sábado, 19 de diciembre de 2009

MUCHO RUIDO CLIMÁTICO Y POCAS NUECES ECOLÓGICAS, O DE CUANDO LA TIERRA SURGIÓ DEL VIENTO

De Chirico, El enigma de la hora

















el país.com
Un pacto climático bajo mínimos
Obama acuerda con China y los países emergentes un pacto que considera "un primer paso".- La Cumbre del Clima rebaja sus expectativas para salvar la cara


RAFAEL MÉNDEZ (Enviado especial) - Copenhague - 18/12/2009
Estados Unidos, China y otros gigantes en desarrollo como China, India y Brasil cerraron este viernes por la noche un acuerdo raquítico para salvar la cara en la Cumbre del Clima de Copenhague. Tras acordarlo a puerta cerrada, Obama comunicó el acuerdo a la UE, que lo aceptó. El texto, de tres folios, no incluye cifras de reducción de emisiones -todos los países se comprometen a presentarlas el 1 de febrero de 2010- y no incluye el concepto "verificación" de emisiones, que tanto molestaba a China. En su lugar, la transparencia, que era clave, queda como que habrá un sistema "internacional de análisis y consultas" que queda por definir.


Nota
Las grades potencias occidentales, después de haberse desarrollado como han querido y contaminado a todo el mundo, piden a los países en desarrollo que no contaminen tanto, que no contaminen ni se desarrollen como lo han hecho ellos, los paíse más ricos y explotadores de recursos a lo largo de décadas y décadas -y muchos siguen haciéndolo y beneficiándose de la contaminación, a pesar de lo que dicen-.

Obama corrige su discurso y donde decía "debe", dice "debería".

China, la India, Brasil, entre otros, preguntan a Occidente: "Y vosotros, ¿dónde estabais cuando explotabais todas las materias primas de la tierra sin contemplaciones?"

Y Hugo Chávez, el más chistoso, añadió, más o menos: "Señores, si esto fuera un Banco, el agujero de ozono bancario ya estaría resuelto y bien lleno".

Pero el más literario fue el presidente español, que, citando a los filósofos presocráticos, a Anaxímenes de Mileto, para quien "el aire es el principio de todos los seres", proclamó: "La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento." Sólo al viento.

Suponemos que el autor del discurso del presidente escribió esta sentencia filosófica, presocrática, aprovechando también la fama y popularidad de la canción de Bob Dylan, "La respuesta está en el viento".
Por lo demás,
creemos que la frase ya conocida como "sentencia del viento", no fue pronunciada con mala intención, sino con buenos aires y buen talante, con brisa favorable para España y la tierra entera, a merced de los vientos, como ya sabemos todos.

El suplente del cronista

3 comentarios:

Albert Lázaro-Tinaut dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Albert Lázaro-Tinaut dijo...

¿Acaso alguien era tan ingenuo que esperaba más de esa cumbre, sobre todo después de lo que quedó de Kyoto? Las auténticas decisiones están en manos de los lobbies económicos, que dictan siempre las palabras de los políticos..., y éstas se las lleva siempre el viento.

Ulises dijo...

Sólo decir que el comentario suprimido no ha sido eliminado por los administradores del Blog.