lunes, 10 de mayo de 2010

CAPÍTULO FINAL DEL CÓMIC

Fotografía: Janet Xirgu, El P.O.U.M en el Saló del Còmic



Capítulo final, con el POUM.
Andreu Nin (nueva Biblioteca con su nombre en las Ramblas de Barcelona), fundador del POUM, traductor de Dostoievski entre otros autores rusos, detenido y asesinado por los stalinistas llegados a Catalunya, creo que se sentiría orgulloso de esta sección que el Salón del Cómic ha dedicado a la guerra incivil española.
Y también George Orwell (Plaza con su nombre junto a la calle Escudellers), el autor de 1984, Rebelión en la granja y Homenatge a Catalunya, que se había afiliado al POUM y que no fue asesinado por los agentes soviéticos por muy poco.

Utopista

1 comentario:

Ulises dijo...

Hay cómics y cómics. Los hay que te dibujan unas aventuras fantásticas (las "aventis", como decíamos antes y recuerda Juan Marsé). Hay algunos muy buenos y me divierten mucho.
Y hay otros, que te narran una vida mediante una secuencia de viñetas impresionantes y te hacen meditar, como "Paracuellos", de Carlos Giménez, o "Macandé" (el cantante de flamenco que se volvió loco, "macandé", en caló), de la dibujante Laura (guión de Felipe Hernández Cava).

Aficionada al cómic