lunes, 19 de abril de 2010

DONDE LA CIUDAD NO CAMBIA DE NOMBRE

Fotografía: Suárez, Plaza Real (1951)


















Dicen en el barrio que ha presentado su dimisión la regidora de Ciutat Vella, Itziar González. Vecina del barrio, conocía los problemas del Barrio Gótico, Raval, Barceloneta, etc., así como los grupos mafiosos y los intereses creados de todo tipo que a menudo obstaculizan la solución eficaz e inmediata de esos problemas. A lo largo de tres años, los vecinos podían verla aquí y allá, inaugurando centros, nombres de calle (Francesc Pujols), fiestas populares de verano e invierno, pero también discutiendo con los vecinos en los centros cívicos, o hablando por la calle, sobre las medidas a tomar contra la inseguridad ciudadana y la convivencia (drogas, prostitución, robos, invasión turística).

Vecinos y comerciantes de Ciutat Vella esperan que el nuevo regidor también les escuche y no les defraude, y que tenga el coraje necesario para asumir los graves problemas de este distrito "maldito" de Barcelona. Una zona urbana donde el turismo se mezcla con los vecinos y comerciantes de siempre y con los nuevos residentes. Un distrito con bajos fondos, cuya delincuencia e intereses corruptos se adaptan a cada época, y donde la ciudad no debiera cambiar de nombre, como indicaba el escritor Francisco Candel.
Porque en este barrio, aparte de iglesias y otros monumentos, también conviven y permanecen muchas familias trabajadoras y niños, con sus tiendas, ambulatorios, escuelas y juegos.

El suplente del cronista

3 comentarios:

Ulises dijo...

Un barrio complicado. Demasiados intereses, y no sólo la delincuencia extranjera. Casas degradadas, que luego se convierten en mansiones para turistas, por arte de magia, como se decía antes. Demasiada gente y demasiados intereses para una zona tan pequeña.

Un vecino

Ulises dijo...

Nadie quiere la prostitucion y las narcosalas en sus barrios. Solución: todo para abajo, Ramblas abajo, donde la ciudad, no nos engañemos, aún cambia de nombre y de calidad de vida.

Una que se fue del barrio

Ulises dijo...

A Itziar González desearle suerte. Y cuando se recupere, esperamos verla al frente de alguna Asociación que luche por Ciutat Vella y por Barcelona. Aquí falta gente luchadora, ella lo sabe muy bien.

Trabajadora social