martes, 13 de octubre de 2009

EL OFICIO DE CONTAR, EL OFICIO DE TRADUCIR

Mike Mignola, Hellboy: El Cadáver... (Norma Ed.)





















el mundo.es
Catalina Gómez Ángel
(Fragmento)

"Desafortunadamente, Fariba está acusada de propaganda en contra de la República Islámica de Irán", explicó a EL MUNDO su abogada, Mina Jafari. La letrada asegura que hay evidencias de que la traductora, de 28 años, continúa siendo presionada para confesar los cargos fabricados por sus interrogadores. Es lo que vienen haciendo con más de un centenar de personas que permanecen detenidas como consecuencia de las protestas que surgieron después de las elecciones presidenciales del 12 de junio.
(...)
Según versiones de su familia, Fariba fue capturada el primer día de Ramadán -el 24 de agosto- en casa de sus padres, al oeste de Teherán. Se la llevaron tres hombres vestidos de civil que llevaban una orden de la Corte Revolucionaria de Teherán. Los agentes de seguridad llegaron antes de la hora del 'iftar', la ruptura del ayuno, revisaron la casa y, junto con Fariba, se llevaron sus papeles y su ordenador.

Bloguera y reportera
Fariba Pajooh es una reconocida y activa bloguera
-afterrain.persianblog.ir-, además de una reportera política. Ha trabajado para la agencia de noticias "Ilna" y para algunos medios reformistas como el periódico 'Etemad Melli'. Este medio impreso pertenece al candidato Mehdi Karrubi y está clausurado desde hace unas semanas.
(...)
Reza Pajooh, que había pedido que no se hiciera público hasta ahora el caso de su hija, tenía la esperanza de que fuera liberada en pocos días. Su caso es un ejemplo más de la presión a la que continúan siendo sometidos decenas de periodistas, políticos y personas vinculadas con el movimiento reformista. Desde entonces más de 4.000 personas han sido detenidas, entre ellos alrededor de 50 periodistas y blogueros.

Nota.
El oficio de vivir, el oficio de contar, el oficio de traducir, periodistas, blogueros, antiguos y nuevos oficios, pero siempre el mismo cuento de terror, el mismo peligro al contar.

El suplente del cronista

2 comentarios:

Ulises dijo...

También en el oficio de poeta hay peligro, pero la peligrosidad es otra, y no me refiero a morir guillotinado en el almacén de una Editorial, que necesita sitio para las novedades.

Poeta en ciernes

Ulises dijo...

Lástima que los poetas ya no se comprometan como en otro tiempo. Ya no está de moda "el compromiso" del escritor, del intelectual. A escribir y a vivir, que son dos días. Soledades, desamores, un poco de ecología y algún que otro versito citando a los pobrecitos de otro país, siempre de otro país, cuanto más lejos, mejor, menos peligrosos, como la energía nuclear que luego importamos para nuestros "cacharros".

Poeta en lucha