viernes, 1 de enero de 2010

Y AHORA LOS REYES MAGOS, QUE NO SON DE ESTE MUNDO

Fotografía: Matilde Sagan, I centenario de la tienda "Palacio del Juguete", de Barcelona.













Y ahora sólo nos queda ya por celebrar la epifanía, la llegada de los Reyes Magos a los portales, cuando había portales, a los balcones, cuando había balcones. Son los Reyes Magos, de barba blanca, rubia y negra, que vienen de otros mundos, con obsequios de oro, incienso y mirra (si mi ilusión gastada no recuerda mal).
Son los Reyes Magos que hacen ofrenda, que ofrecen lo suyo y no expolian lo ajeno, son los Reyes Magos de otro mundo.

El becario de Navidad

2 comentarios:

Ulises dijo...

Hay Reyes (los mágicos) y reyes (los de la tierra). Los primeros tienen sentido, sobre todo en el dominio de la imaginación. Los otros, una antigualla, pero cotizada a precio de oro.
Lo dicho, hay Reyes y reyes.

Un artista de circo republicano

Ulises dijo...

Imaginar no cuesta dinero (a lo sumo, unos cuantos regalos para la familia, para los niños).
Los otros reyes son los "realmente" costosos, y toda la burocracia que es menester para mantenerlos, además de mantener a los presidentes, vicepresidentes, ministros, diputados nacionales y autonómicos, senadores, jueces, fiscales, ejército, policía, etc.
Una selva burocrática.

Walden Ausiàs March