miércoles, 18 de noviembre de 2009

PERSECUCIONES EN EL MAR Y MANIFESTACIONES EN LA TIERRA

Juan García Iranzo, El Cachorro (Ed. Bruguera, 1951)














- Velvet Keys - My Baby's Gone

Suenan las campanas y se reanuda la pesca del atún, a toda máquina.
Huyen los piratas con el maletín lleno, perseguidos, dicen, por los helicópteros de la armada española que han salido volando tras ellos, a toda máquina, pero los piratas siguen huyendo y zafándose de las ráfagas de ametralladora hasta alcanzar la playa, donde, según los observadores más cercanos, desaparecen en el anonimato entre los bañistas y pescadores de Somalia. No es un tebeo o cómic ni una película de aventuras.

Se reanuda, pues, la pesca del atún, bajo la estricta vigilancia armada de los mercenarios entrenados a tal fin por el ejército español, a toda máquina.

Y volverán las manifestaciones, como antaño las golondrinas (que aún regresan, pero de otro modo, más despistadas, alterado el sentido de la orientación por mar y tierra, con tantos piratas y corsarios...).
Se anuncia ya que los sindicatos españoles se manifestarán, a toda máquina, contra los empresarios, y los empresarios contra el gobierno, y éste contra la oposición, y la oposición contra aquél, y las instituciones centrales contra las autonómicas, y éstas contra las centrales. No se manifestarán, sin embargo, según fuentes dignas de todo crédito (?), los delincuentes de guante blanco ni los directivos empresariales y políticos de Bancos y Cajas, y así sucesivamente por los tiempos de los tiempos..., mientras dicen en el barrio:
"Mañana me voy a dar de alta en el Paro, las máquinas están paradas".

El suplente del cronista

1 comentario:

Ulises dijo...

Sana y salva la flota del atún. Sana y salva la flota de la armada española. Sano y salvo el gobierno. Ahora que salgan a escena los mercenarios,a ver qué pasa. Como diría Cantinflas, para machos, nosotros, que somos otros aunque seamos nosotros haciendo de otros. Hasta la próxima "atunada".

Sobrina de pescador de la Barceloneta