calles del Raval, por ejemplo: las calles Hospital, Sant Ramon, Robadors, Sant Pau, entre otras, y cruzando la Rambla e infiltrándose también por Escudellers, en un intento de ampliar el mercado.

La dimisión de la regidora de Ciutat Vella, Itziar González, presionada y amenazada de muerte por más de una mafia, es todo un símbolo de la conflictividad que se está volviendo a vivir en la zona baja del Raval, y que ahora se está desplazando también hacia la calle del Carmen.
Como dicen los vecinos, aquí no se puede vivir tranquilo, no al menos con la misma tranquilidad y limpieza con que se vive en la Diagonal, por ejemplo, y sin embargo a la hora de la verdad -argumentan- pagamos los mismos impuestos que ellos en materia de seguridad ciudadana y limpieza, entre otros.
Y además aquí, en este barrio, conviene recordar que también viven niños.

El suplente del cronista

18 comentarios:

. dijo...

Los vecinos de Ciutat Vella tienen toda la razón del mundo, es intolerable que estos delincuentes vayan a sus anchas con toda impunidad, pero también debemos intolerar estos otros delincuentes que con asesoramiento de API's y abogados practican el mobing inmobiliario en Ciutat Vella

República Barataria

Ulises dijo...

Sí, indignante. ¿Algún día conoceremos las presiones y amenezas que recibía la regidora de Ciutat Vella?
Este barrio sí que es donde la ciudad cambia de nombre, como decía Paco Candel: Barrio Chino, Distrito Quinto, Raval..., siempre el mismo barrio abandonado y maldito por la delincuencia.

Exvecino del Raval

Ulises dijo...

Han creado la Rambla del Raval, un Hotel de máxima categoría (parece que no tiene mucha clientela, no me extraña), y ahora están construyendo la Filmoteca entre las calles Robadors y San Pablo, en los dominios de la delincuencia, los proxenetas, las prostitutas y los drogadictos que están en la calle.
Buen panorama, si el barrio no queda saneado.

Vecina nueva

Ulises dijo...

¿El poder político no puede erradicar a esos grupos mafiosos, que convierten a Barcelona en una ciudad, sí, muy turística, pero también insegura, peligrosa?
¿Intereses creados? ¿Qué intereses?
¿Las ciuadades necesitan suburbios, barrios pobres, insalubres, barrios bajos para que vivan bien en los barrios altos?

Desconfiada

Ulises dijo...

Más preguntas:
¿Por qué no hay narcosalas en el Paseo de Gracia, en la Bonanova, en Sarrià?
¿Por que no hay una narcosala y comedores sociales en el Eixample, en la Barcelona modernista?
¿No saben que aquí, en Ciutat Vella, tenemos dos, que yo sepa?
Una en Atarazanas y otra en San Honorat, junto a la Plaça San Jaume? No está mal, ¿verdad?
Esperemos que abran una en el Eixample, en algunos bajos o entresuelos de los arquitectos modernistas de Barcelona.
Sean solidarios, ciudadanos, y pidan una narcosala para sus barrios altos.

Prerevolucionaria Siglo XXI

Ulises dijo...

No, no queremos narcosalas en nuestro barrio:
los pisos bajarían de precio, de categoría. "El negoci és el negoci.

Modernista especulador

Ulises dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ulises dijo...

"29/4/2010 EL CONTROL DE LA FAUNA URBANA
Barcelona ha sacrificado 413.000 palomas en 19 años."

El periódico.com

¿Y la paloma de la paz, habrá sobrevivido a ese exterminio?
Entre unos y otros, la calle sin barrer (y no me refiero a los barrenderos y barrenderas, que hacen lo que pueden con la guarrería ciudadana).

Otra vecina, otra calle

Ulises dijo...

¿Por qué se ha suprimido un comentario?

Intrigado

Ulises dijo...

Un error técnico al parecer.
Esperemos que no sea una amenaza vía informática.

Administrador

DanteBertini dijo...

cuando se trata de matar, animales o árboles, el hacha cae rápida y contundentemente.
No hay que equivocarse: tampoco en el Eixample hay vigilancia; no hay más delitos, mugre y desorden porque la estructura social es otra y el aluvión turístico, con sus consecuencias lógicas, sin entrar en detalles escatológicos, es menor por el momento.

Supongo que el comentario lo ha suprimido el autor, arrepentido. Que no haya pánico. El miedo tiene más poder que la realidad misma.

¿El anónimo constante de los comentarios se debe a esto?

Ulises dijo...

Es cierto, Dante, en el Eixample también hay sus "rollos", pero está todo mejor organizado, más limpio, y la prostitución no se ve en la calle, aunque hubo sus problemas en la parte baja de Bruch-Girona.
En cuanto a los anónimos que citas, no creo que sea por miedo, sino más bien que algunos comentaristas se han habituado al juego del seudónimo justiciero, como los personajes El Zorro, El Coyote o Batman, enmascarados y justicieros.

at

Ulises dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ulises dijo...

Como dice at, nos hemos acostumbrado a batallar con "seudónimos justicieros", como La Pimpinela Escarlata o El Guerrero del Antifaz.
Por otro lado, no todos podemos firmar con el bello nombre de Dante.

Boquita pintada

Ulises dijo...

¿Por qué todos los mendigos, vagabundos, alcoholizados y drogadictos sin techo, tienen que vivir tirados por las calles y plazas de Ciutat Vella? Consultada la Guardia Urbana, responden que sólo pueden ingresar a un vagabunda enferma, que hace sus necesidades en un portal o entre dos automóviles, o a un mendigo demente que se orina en los pantalones, si ellos mismos lo aceptan. De lo contrario, la norma es dejarlos libres con sus miserias.

Denunciante

eclesiastes dijo...

"inseguridad ciudadana" (eufemismo aplicado a robos, droga, prostitución, turistas borrachos, ruidos, suciedad).
?

se puede ser camello, drogadigno, puta, puto, turista borracho, medndigo, pobre, piesnegros, perrofaluta, colgado, loco,
y no ser más molesto ni con menos derecho a habitar y vivir la calle que l@s que trafican, se drogan, prostituyen, chulean, pobrean, piesnegrean, perroflautean con otras cosas, y lo son de forma más evidente.
la suciedad y el ruido tiene muchos origenes.
he vivido en los callejones de la Cera, Robador, Nou de la Rambla, el LLeo; he sido varias de los oficios que se sugieren como indignadores del barrio.
sí he visto a la urbana y a las autoridades chulear putas, pobres, bebedores, etc.
ser lumpen no significa ser educado ni bueno, pero tampoco lo contrario.

Llibertat y feliz día de los martires.

Ulises dijo...

Cuando he escrito "Vidas amenazadas en Ciutat Vella", he pensado en los vecinos del barrio, pero también en los vagabundos y drogadictos que son también vecinos. No hay desprecio hacia el "ser lumpen", marginado o lo que sea y que se orina en los pantalones o duerme tumbado en la acera. Al contrario, he querido hacer una denuncia de los que viven de ello y preguntar por qué una ciudad crea esos barrios marginales, esas bolsas de miseria donde se malvive, donde malviven todos (no hablo de buenos y malos). Nadie vive en la miseria ni se droga en el Barrio Chino por capricho. Otros lo hacen y viven en mejores condiciones, sin tantos riesgos ni cárcel, ¿por qué? ¿Diferencia de clases también en esto? No soy marxista, aunque Marx no se equivocó más que otros.
Por cierto, yo también soy nativo de Ciutat Vella, es decir, conozco el paño desde la infancia.

El suplente del cronista

Ulises dijo...

No tengo nada contra las narcosalas, tengo una cerca de mi casa, pero, es curioso, ¿por qué no ponen una en el Paseo de Gracia, en la Diagonal o en la calle Mandri? ¿Tanto miedo tienen en los barrios altos? ¿O tienen miedo a perder el negocio con sus pisos y tiendas?
Se trata de eso. En una ciudad hay que repartir los beneficios y los problemas ciudadanos, entre todos.
Escoger un barrio para la miseria, para los marginados es propio de sistemas genocidas. La libertad es otra cosa.

Neomarxista